Facebook Twitter Google +1     Admin

Centros Chilenos en el Exterior


http://centroschilenos.blogia.com

Bienvenidos al sitio Centros Chilenos en el exterior. Estamos construyendo un espacio para que ustedes puedan mostrar sus actividades culturales y sociales o anunciar la concreción de las mismas. Por favor, envíen sus notas a esta dirección: arischar@yahoo.com.ar. Los saludas cordialmente Arístides Chamorro Rivas.

SUBE TU CURRICULUM VITAE a este Blog utilizando el comando "Publicar Artículo"

"El hombre no puede ser separado de Dios, ni la política de la moral": Santo Tomás Moro

Cel. de Contacto 54 9 2966 557877 (Argentina)

Temas

Archivos

Enlaces


Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2012.

Entrevista con el Secretario General de los Trabajadores Bancarios chilenos.

20120102205743-luis-mesina.jpg

“Se abre un ciclo renovado de desobediencia civil en Chile”

Andrés Figueroa Cornejo

 (Cuando se edita la siguiente entrevista, la comisión de la cámara baja del Congreso aprobó la ley promovida por el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, denominada "Resguardo del orden público" que aumenta las penas contra el movimiento social y popular, criminalizándolo todavía más. A propósito, el 2011 hubo en el país 6.000 marchas  entre mayo y diciembre, de acuerdo a la policía, y en Santiago, 115 marchas autorizadas, de las que 44 fueron del movimiento estudiantil, y se detuvo  nacionalmente a 13.000 personas.  Por otra parte, un estudio sanitario reveló que  hasta el 2008 la  tasa de suicidios era de  7,7  personas de entre 10 y 19 años por cada 100 mil habitantes, pero que en 2020 la cifra proyectada aumentará a 12 suicidios por cada 100 mil habitantes de esa misma edad, convirtiendo a Chile en una de las naciones con los índices del espanto más altos del globo. De hecho, 64 % de las licencias médicas de los asalariados son por  trastornos depresivos frecuentes. En otra línea de actualidad, el Movimiento de Pobladores en Lucha (MPL) denunció que “los sin casa de Santiago no podemos quedarnos a vivir acá. Nos acaban de informar que no nos quieren vender los inmuebles que recuperamos por autogestión en el centro de la capital. (…) La clase política hoy nos dice que prefiere licitarlos públicamente y no para nuestro proyecto de vivienda popular. En definitiva nuestro sitio recuperado en la ciudad está siendo arrebatado por el Estado para el lucro inmobiliario.” Pero los golpes a los pueblos no se detienen. El martes 27 de diciembre, el joven Leonardo Quijón Pereira, de la comunidad de Chequenco, comuna de Ercilla, en la Región de la Araucanía, alrededor de las 12.30 horas  fue detenido y sometido  a un control por tres carabineros que escoltaban camiones de una empresa forestal. La aprehensión policial incluyó agresiones físicas y verbales, insultos por su condición de mapuche y amenazas de arresto por causas inexistentes. “Leonardo Quijón fue uno de los expositores en el reciente seminario Violencia Institucional hacia la Niñez Mapuche en Chile, realizado por Fundación Anide y la Red de ONGs de Infancia y Juventud Chile. En la ocasión relató que en 2009, cuando era menor de edad,  fue baleado por carabineros, recibiendo más de 200 perdigones en una pierna que lo dejaron en condición de semi inválido, tras lo cual fue sometido a dos juicios bajo acusaciones que calificó como montajes de la Fiscalía. Detalló las presiones sufridas para que culpara a otros mapuche y los maltratos y torturas padecidas durante los meses que pasó recluido en el Centro de Internación Provisoria de Cholchol, tras lo cual resultó absuelto”, afirma un comunicado de la Fundación de Apoyo a la Niñez y sus Derechos. Por otro lado, vale comunicar que Sebastián Piñera declaró que no se mantendrá el  20%  de impuesto de primera categoría que pagaron las grandes empresas por algunos meses con el objeto de colaborar en la destrucción provocada (también a ellas, por supuesto) por el terremoto-maremoto de febrero del año aún en curso. Desde el 1 de enero de 2012, los grandes capitales continuarán pagando menos que el IVA o impuesto  que cancela todo chileno por cualquier mercancía y servicio que adquiere (19 %). Finalmente, en comunicación directa con el chileno desterrado político en Finlandia -que residía temporalmente en Buenos Aires- desde hace casi 20 años, Hugo Marchant, el ex militante de la resistencia contra la dictadura militar (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=140874&titular=destierro-pol%EDtico-en-democracia:-la-historia-del-chileno-hugo-marchant-) acusó recibo a las 15:00 hrs. del 28 de diciembre de que la Corte Suprema le concedió una estadía en Chile de 15 días. Al respecto, Hugo señaló que “Compañeros,  los invito y llamo a que sigamos por el camino de la lucha. El desafío que tenemos por delante es enorme. Que esta celebración sólo sea un instante, sea lo suficientemente breve para que no signifique una tregua a nuestro enemigo que arrasa,  cada día,  con los derechos de nuestro Pueblo y los Pueblos oprimidos del mundo entero”.)

