Facebook Twitter Google +1     Admin

Centros Chilenos en el Exterior


http://centroschilenos.blogia.com

Bienvenidos al sitio Centros Chilenos en el exterior. Estamos construyendo un espacio para que ustedes puedan mostrar sus actividades culturales y sociales o anunciar la concreción de las mismas. Por favor, envíen sus notas a esta dirección: arischar@yahoo.com.ar. Los saludas cordialmente Arístides Chamorro Rivas.

SUBE TU CURRICULUM VITAE a este Blog utilizando el comando "Publicar Artículo"

"El hombre no puede ser separado de Dios, ni la política de la moral": Santo Tomás Moro

Cel. de Contacto 54 9 2966 473910 (Argentina)

Temas

Archivos

Enlaces


La pascua de los Jaivas

20060419005646-los-jaivas.jpg

¡A Isla de Pascua los boletos!

La visita de René Olivares, ilustrador de toda la gráfica del conjunto musical, guardaba un secreto para celebrar: un viaje al ombligo del mundo proyectado para el mes del mar, donde la agrupación grabará canciones nuevas y antiguas. La presencia profunda de “Gato” Alquinta y Gabriel Parra marca el nuevo trabajo que salda una deuda con la cultura polinésica.

 Rodrigo Quroz  www.lanacion.cl

Juanita Parra toca la batería moviendo el cuello en pequeños círculos. Claudio Parra desplaza sus huesudos dedos por la superficie del teclado Yamaha. Eduardo Parra mira a un lugar que no existe –“al horizonte de mi mente”, tal vez– mientras presiona un par de acordes en su teclado frente a su hermano. Al centro, Mario Mutis pulsa las cuerdas de su bajo y el público, unas 30 personas, baila enloquecido.

Al fondo del escenario, René Olivares, el ilustrador eterno de las carátulas y los afiches del grupo, pinta por primera vez en vivo al son de la música. En su lienzo blanco aparece un indio surgiendo de la tierra con los brazos extendidos horizontalmente. El aborigen tiene los ojos blancos y diríase que se involucra en un trance colectivo que envolvió a todos los asistentes al Bar Onaciu la noche del pasado jueves. La presentación íntima y desenchufada de esa velada fue la plataforma perfecta para presentar a Olivares al público chileno. Hubo bromas, diálogo con la concurrencia, brindis con vino tinto, risas, emoción, y en medio de la algarabía, Eduardo y René lanzaron el secreto mejor guardado de la agrupación:

“¡Nos vamos a Isla de Pascua!”, gritaron abrazados en medio de la noche.

 CÓMO LLEVAMOS EL PIANO

El proyecto se viene manejando en silencio desde hace tiempo. El grupo ha mantenido una estricta reserva y no ha querido difundir la noticia, esperando una conferencia de prensa masiva que se celebrará a mediados de esta semana. En la empresa está involucrado el conjunto y la Armada de Chile, y marca en la agenda el día 26 de abril como inicio de un periplo creativo que tiene remembranzas del registro “Alturas de Machu Picchu”, grabado en 1981. En ese entonces, la inspiración vino de la pluma del Premio Nobel Pablo Neruda y legó a la posteridad un disco insoslayable e inolvidables imágenes, como la del piano ascendiendo en helicóptero en medio la imponente belleza de las ruinas del imperio inca y las de unos chascones Jaivas con atuendo blanco en medio del silencio, su música y el viento. En ese entonces, Canal 7 de Lima y Canal 13 de Santiago grabaron con la participación del escritor peruano Mario Vargas Llosa. Hasta ahora no se conoce qué estación televisiva transmitirá la presentación en Rapa Nui, pero la agrupación mantiene conversaciones con varios canales.

“PELVIS A PELVIS”

Los Jaivas han hecho música con la cultura profunda de la raíces latinoamericanas. A la herencia mapuche, incaica-andina y urbano-folclórica, ahora quieren sumar la sensualidad y la cosmogonía de la cultura rapa nui. La agrupación ha tocado en la Antártica y el archipiélago de Juan Fernández y sólo faltaba el gran pedazo de tierra flotante de los moais para desparramar su semen creativo en todo el territorio nacional.

La nueva aventura que surcará el Pacífico desde finales de este mes se materializará en un DVD de al menos 10 canciones con material nuevo y antiguo. La noche del jueves sirvió como adelanto de un tema que aún no tiene nombre. Una canción donde el dúo de pianistas se luce con melodías suaves con un ritmo que tiene matices de bossanova y trote norteño.

Olivares, quien ya se encuentra trabajando en la iconografía del nuevo material (ver recuadro), denomina a la nueva canción “Pelvis a pelvis”, en un divertido guiño a la clásica “Chic to chic”, de Cole Porter, pero más íntima y tierna.

