Facebook Twitter Google +1     Admin

Centros Chilenos en el Exterior


http://centroschilenos.blogia.com

Bienvenidos al sitio Centros Chilenos en el exterior. Estamos construyendo un espacio para que ustedes puedan mostrar sus actividades culturales y sociales o anunciar la concreción de las mismas. Por favor, envíen sus notas a esta dirección: arischar@yahoo.com.ar. Los saludas cordialmente Arístides Chamorro Rivas.

SUBE TU CURRICULUM VITAE a este Blog utilizando el comando "Publicar Artículo"

"El hombre no puede ser separado de Dios, ni la política de la moral": Santo Tomás Moro

Cel. de Contacto 54 9 2966 473910 (Argentina)

Temas

Archivos

Enlaces


Estudiante chilena y su infierno en San Salvador Atenco

20060527185524-foto17120060524202532.jpg

VALENTINA PALMA FUE EXPULSADA DE MÉXICO TRAS VIOLENTO OPERATIVO POLICIAL DURANTE UNA PROTESTA

Foto: A comienzos de mayo una protesta de pobladores en la localidad de San Salvador Atenco terminó con un joven de 14 años muerto, más de 200 detenidos y numerosas denuncias contra uniformados por abusos. 

Documentalista estudia demandar a la policía y al Estado mexicanos, mientras intenta volver a ese país, pese a haber vivido allí una de las peores experiencias de su vida.

Francisco Ramírez

“La puerta del penal se abrió. Nos hicieron avanzar por estrechos pasillos en medio de golpes y patadas (...) En una esquina, en medio de llantos, las mujeres nos contábamos las vejaciones de que habíamos sido objeto. Una joven me mostró sus calzones rotos y su cabeza abierta llena de sangre. Otra contaba que la habían llevado en medio de dos camiones mientras la golpeaban, vejaban y decían ‘te vamos a matar, puta’. Otra joven me comentó que tal vez estaba embarazada”.

Así recuerda Valentina Palma Novoa (30 años) uno de los momentos más dramáticos que vivió tras ser detenida el jueves 4 de mayo en el poblado de San Salvador Atenco (a 40 kilómetros de Ciudad de México), en medio de una protesta.

Aunque se encontraba filmando en calidad de documentalista fue detenida, pasó difíciles horas tras las rejas, siendo expulsada al día siguiente sin una orden legal.

Pero pese a la demencial experiencia que vivió (ver recuadro), lucha por volver a México y terminar su carrera en la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

Dice sentirse desvalida en un Chile donde no puede exhibir un título universitario. “Mi futuro acá se ve difícil: tengo 30 años y ya no soy una lola. Mi estado anímico no es el mejor. Estoy a la deriva...”, cuenta con angustia evidente.

ACCIONES LEGALES

Valentina asegura a La Nación que no está dispuesta a que la violencia sicológica y física (incluido apremio sexual) que le infligió la policía quede impune. Por ello, evalúa junto al abogado mexicano Raúl Jiménez y al chileno Eduardo Contreras, entablar una querella criminal por lesiones contra esa institución y una demanda al Estado mexicano por la expulsión.

Entre las irregularidades de la expulsión está el rechazo del recurso de amparo presentado por Jiménez el viernes 5 de mayo, bajo el argumento de que la estudiante ya no estaba en el país, pese a que lo abandonó sólo a las 23:00 horas. También que no se atendiera el reclamo del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos que, tras calificar su detención como un atentado a la libertad de expresión, pidió su liberación dado que no tenía militancia política.

En tanto, la prensa azteca confirma sus dichos. El diario “La Jornada” calificó de “concluyente” el examen médico legal que se le realizó y certificó “contusiones y hematomas en abdomen, región costal izquierda, hombro y mama derecha, así como en el pulgar y la pierna”. Ello, sostiene el rotativo, refuta al subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Lauro López Sánchez, al indicar que ninguno de los extranjeros detenidos (dos españolas, una alemana y dos chilenos) “fue golpeado por la policía federal”.