--------------------------

El Secretario General de la Confederación de Trabajadores Bancarios de Chile, Luis Mesina, es por larga distancia, uno de los más notables dirigentes sindicales  del país andino. No roba, no es flojo y es austero. No se le han mojado las convicciones anticapitalistas, no tiene acciones en empresa alguna, es tan  impulsivo como cerebral, es miembro del directorio de un sindicato base y  académico universitario en materias pedagógicas y de filosofía. Cuenta con poderosos enemigos en la Asociación de Bancos –que reúne al gremio patronal de la industria financiera-, y una breve barra hostil, anónima la mayoría de las veces, y artera siempre. Mesina es dirigente de la única multisindical del área bancaria y de las finanzas de Chile. Almuerza normalmente en el centro de Santiago, en un patio de comida cercano a la sede de la Confederación y la ausencia de alcohol en las actividades ligadas a la lucha o a la convivencia sindical resulta una queja secreta entre algunos. Es cierto, su obsesión compulsiva lo lanza hacia adelante, lo vuelve un lector voraz, una persona inquieta, belicosa y argumentativa. Abajo está su visión actual del país antes de que se evaporen los últimos sudores de 2011.     

-¿Cómo evalúas los efectos del movimiento estudiantil chileno

“Se han abierto perspectivas en todo el mundo, no sólo en Chile, con la irrupción del mundo joven a la lucha social, especialmente en los países del norte africano, el sur de Europa, Estados Unidos y en América Latina (Colombia, Puerto Rico) –que no es algo nuevo, pensando en la juventud de Europa y América en los 60; la de los 50 y que culminó con la Revolución Cubana; de los 40 con la Revolución China, etc.-. En el caso actual, a diferencia de los períodos anteriores, el capitalismo priva los proyectos de vida de los jóvenes. Esto provoca un dilema existencial. Ahora las generaciones se vuelven más dependientes de sus antecesores, los cuales resultan atacados sistemáticamente en el ámbito de la seguridad social y los derechos básicos. También la movilización es fruto de la acumulación de insatisfacciones durante los gobiernos de la Concertación, desde la década de los 90’. Esas administraciones traicionaron la promesa de una mejor vida para las grandes mayorías. Por eso también cayó la Concertación en las urnas, aunque fuera por un porcentaje minoritario de los habilitados para votar. Los estudiantes chilenos se han alzado como uno de los movimientos de mayor combatividad del planeta.”

-¿Qué faltó en el movimiento estudiantil chileno?

“Lo mismo que en todos los movimientos estudiantiles desde 2000 hasta ahora. No se ha logrado generar una vinculación fuerte entre estudiantes y  trabajadores organizados, entendidos como fuerza motora de la sociedad. Los trabajadores perdieron capacidad transformadora por varios motivos. Entre ellos, no porque carezcan de potencia  ‘por naturaleza’, sino porque sus direcciones capitularon -y me refiero a la socialdemocracia y al PC, entre los cuales sólo existen matices indistinguibles- ante las políticas del G7, G8, G20, la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Parlamento Europeo, La Confederación Económica Sindical (CES). En buenas cuentas, no existe movimiento de trabajadores. El sindicalismo que busca representar honestamente los intereses de los asalariados se encuentra fragmentado justamente por el tipo de institucionalidad que se generó para ese propósito.”

-Pero no todo se resuelve de manera puramente institucional o moral…

“El trabajo está organizado de manera distinta. Existen grandes cantidades de trabajadores desempeñándose en el mundo tercerizado o del subcontratismo, en particular en el sector servicio y financiero. Sin embargo, al respecto, es preciso aclarar que, más allá de que se hable de la ‘época de la financiarización’ especulativa, ello en caso alguno significa la extinción de los momentos productivos (en términos ampliados) que son los que en realidad originan el valor y la mercancía. ¿Dónde está la producción, entonces? En los grandes países que cuentan con un alto crecimiento económico, como China, India, el sudeste asiático. En cambio, en la división internacional del trabajo, América Latina está situada como oferente del sector primario, commodities, agro industria. Por eso no hay que obnubilarse con cifras transitorias.”

-¿Qué responsabilidad le cabe a la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT)?

“Está controlada por una suerte de socialdemocracia descompuesta. El rol que juegan el PS y el PC en el movimiento sindical chileno –que es preciso no sobredimensionar- es relativo, pero hasta ahora ha funcionado para dilatar la unidad necesaria de los pocos asalariados organizados entre sí y con los estudiantes. Confunde y produce desconfianza. Y en esas condiciones, la gente no se atreve a dar un paso  con perspectiva, pese al enorme apoyo a los contenidos de la causa estudiantil de la inmensa mayoría de la sociedad. Es como si la única reserva moral y de dignidad   del pueblo trabajador chileno estuviera en los estudiantes, ante un mundo y un país agobiado de injusticias que la gente, hasta ahora, simplemente padece.”

-La Confederación de Trabajadores Bancarios se hizo parte de la lucha estudiantil en las marchas por la educación pública gratuita y de excelencia, al menos toda su dirigencia. ¿Cuáles son las distintas variables, además de la composición de la dirección de la CUT,  que explican sólo el apoyo ‘de gradería’, pero no la presencia concreta de los asalariados en una lucha que los afecta en pleno rostro, bolsillo y vida?