En el escenario del Onaciu, el bullicio es continuo. A los fans les cuesta creer que puedan ver a los músicos tan cerca. Antes del fin, los músicos se van al limbo. Juanita toca un instrumento que imita el sonido de semillas moviéndose, sentada en el suelo del escenario. Mario cierra los ojos. Eduardo no le saca la vista a las teclas que aparecen bajo sus manos. Claudio sonríe mirando al público. Hay momentos en que todos se van a una región misteriosa y tibiamente melancólica. Es como la mirada de esos gatos que fijan los ojos en un punto que no existe en ninguna parte. René pinta y baila. Es el día más feliz de su vida. Juanita, la más taciturna de todos, es como esos gatos. Seguramente, todos en algún momento ven a Gabriel y a Eduardo Alquinta. Tal vez ellos, como dice Olivares, orquestaron desde el cielo este nuevo viaje a la tierra de los moais. LCD


Ternura permanente

“Todo esto ha sido muy rápido y muy emocionante”, dice Olivares luego de su presentación que se enmarcó en el megaproyecto Rapa Nui. Porque la verdad es que su presencia en Chile es para eso. “Siento la responsabilidad de estar a la altura de este compromiso. Cuando Los Jaivas me invitaron a Isla de Pascua, inmediatamente pensé en que Gato y Gabriel estaban preocupándose de que yo no estuviera tan abandonado en Francia”.

–¿Qué te inspira el viaje a Rapa Nui?

–Yo viví ahí. Recuerdo los días bonitos de sol y el mar. Viví momentos maravillosos y trabajé mucho. Todavía no he terminado de desarrollar todo lo que trabajé en ese período. Todo fue sorpresivo y rápido. Recién estoy reflexionando qué significa esto y siento en mi corazón una alegría tremenda de estar con mis amigos. Es el regalo más grande que podía darme la vida antes de juntarnos con Gabriel y Gato en el gran concierto final que daremos allá arriba.

–¿Cuáles son las imágenes que estás trabajando para el DVD?

–A Isla de Pascua la llaman el ombligo del mundo. Nuestro planeta es redondo, pero el lugar donde es más redondo es ahí. Esa parte del océano Pacífico es perfecta. Es la matriz de la vida, ahí los rayos solares se meten en el cristalino oceánico, que es como un ojo inmenso que mira al cosmos. Esta gran esfera que es el mar tiene un punto que es como el ombligo de una madre que espera un niño. De ahí salió la humanidad. Se dice que Isla de Pascua son las cumbres de un continente que se hundió. Hay tanto misterio, fantasía y aventura enterrada entre sus piedras que sin duda sobrará material para graficar este nuevo trabajo.

Además del ojo oceánico y del vientre materno que Olivares tiene en mente, ya pintó un lienzo donde “Gato” Alquinta toca en el cielo. Asimismo, tiene el dibujo de una iguana con una niñita, que por estos días muestra al resto de la banda. Olivares, quien trabaja como escenográfo del teatro El Aleph y de la compañía El Aleph en Francia, estará en Chile hasta el 15 de mayo. Después del viaje a Rapa Nui volverá a los teatros galos, donde actúa por primera vez pintando en la obra “Tiempo rubato”, montaje de la compañía El Aleph, que se exhibirá en Chile en marzo de 2007, con la participación de Aurora Alquinta, hija del inolvidable cantante de la agrupación.

Del cielo a Isla de Pascua

René Olivares dice que terminó con su soledad francesa cuando sintió el llamado de “Gato” Alquinta y Gabriel Parra para viajar a ilustrar el último gran proyecto de Los Jaivas. Aunque la partida de dos de los mayores pilares del grupo resintió emocionalmente a la banda, sus creaciones musicales y conceptuales no han parado.

En 1988, Los Jaivas volvían a Latinoamérica con una gira, pero no podían imaginar que ese recital en el Estadio Santa Laura sería la despedida del virtuoso baterista Gabriel Parra, quien, como un perfecto chinchinero, fue calificado en 1979 por la revista británica “Music Week” como “uno de los mejores bateristas que había pasado por Inglaterra”.

El 15 de abril de 1988, en un lugar conocido como “la curva del diablo”, cerca de Lima, se apagaba el sonido de sus baquetas. Más de 100 mil personas lo despidieron en Viña del Mar. Sin esperar más, en agosto de ese mismo trágico año, el resto del grupo se reunió en París para terminar el álbum que habían comenzado a trabajar un año antes junto a Gabriel: “Si tú no estás”. Tuvieron que pasar seis años para que Juanita, su hija, se sintiera preparada para sentarse tras el bombo.

En enero de 2003, y en medio de las celebraciones de los 40 años de historia del grupo, Eduardo “Gato” Alquinta escribiría una de las páginas más tristes en la bitácora de los viñamarinos. A los 57 años, un ataque cardíaco se llevó a la voz de Los Jaivas. A un año y al regreso de un viaje a Argentina, Eloy, su hijo y reemplazante, sufría un ataque al corazón. Tenía 33 años. Hoy, cuando se conmemoran 18 años de la partida de Gabriel y tres de la de Gato, Los Jaivas vuelven a tomar aire para sobrevolar las alturas del Ranu Raraku.

18/04/2006 20:56. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Cultura

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
www.webstats4u.com