Blogia
Centros Chilenos en el Exterior
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

Ultimo adiós: Fieles de toda la ciudad despidieron al padre Juan

Ultimo adiós: Fieles de toda la ciudad despidieron al padre Juan

Con la misa de exequias y una recorrida por las comunidades donde dejó su impronta, ayer fueron despedidos los restos del sacerdote. Destacaron el gran acompañamiento de los feligreses.

Río Gallegos Miercoles, 17 Abr 2013     

La Opinión Austral

Desde que trascendió la noticia sobre el fallecimiento del padre Juan Barrio Herrero, en la ciudad pudo verse una gran cantidad de muestras de afecto y aflicción hacia el presbítero que dejó su huella en la diócesis.

Llegada al cementerio local

Desde el lunes, se abrieron las puertas del santuario de San Cayetano para darle la despedida final a uno de los sacerdotes que brindó mayor ayuda a los más necesitados en Río Gallegos. Los feligreses, sin distinción de edades, se acercaron a lo largo tanto del día como así también de la noche.

A lo largo de de la jornada se oficiaron misas cada una hora, siendo la de las 13:30 de ayer la más concurrida, y presidida por monseñor Miguel Angel D´Annibale. Una gran cantidad de personas acompañó la misa de exequias del sacerdote.

Luego de ello, se llevó adelante una recorrida por aquellas parroquias e iglesias en donde el padre Juan dejó su impronta.

Es de recordar que el fallecimiento del sacerdote se produjo luego de 15 días de permanencia en la Terapia Intensiva del Hospital de Río Gallegos, por un durísimo golpe en la cabeza que tuvo el domingo de Pascua al resbalarse en el Obispado de Río Gallegos.

Seguir su ejemplo

El sacerdote Sergio, previo a la misa de exequias, comentó a LU12 Radio Río Gallegos que “mucha gente ha venido a despedir al padre. Realmente uno ha visto lo que ha hecho aquí en la ciudad, tanto cerca de los pobres, acompañando todas las realidades que le tocó, siempre con mucho amor y fuerza. Nos ha dejado a todos un gran mensaje”.

Despedida en el Santuario San Calletano

Del mismo modo, también sostuvo que “todos lo consideran un padre y un amigo, una persona que ha estado cerca de ellos, por eso vinieron a dar con esperanza cristiana, el último adiós. Realmente ha venido gente de diferentes sectores de la ciudad, de los barrios más alejados, ha venido gente porque el padre Juan era el padre de todos”.

Finalmente mencionó que “lo mejor que podemos hacer es continuar el legado del padre Juan en cada una de nuestras comunidades, vivir lo que él siempre predicó: la paz, el perdón y ser realmente solidarios, generosos, ayudándonos unos a otros”.

Por su parte, el vicario general de la Diócesis de Río Gallegos, Antonio Rant comentó que “era impresionante la cantidad de gente que se ha reunido desde la noche del lunes, estaba muy lleno el santuario. Llegamos sobre la hora al cementerio, allí también había muchísima gente”.

Los restos del padre Juan Barrio fueron depositados provisoriamente en el panteón de sacerdotes salesianos, aunque hay dos posibilidades, una es entregarle los restos a su única hermana en España, o dejarlo en nuestra ciudad.

 

 

 

0 comentarios