 “Hasta hoy, los trabajadores reflejan la apatía general de la sociedad chilena, ante una facción del pueblo que intenta buscar modos de organización y participación. La fragmentación impuesta por la organización del trabajo, sitúa a Chile en la triste vanguardia mundial al respecto. Por ejemplo, en Italia la Fiat está imitando el modelo chileno (http://www.elclarin.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=21665&Itemid=47). A eso le llaman ‘relaciones laborales modernas’, y suponen un campo donde el derecho al trabajo cede frente a la concepción civilista basada en el vínculo individuo / empresa. Las consecuencias no únicamente comportan un impacto negativo para el trabajo en la distribución del ingreso, sino que profundizan el largo proceso de alienación incubado en el sujeto y que se resume popularmente en que ‘cada cual se salva solo o se rasca con sus propias uñas’. Ese es, acaso, el mayor triunfo del capitalismo en Chile. Al punto que ante la disyuntiva de hacerse parte o no de una movilización estudiantil cuyos intereses le son propios, fueron incapaces de incorporarse. El temor a perder un empleo-miseria, con el agravante de la altísima rotación laboral y donde el 70 % de los asalariados percibe una renta mensual de US$ 600 (2/3 de la fuerza de trabajo), es más fuerte que la voluntad y necesidad de luchar. Y estamos mencionando un elemento sustantivo que ni siquiera pudo lograr el mismo Pinochet. En rigor, la dirigencia de la CUT es un puñado de funcionarios de la administración de turno del Estado que cumple un papel auxiliar en el problema de fondo que corresponde a los niveles superlativos de alienación promovidos premeditadamente por los gobiernos de la Concertación y de los cuales coyunturalmente goza Sebastián Piñera. En este sentido, los puntos de inflexión simbólicos y políticos se encuentran en la validación de la Constitución del 80 durante el gobierno del socialista Ricardo Lagos, y más tarde, esta vez, bajo la administración Bachelet, cuando el líder del PS, Camilo Escalona, levantó los brazos junto a Larraín (Renovación Nacional), Sergio Bitar (http://www.youtube.com/watch?v=q-3MaNKVAV4), la propia Bachelet y comparsa, a modo de acuerdo estratégico frente a una institucionalidad fundada en la enseñanza lucrativa, pura mercancía. Entonces todos los paradigmas de la educación, desde el racionalismo académico hasta las corrientes de la teoría crítica, que jamás sostuvieron y sostienen que el actual sistema de educación camina hacia el mejoramiento del sujeto con capacidad de aprendizaje, fueron  barridos políticamente.”

LA LUCHA POR LOS AHORROS PREVISIONALES

-Los trabajadores bancarios se han caracterizado por su lucha contra el saqueo de los ahorros previsionales administrados por empresas privadas (AFP). ¿Qué medidas recientes han tomado?

“Presentamos la primera demanda contra la Afp ING Capital (holandesa con capitales del grupo Saieh) el pasado 16 de diciembre, que forma parte de un conjunto de demandas contra otras Afpes que realizaremos las próximas semanas.”

-¿Cuál es el contenido de la demanda?

“Es una acción legal que involucra a 155 trabajadores bancarios por un monto de US$ un millón 260 mil dólares, debido al daño previsional ocurrido el 2008. Los obstáculos tienen que ver con que la demanda debe hacerse por institución, y dado el presente ordenamiento jurídico, hemos tardado dos años en presentar la acción. El procedimiento es tremendamente farragoso, y se sustenta sobre el artículo 48 del Decreto Ley 3.500 que establece que los fondos de pensiones tienen que contar con una rentabilidad mínima, cuestión que no ha ocurrido con los ahorros para la jubilación de los chilenos. Lo que nos espera, de continuar las Afpes, son pensiones de hambre para muchos, y para otros, ninguna. El sistema sólo reporta beneficio a sus dueños. Y tienen la facilidad para invertir y colocar representantes en directorios de distintas empresas, como el retailer en crisis La Polar, donde se dilapidaron US$ 1.900 millones de dólares de nuestros ahorros. ¡Y no existe ningún resguardo ni control sobre los fondos aventurados en la inversión! El tramo de ahorros de más riesgo puede ser invertido en bolsas o corporaciones extranjeras hasta en un 70 %. Hoy lo más grave, debido a las pérdidas millonarias de capital, corresponde a los anuncios de aumentar en dos o tres puntos las cotizaciones forzadas de los trabajadores. Ya está entre un 12,5 a un 13 % de los salarios. Como si no bastara, quieren incrementar en dos años la edad para jubilar; esto es, en los hombres de 65 a 67 años.”

-¿Qué propuesta de salida se advierte desde los trabajadores?

“Una intervención total del Estado en los fondos, donde las inversiones sean de superior seguridad. Porque ocurre que los ahorros latinoamericanos ahora se están prestando a Europa que le urge liquidez ante la crisis. Es preciso avanzar contundentemente a un régimen previsional solidario y universal.”

LA BANCA O LA VIDA

-¿Cómo está la salud de la industria financiera que opera en Chile?

“A diferencia de lo que pasa en otras latitudes, aquí la banca continúa siendo un negocio tremendamente exitoso.”

-¿Y cómo se ha sostenido la alta tasa de utilidades?

“Por la intensificación de la explotación de los trabajadores de la propia industria que significa no sólo más tiempo de trabajo impago, como podría suponer la curva o ley de rendimientos decrecientes. Los controles laborales son altamente eficientes y provocan, contra la propia naturaleza humana, mayores niveles de productividad, con el respaldo jurídico correspondiente, por supuesto. Por otra parte, porque no hay prácticamente ninguna regulación sobre ella y actúa de manera coludida a la hora de imponer las tasas de interés a los créditos. El Banco Central les vende el dinero a tasas cercanas a cero, pero el sistema financiero lo ofrece a los usuarios  30 y 40 veces más caro. Asimismo, más del 15 % de los ingresos de la banca provienen de los llamados ‘gastos operacionales’ (administración, seguros, etc.).”

-¿Y la relación entre la gente y el sistema financiero? A fin de cuentas, el crédito de consumo cumple la función de compensar los bajos salarios.

