Blogia
Centros Chilenos en el Exterior
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

Lo que dejó el verano 2008

Lo que dejó el verano 2008

la Nacion.cl 

Por Guillermo Miller

Horacio Saavedra va rumbo a Santiago, Pops empacó sus colaless, Raquel está cobrando su cheque en la fila del banco, el concejal Celis retomó su vida monótona y Tonka tendrá que volver a madrugar.

El Festival de Viña 2008 ya es historia, pero nos dejó un puñado de hitos que de seguro repasaremos en un año más, exagerando cifras y acomodando datos para la conveniencia de cada uno.

Es por eso que vale la pena dejar en papel cuanto antes los seis hechos por los que Viña 2008 pasará a la historia.

El triunfo de los feos: Franco de Vita triunfó y lo hizo con argumentos sólidos. El venezolano demostró que es uno de los grandes compositores del continente y que no hay que ser un sex symbol para arrasar y llevarse dos gaviotas. El año de los feos lo ratificó Marco Antonio Solís, quien repitió los argumentos del 2005 para dejar a sus maduras damitas sudorosas y con un par de grados más en su cuerpo. Bien por ellos.

El ying y el yang del humor: Fueron las dos caras de la moneda. Por un lado Kramer, tipo estudioso, mateo, perfeccionista y respetuoso. Le pidieron que no imitara a Julio Martínez y acató. Se rió de 33 figuras del espectáculo y la política, pero lo hizo con altura de miras, elegante, divertido. En la otra vereda Salomón y Tutu Tutu, un show flojo, perfecto para un trasnochado Morandé, pero no para un monstruo exigente y acostumbrado sólo a lo mejor.

Nelly Furtado: Una artista de talla mundial, de pergaminos, que acababa de pisar el escenario de los Grammy hace una semana. Tocó sus éxitos, recibió gaviota y se llevó buenas críticas. Aún así es imposible no pensar que llegó vestida como para un matrimonio, que es la prima patijunta de Madonna, que estaba como para el festival Alcántara y que si llenó el escenario lo hizo más con sus generosas posaderas que con una voz destacada.

La intrascendente reina y la gala: Pasaron sin pena ni gloria. El nombre de la reina quedará en el olvido en un par de semanas y sólo será recordada por haber competido contra un ramillete de mujeres cuyos mejores argumentos son un portaligas y una delantera contundente. Lo mismo sucederá con la gala, carente de vestidos provocadores, glamour y escándalos.

El gran regreso de Luciano Bello: Se robó el Festival, lideró la sintonía y ponceó con cuanta modelo se le puso al frente. Maestro. Camiroaga hizo su pega, desempolvó al personaje que llevaba una década en el ropero y comenzó el año de manera redonda. No podrán decir lo mismo Luis Jara ni Rafael Araneda. Mención destacada para Daniel Sagüés, amigo personal de Camiroaga, quien se lució imitando a Luis Miguel, Elvis, el Puma y Luis Dimas, entre otros.

La tensa relación entre TVN y Canal 13: Se pelearon porque Luis Jara cantó con Franco de Vita, porque un equipo de UC-TV gritó contra Camiroaga en un carrete y sus teleseries vivieron a diario una constante disputa por el protagonismo en la platea. En los matinales ganó el canal estatal, a media tarde empataron y el Festival fue más visto por Canal 13. Empate técnico le dicen.

 

0 comentarios