INVESTIGACIÓN

Las autoridades mexicanas también investigan los sucesos. Así, la Procuraduría General de la República recibió una denuncia a nombre de siete mujeres que acusaron a la policía de maltrato, vejaciones y violación en San Salvador Atenco. El libelo sería tramitado por la Subprocuraduría de Derechos Humanos o a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra las Mujeres.

El caso ya está en conocimiento del Gobierno chileno. Tras informar del recibo de una carta enviada por la madre de Valentina a la Presidenta Michelle Bachelet, desde La Moneda se explicó a la familia que los antecedentes serían remitidos al Ministerio de Relaciones Exteriores.

En tanto, la documentalista expuso su situación al ministro y jefe de Cancillería de la Embajada de México, Arturo Hernández Basave, a quien pidió información en torno a si fue expulsada o deportada, lo que modificaría el plazo en que podría volver al país. También se ha entrevistado con parlamentarios como el senador Alejandro Navarro (PS), para pedirles asesoría.


TESTIMONIO DEL HORROR

Tras volver a Chile, Valentina Palma Novoa redactó un informe sobre los dramáticos hechos que vivió y presenció. “Los escribí para no olvidar. También para denunciar la violación a nuestros derechos que sufrimos todos los detenidos y particularmente las mujeres a quienes se agredió sexualmente”, cuenta. A continuación, algunos pasajes del escrito:

8 “El 3 de mayo, tras enterarme por las noticias de la muerte de un niño de 14 años, mi condición de antropóloga y documentalista hizo que me conmoviera por lo que me dirigí a San Salvador Atenco a registrar la situación real del poblado”.

8 “En la pantalla de mi cámara veo cómo uno de los policías apunta y dispara hacia nosotros un proyectil. Cuando llegó a mi lado pude oler y sentir que era de gas lacrimógeno”.

8 “Nos subimos a la azotea (...) Un policía gritó: ¡Bájate perra! ¡Bájate ahora! (...) Un hombre ordenó que me taparan con los escudos para que no vieran como me golpeaban. (...) Me levantaron de los pelos y me dijeron ‘súbete a la camioneta, puta’”.

“En el camino fui manoseada por muchos policías (...) Con mis pantalones abajo, la camioneta se detuvo y se me ordenó bajar. Una mujer policía dijo ‘a esta perra déjenmela a mí’”.

8 (En el bus rumbo a la cárcel) “Lloré en silencio, sintiéndome sola en compañía de los otros cuerpos golpeados y pensando lo peor: que nos llevarían a quien sabe qué lugar y que ahí nos matarían y desaparecerían a todos”.

8 “Nos llegó el turno a los extranjeros del chequeo médico. Tenía moretones en los pechos, espalda, hombros, dedos, muslos y piernas. Se recomendó hacerme una radiografía de las costillas pues me costaba respirar, lo que en ningún momento se hizo”.

8 “Me preguntan mi nombre y si tengo algún alias, si conozco al EZLN y si he ido a la Selva Lacandona, que les dé nombres que puedan dar antecedentes de mí, que qué tipo de documentales me gusta realizar. Me dicen que mi amiga América del Valle está preocupada porque me había perdido mientras escapábamos. Recién en Chile me entero que es una de las dirigentes de Atenco que la policía persigue”.

“Llegamos al aeropuerto como a las 6 de la tarde (...) Le cuento a la custodia que llevo en México 11 años, que mi vida está en ese país, que nunca se me dijo que estaba pasando, que todo el procedimiento ha sido ilegal, que he sido golpeada y vejada por la policía. Me dice que le avisaron 30 minutos antes que viajaría a Chile y que notaba algo raro en el procedimiento porque normalmente antes de deportar a alguien se pasa mínimo un mes en la estación migratoria. También que ha de haber sido una orden dada desde arriba”.

27/05/2006 14:55. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Diario La Nación

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
www.webstats4u.com