“Primero, se trata de la gran mayoría de los chilenos, y segundo, le impacta con brutalidad. Los sectores altos, una minoría, no pide crédito, y sólo una fracción de otra minoría, la medio-alta, lo requiere. El crédito lo demanda el 80 % de los trabajadores para costear la educación de sus hijos y para satisfacer necesidades básicas. En Chile el crédito se ha convertido en parte del ingreso permanente. Las personas comunes y corrientes ya tienen incorporadas en sus gastos las cuotas mensuales que deben pagar por el crédito. Ya no es algo esporádico o transitorio. Hoy el endeudamiento es permanente. Antes de que venza el plazo de la última cuota del crédito, vienen las repactaciones que vuelven infinitos los pagos de los créditos. El endeudamiento es clave en el ordenamiento económico de los chilenos.”

¿2012?

-El 2012 se presenta a gritos como un período de profundización de la crisis económica mundial. Tú, como dirigente social, político, como académico, como sujeto integral, ¿qué perspectivas adviertes para Chile?

“Tiene por lo menos dos rostros y contradictorios. Por un lado la crisis permite pulsar cómo se comportan los más jóvenes y los que comprenden  que hay que construir una resistencia más organizada, con todos los matices imaginables. El común denominador es que hoy la gente se cansó de sobrevivir impávidamente aplastada por un sistema colmado de injusticias, y quiere hacer algo. Se abre un ciclo renovado de desobediencia civil. Los jóvenes, sobre todo, confían más en sus fuerzas que en las instituciones tradicionales del Estado, es decir, hay una crisis de representatividad que obliga al propio Estado a modificarse. El viejo Estado republicano está haciendo agua, sus pilares fundantes agonizan. Ello resulta esperanzador. Y la cara negativa está asociada a nuevas presiones de los grandes foros internacionales donde se concentran los gigantescos grupos económicos que gobiernan el mundo, los cuales continuarán imponiendo la transferencia de capitales del Estado a las corporaciones financieras, como se observa en Grecia, Italia, España. Eso significa intentar liquidar las conquistas que alguna vez alcanzaron los trabajadores. De hecho, puntualmente, existe un ataque frontal a la negociación colectiva porque es el único medio que  permite a los asalariados contrarrestar de alguna forma la alienación y la peor vida. La negociación colectiva es el espacio donde los trabajadores están obligados a compartir una propuesta única. ¡Y en Chile negocia colectivamente menos del 5 % de los trabajadores! Ni siquiera el sector cuprífero (columna económica nacional). Se trata de simulacros de negociación.”

-Desde los intereses de los trabajadores y el pueblo, ¿cómo se avizora las componendas Alianza por Chile y Concertación?

“Es posible que Bachelet sea la carta de salvación que el sistema capitalista espera para Chile. Las clases dominantes determinan todos los comportamientos humanos y sociales del país: las administraciones de turno, los medios de información, la opinión y agenda públicas, la salud, la educación, la cultura. Pero los trabajadores no podemos tener ninguna confianza en un eventual gobierno de Bachelet, cuyo ex ministro de Hacienda (Andrés Velasco Brañes) hace campaña con las mismas fórmulas ultraconservadores y monetaristas en el plano mundial, afirmando mentirosamente que la distribución del ingreso se resuelve con más empleo (menos con los empleos-miseria de Chile). Una medida provisoria al respecto, sería una política progresiva con una tasa de impuesto a las altas utilidades del país; permitir la negociación colectiva real; eliminar el concepto de empresa a través de los multi-rut, y que, en definitiva, los sindicatos sean organizaciones genuinamente representativas de los trabajadores.”

-Hacia el término de 2011, ¿existen mejores posibilidades para la creación de una alternativa política propia de los trabajadores y el pueblo?

“Son más favorables que en el pasado. Los ritmos en que pueda fructificar no están claros. Lo cierto es que cada vez hay más fuerza real, sobre todo de los jóvenes estudiantes y trabajadores. Lo hemos visto en amplios sectores de estudiantes secundarios. A las condiciones objetivas se agregan en la actualidad, las subjetivas. En el corto plazo, se avecinan reuniones entre trabajadores y estudiantes para evaluar en conjunto cómo enfrentar el 2012.”

Diciembre 28 de 2011 

 

 

 

 

 

 

02/01/2012 16:57. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Andrés Figueroa No hay comentarios. Comentar.

Chile: La Patagonia en llamas y otros acertijos 1

20120106225426-la-patagonia-chilena-en-llamas.jpg

Andrés Figueroa Cornejo

1. Por lo menos 15 mil hectáreas patagónicas del  Parque Nacional Torres del Paine (declarado Reserva de la Biósfera por la UNESCO en 1978) anclado en la Región de Magallanes y Antártica Chilena y riquísimo en bosque nativo, han sido destruidas desde el 27 de diciembre de 2011 por un incendio atribuido, hasta ahora, al militar del Estado de Israel, Roter Singer.

Al respecto, el senador por La Araucanía, Eugenio Tuma, señaló que “No es normal que el gobierno israelí envíe contingente militar de casi 10 mil individuos, supuestamente licenciado, para hacer turismo en la Patagonia. Una cosa es el libre tránsito de los turistas, pero otra es que un Estado financie y organice a sus ex reclutas y disponga su traslado a un te­rritorio al parecer como terapia frente al estrés”, y agregó que Roter Singer “Llega a Chile, se hospeda en un hostal exclusivo para israelíes, su abuelo nos notifica que es un buen muchacho que viene de formar parte de una unidad de combate del ejército israelí y sus únicas declaraciones a la prensa las hace a una radio militar de Tel Aviv”.

¿Pero resulta tan extraño el ‘incidente’ que gatilló la tragedia, el tipo de personaje que la habría ejecutado y el lugar?

En 1895, Theodor Herzl escribió “El Estado judío”, manifiesto matriz del sionismo que, según interpretaciones expansionistas posteriores, en la actualidad fundamenta el crimen colonialista contra el pueblo de Palestina. En la época, una de las alternativas alentadas por el entonces imperio británico era, precisamente, establecer a los isrelíes en la Patagonia argentina. Y el Parque Torres del Paine  limita al norte con el Parque Nacional Los Glaciares de Argentina. ¿Pura casualidad?

Según el abuelo del militar  Roter Singer que habría originado el incendio, el sujeto “sirvió en una unidad de combate en el Ejército de Israel". Es decir, Singer es parte de uno de los ejércitos mejor armados del planeta (y nada menos que por EE.UU., que produce ella sola la mitad de la tecnología militar del globo), y que adiestra a sus tropas en la soberbia de la ocupación, en la sorna de su dominio súper apertrechado por el imperialismo norteamericano, en el ejercicio concreto y psiquiatrizado de pretender doblegar cotidianamente a un pueblo empobrecido mediante la militarización, puntos de control  contra la población civil, encarcelamientos, torturas y asentamientos invasivos crecientes; la asfixia económica y el racismo del  que irónicamente alguna vez fueron víctimas los  mismos judíos en su punto más atroz, por la Alemania nazi.

Basta citar la Operación Plomo Fundido y su saldo ominoso de 1400 palestinos asesinados, entre ellos más de 300 niños, ejecutada, justamente, un 27 de diciembre de hace tres años. Si cuando los marines   llegan al puerto de  Valparaíso, sus ciudadanos deben encerrarse en sus casas debido a la prepotencia y ‘excesos’ de la Armada imperial, resulta sencillo imaginar la ‘disposición combativa’ de un militar israelí proveniente de similar escuela, de la parte que oprime y castiga impunemente, en medio del fin del mundo, ‘en tierra de nadie’, con poder, alojamiento y recursos.

¿Por qué se comunica informal, no oficial,  pero frecuentemente de presencia y propiedades (suelo, comunidades y edificaciones) israelíes en la Patagonia tanto argentina, como chilena? ¿Se trata de una posición geomilitar estratégica para el Estado sionista? ¿Puro placer turístico? ¿Y qué han hecho los gobiernos de Chile y Argentina al respecto en las últimas tres décadas? ¿De dónde viene el silencio? ¿Es sólo mito del “palestinismo internacional”, otra teoría de la conspiración, paranoia, azar, o dinero, influencia y relaciones de poder?

2. Si bien toda encuesta o ‘investigación de mercado’ resulta interesado, el Centro de Estudios Públicos (CEP) se ha caracterizado por dar pie en bola en asuntos relevantes, más que cualquiera otra empresa de esta naturaleza en Chile.

Tal como se proyectara hace casi un año atrás (http://alainet.org/active/43639&lang=es), la administración de Sebastián Piñera nació con los días contados. De acuerdo a la recolección de datos que se efectuó entre el 11 de noviembre y el 11 de diciembre de 2011 por el CEP, el presidente chileno se hundió como plomo hasta las honduras de la opinión pública con un 23 % de aprobación. Sólo un 22 % de los encuestados confía en su gobierno; y apenas el 20 % estima que el Ejecutivo ha hecho “bien o muy bien” las cosas en el plano económico, un 18 % en el empleo, un 14 % en la salud, y un 8 % en la pobreza.

En otros ámbitos, únicamente un 16 % de los consultados considera que la democracia chilena funciona “bien o muy bien”; un 18 % confía en la empresa privada, un 13 % en el Congreso (ambas cámaras), y un 7 % en los partidos políticos existentes. El 20 % se identifica con la Concertación, el 13 % con la Coalición por el Cambio (en el gobierno); y el 4 % con el Juntos Podemos. El 60 % de la gente con nadie. Y de los políticos más importante de la Coalición por el Cambio, campea Ninguno con un 22 %, y lo sigue Laurence Golborne con un 20 %, Andrés Allamand con 5 %, Pablo Longueira con 4 %, y Joaquín Lavín  con 2 %.

Los números no hacen más que confirmar la crisis estructural en materia de credibilidad que sufre, tanto la democracia representativa y encorsetada del país,  como el sistema de partidos políticos y las instituciones centrales del Estado. Naturalmente, no todo ello es producto del movimiento estudiantil, ecológico y mapuche que marcó la agenda social el 2011. Más bien, ocurre a la inversa. Las componendas políticas larvadas antes del mismo retorno pactado de los gobiernos civiles hace más de dos décadas simplemente ya no son hegemonía político-cultural. Ello no comporta por sí solo una crisis de gobernabilidad que demandaría, al menos, una alternativa política madura que proveniente del movimiento concreto de los trabajadores y el pueblo (en su sentido más amplio e inclusivo), insubordinado por abajo, por el medio y por arriba, pero sustantivamente por abajo, ya hubiera hecho temblar los sostenes precarios del mero rito electoral del capitalismo ultraliberal que conduce Chile desde mediados de los 70’. La democracia de papel combinada con el capitalismo de vanguardia se expresa como negación de las reivindicaciones de las grandes mayorías y la lucha abierta por sus intereses históricos.

Por eso, las elecciones municipales de 2012 no son una báscula cierta de las relaciones de fuerza de nada, y la aprobada ley de inscripción automática y votación voluntaria tampoco garantizan una calcificación de la decadencia institucional de las clases mandantes, ni de los ‘grupos de interés’ que se ofrecen una vez más, como mejores administradores de un sistema que evidencia que el crecimiento económico, control de la inflación, políticas monetaristas ‘equilibradas’ y desempleo ‘a raya’, en caso alguno significa mejor vida para la inmensa mayoría nacional. Es falso que las variables macroeconómicas mencionadas amortigüen las desigualdades extraordinarias, la precarización y explotación intensiva del trabajo, la proliferación de enfermedades mentales, la delincuencia salida del empobrecimiento y la alienación, la lucha de clases, y la inestabilidad potencial de la gobernabilidad. A diferencia de ayer, de llegar hasta las elecciones generales de fines de 2013, esta vez, Michelle Bachelet sólo podría ganar como ‘el mal menor’. Ello pospondría por tiempo breve la intensificación de las luchas sociales ante facciones de la ciudadanía, del pueblo trabajador, cuando ahora son millones quienes han perdido la inocencia. Es  altamente probable que la carta del imperialismo norteamericano –Bachelet- para el 2013 obtenga más votos que el ministro Laurence Golborne. Pero ello no cambia radicalmente en nada la acumulación de descontento sistémico y su eventual organización superior.

Si se concede que sólo fracciones del movimiento estudiantil que estremeció el 2011 alcanzaron estadios de politización más que significativas -independientemente de cierto corporativismo universitario basado en la desactualizada creencia de que la educación por sí sola contiene el mejoramiento de la situación económica y social individual, toda vez que la tendencia habla, salvo excepciones, de la proletarización pura y dura de los profesionales universitarios-, ya ese fenómeno escenifica la irrupción objetiva de nuevas fuerzas sociales con convicción de poder. Resulta casi una paradoja que los estudiantes secundarios más que un gran porcentaje de  universitarios, que los ‘pinguinos’ que comenzaron el movimiento del año pasado, sean el sector más resuelto y claro en los objetivos estratégicos del combate social (http://rebelion.org/noticia.php?id=122795). Por eso no es extraño que la represión estatal se haya ensañado especialmente contra ellos, no sólo mediante la armadura policial directa, sino en estos mismos días, cancelando arbitrariamente matrículas, clausurando a la fuerza establecimientos, abriendo sumarios en período de vacaciones. La clase que todavía ordena (y que es un tramado de intereses corporativos transnacionales, y en particular, financieros) sabe bien dónde golpear.

En este sentido, y más allá de los intentos de instrumentación orgánica de esa franja joven –desde el poder, por derecha, centro e izquierda, como se dice “en antiguo”- fabricada de estudiantes y trabajadores con poco tiempo en el mundo laboral y menos sindical, son la fuerza mínima necesaria para la creación de un proyecto societal y político que, con audacia probada,  abarque los intereses y la materia en acción del conjunto del pueblo. A muchos de los políticos especialistas de todo el arco existente les llegó la hora de jubilarse (lamentando de paso las condiciones en la que lo harán con las pensiones de miseria que ofrecen las Afes). Y los viejos-jóvenes, y no tan viejos-jóvenes, rehabilitados de las derrotas, la melancolía y de los paradigmas trágicos de la guerra fría a nivel nacional e internacional, les cabe ganarse en la práctica y la voluntad de rehacerse, edificar el puente dinámico entre los períodos de lucha de clases que jamás han dejado de existir en Chile y el mundo; actuar con modestia y mirando el reloj (que las transformaciones sociales y la historia no tienen necesariamente que ver con la edad biológica de los sujetos); y colaborar en la nueva arquitectura política que requieren las presentes relaciones de fuerza y las complejidades de la realidad concreta de la segunda década del siglo XXI. Continuidad y ruptura, permanencia y revolución, lectura correcta de la actual fase y período, estado de la lucha de clases, ampliación de la vista política y cada mujer y hombre en el lugar donde caben sus habilidades, talentos y pericias. No es una fórmula. Apenas economía de recursos.   

3. En el 2012 –de acuerdo a analistas conservadores, moderados, catastrofistas, ortodoxos y heterodoxos- recrudecerá la crisis económica mundial, con énfasis en el  sur de Europa y Estados Unidos. Naturalmente, las llamadas ‘economías emergentes’, pero sobre todo China, ya presenta un enfriamiento debido a que las poblaciones del planeta a las que exporta sus mercancías han inclinado a la baja su demanda hace rato e incluso sus gobiernos han aumentado las medidas proteccionistas. En consecuencia, China, con una fuerza de trabajo que ya puja por mejores salarios y condiciones laborales (menos excedente y producción más cara, por tanto), y la invalidez de su propia población para comprar y consumir lo que vierte su sobrecapacidad productiva, ya no necesitará adquirir los mismos niveles de materias primas y recursos naturales de cuya compra se explica cierta estabilidad macroeconómica de América Latina, Rusia, y países asiáticos y africanos. La crisis que atraviesa el capital descubre los límites de la genuina división internacional del trabajo, y de la falsa retórica neo desarrollista, en tanto las economías de Latinoamérica ya no se fundan sobre la industrialización y sustitución de importaciones (fase capitalista que antecedió al predominio superlativo del momento financiero en la reproducción del sistema y que respondía a otras relaciones de fuerza mundiales), sino sobre la reprimarización o patrón primario exportador, sea mineral, petrolero, soyero, agroalimenticio, maderero, etc. Algunos gobiernos de países de América Latina que se autoperciben ‘más blindados’ para hacer frente a la peor crisis capitalista desde hace alrededor de 90 años, únicamente queman recursos en propaganda para encantar inversiones. Lo cierto es que las relativas y cada vez más deprimidas reservas fiscales son fruto casi exclusivo de la transitoria alza de la demanda  de commodities de China y los Estados corporativos centrales. 

Chile es una economía que además del ahorro previsional de sus asalariados administrado privadamente y jugado en el casino especulativo de las bolsas clave y en crisis del mundo,  alimenta sus reservas privadas y públicas de la exportación de materias primas, y principalmente del precio del cobre y mucho después, de la celulosa. Y las exportaciones chilenas están dirigidas en un 50,4 % a Europa, China y Japón, según la CEPAL. El 2012, de acuerdo a los optimistas, Europa crecería un 0,5 % (si dicen 0 % es recesión); China un 8 % y Japón un 2 %. De hecho, el 2011, el cobre chileno, respecto de 2010, vio desplomado su precio en casi un 22,5 % (US,42 la libra comparado con US,41 del cierre de 2010, de acuerdo a la Comisión Chilena del Cobre).

Pero eso no es todo. El IPSA (Índice de Precio Selectivo de Acciones, principal indicador bursátil de Chile diseñado por la Bolsa de Comercio en 1977, en pleno despliegue del ultraliberalismo) cayó un 15,7 % en 2011, en relación a 2010. Es decir, lo que desfallece es el precio de las acciones de las empresas que intrigan en la bolsa. Y las bolsas son el lugar donde se le pone precio a las mercancías. Por eso cuando se habla de mercado, quiere decirse ‘mercado financiero’. Y el movimiento especulativo determina las ganancias, el precio del trabajo e impone las reglas de la producción en general, o ‘economía real’, como algunos señalan. Las causas, según los gigantes de la especulación que operan en Chile,  se encontrarían en la ausencia de confianza en la economía europea, y nativamente, en la estafa y situación al borde del precipicio de la venta al detalle de La Polar que ha contaminado a todo el retailer o grandes tiendas minoristas que hace tiempo arrancan sus utilidades de los créditos de consumo, que no de la venta de sus mercancías tradicionales.

2012 se presenta bravo e incierto, como un acertijo donde la variable política y social de los trabajadores y el pueblo -nacional, regional e internacionalmente- tendrá su hora y su plaza en la marcha concreta de la realidad, de acuerdo a su tonelaje, composición y dirección política unitaria, al menos tácticamente.

Enero 4 de 2012

 

 

 

06/01/2012 18:54. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Andrés Figueroa No hay comentarios. Comentar.

Argentinos gastan hasta U$S 2.000 en zona franca

20120109013210-zona-franca.png

Exodo de divisas

Un estudio hecho en Chile, demuestra que en diciembre -en los recintos francos de Chile- los argentinos dejaron a razón de hasta 2 mil dólares promedio en los centros comerciales. En los últimos 40 días, ingresaron al recinto franco de Punta Arenas, más de 250 mil personas.

Domingo 8 de Enero de 2012

La diferencia de precios es el elemento fundamental por el cual los argentinos siguen viajando a Punta Arenas a comprar.

Durante diciembre y en lo que va de enero, el comercio chileno saca cuentas alegres ya que por ejemplo, en los últimos 40 días el recinto franco contabilizó el ingreso de más de 250 mil personas y al Mall Espacio Urbano, entraron cerca de 800.000 personas.

Del total de visitas que reciben los centros comerciales, los fines de semana se puede ver como argentinos se toman los centros comerciales de Punta Arenas y es que son miles los que eligen a Viña del Mar, Osorno y Punta Arenas como sus ciudades chilenas favoritas para realizar la adquisición de productos que en nuestro país, tendrían un costo de hasta el doble, debido al conveniente cambio de la moneda.

En este sentido, la Zona Franca y en el Mall Espacio Urbano Pionero se están registrando cifras récord en las últimas semanas. De un promedio de 20 mil clientes diarios durante diciembre se llegó a una cifra histórica de 33.180 personas. En relación a este tema, Raúl Aravena, directivo de la Cámara Franca, explicó a un medio nacional chileno que “en los dos últimos meses ha habido varios feriados en Argentina que incentivaron el viaje de habitantes a ciudades cercanas.

La semana que culminó, el 30% de los asistentes son transandinos (argentinos), y el fin de semana largo fácilmente el 50% de los compradores vienen de allá”.

Lo mismo sucede en Osorno, en que los registros de Aduanas del paso Cardenal Samoré reflejan un aumento de 10.000 a 12.000 personas. De estos, el 85% provenían del país vecino que se trasladan a comprar a la Región de Los Lagos.

Y en el caso de Viña del Mar, por el paso de Los Libertadores pasaron cerca de 10.000 argentinos diariamente.

A su vez, el subgerente de la Cámara Franca comentó que los visitantes argentinos representan cerca del 10% del total de las ventas que tiene el recinto franco.

De la misma manera, aseguró que la situación no es distinta a lo que ocurre en el período estival con respecto del año pasado: “Ellos salen de vacaciones y vienen a Chile y aprovechan de hacer sus compras”.

Compre argentino

A la hora de consultar sobre los principales productos que compran los argentinos en el recinto franco, Aravena, afirmó que “actualmente no vienen a comprar sólo productos de línea blanca, sino que compran productos que (paradójicamente) son elaborados en Argentina, pero que acá en Chile se venden a un menor valor, como alimentos que se pueden encontrar a un menor valor en Abu-Gosch”, indicó.

Por su parte, el administrador del Centro Comercial Espacio Urbano Pionero, Felipe de la Barra Toro, coincidió con el subgerente de Zona Franca en que los argentinos compran orientados a “las líneas duras, es decir electrodomésticos, línea blanca televisores y vestuario”. De la misma manera, coincidieron en que las llegadas se producen durante los fines de semanas y los feriados (en Argentina).

El gerente de la administradora de Zona Franca, afirma que el paro de los trabajadores de la Aduana argentina, durante tres días, no ha detenido la llegada de los visitantes argentinos a la región. Aravena comentó que durante enero las ventas a los turistas se mantengan en torno al 10% de las ventas totales.

Por su parte, el administrador del Mall Espacio Urbano Pionero comentó que “de la venta que hoy hay en el centro comercial, alrededor del 12% al 14% es venta que se le hace al sector transandino”. Comentó que los argentinos compran aproximadamente un 70% con tarjeta de crédito y el 30% restante en efectivo o con dólares estadounidenses.

“Para nosotros es súper fácil detectarlos, porque en general las ventas acá se hacen contra un RUT y como el argentino no tiene RUT se le ingresa un número específico, por lo que es súper fácil de cuantificar”, explicó el administrador del Mall Espacio Urbano. (Fuente: El Pingüino)

 

 

 

08/01/2012 21:24. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Argentina No hay comentarios. Comentar.

Asociación de Chilenos en Rusia

20120111005242-arobase-ch.gif

La Asociación de Chilenos en Rusia es una organización no gubernamental y sin fines de lucro que fue creada para coordinar actividades y acciones de bien común para la comunidad chilena en Rusia. En términos mas generales esta iniciativa pretende lograr una organización que permanentemente trabaje por satisfacer las demandas y para solucionar los problemas de comunidad e individuales que enfrentan los chilenos residentes en este país.

El grado de chilenidad de nuestros compatriotas en Rusia ha sido probado durante decadas, y hemos pasado la prueba con honor. Todos reconfirman su condición de chilenos, cada compatriota en Rusia es portador legítimo de nuestra cultura y tradiciones.

Nuestra organización tiene como razón y objetivos la realización de labores culturales, sociales y de esparcimiento colectivas. Estas actividades colectivas y nuestra organización en sí deberán llenar los vacíos que nos alejan de la realidad de nuestro país, aportar a que los chilenos aquí residentes se conozcan más mutuamente, participen mas activamente en el desarrollo de los lazos culturales, científicos, económicos y comerciales entre Chile y Rusia, aprovechando el potencial que representa la Comunidad chilena y sus vínculos a todo nivel en este país. Nos planteamos la necesidad de unificar nuestros esfuerzos con los de nuestro pais.

Una tarea medular de la organización es ayudar a nuestros hijos a que no pierdan la relación con la patria de sus padres y encaminar a nuestros compatriotas y su entorno familiar a acercarse y reencontrarse con nuestras raíces nacionales.

En lo orgánico nuestra organización cuenta con un directorio que se regirá por unos estatutos a aprobar. En lo legal somos una organizacón presentada y reconocida por nuestro Estado a través del consulado, la embajada y DICOEX.

La Asociación

 

 

 

 

10/01/2012 20:52. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Chilenos en el Mundo No hay comentarios. Comentar.

JUEZ PIDE EXTRADICIÓN DEL JEFE DE LA MISIÓN MILITAR DE EEUU, EN ÉPOCA DE ALLENDE

20120111013504-missing.png

CON LA MANO DEL EJÉRCITO DE CHILE, LA CIA Y EL FBI ASESINARON AL PERIODISTA ESTADOUNIDENSE CHARLES HORMAN Y AL ESTUDIANTE FRANK TERUGGI  EN 1973:

  • *) Ernesto Carmona.
  • Enviado por COSALC cosalc@terra.es
  • Dic. 2001
  • MAPOCHO PRESS - Santiago - Chile
  • Reproducción permitida / Citar fuente

A casi 40 años del asesinato del joven periodista estadounidenses Charles Horman Lazar, de 30 años, ultimado por el ejército chileno el 17 de septiembre de 1973, y su amigo Frank Randall Teruggi Bombatch, 24 años, estudiante de economía muerto cinco días después, el juez especial Jorge Zepeda Arancibia, ministro fuero de la Corte de Apelaciones de Santiago, ordenó el procesamiento por homicidio calificado del capitán de navío estadounidense Ray E. David Charles, a la sazón Comandante de Grupo de la Misión Militar de Estados Unidos en Chile. El magistrado también pidió a la Corte Suprema que autorice la solicitud de extradición del estadounidense Ray E. David Charles para que sea juzgado en Chile.

El autor material del asesinato fue el brigadier en retiro del ejército Pedro Octavio Espinoza Bravo, N° 2 de la DINA, preso por numerosos asesinatos relevantes, como los del ex canciller Orlando Letelier en Washington (1976) y el comandante en jefe, general Carlos Prats en Buenos Aires (1974), condenado –además– a cadena perpetua en París por matar a 4 franceses. La decisión del juez Zepeda señaló: “Que, con el mérito de los antecedentes reseñados, más la declaración de Pedro Octavio Espinoza Bravo, de fojas 5.437 y siguientes, aparecen presunciones fundadas para estimar que ha tenido participación en los referidos delitos de homicidio calificado, previstos en el artículo 391 N° 1, circunstancia primera del Código Penal, en las personas de Charles Edmund Horman Lazar y de Frank Randall Teruggi Bombatch, en calidad de autor”.

Espinoza Bravo se ha hecho tristemente “célebre” por su papel relevante en numerosos crímenes como segundo hombre de la DINA, fundada oficialmente en junio de 1974 pero que comenzó a actuar en los hechos en cuanto ocurrió el golpe militar. Empero, la resolución judicial de procesarlo como “autor” del temprano asesinato de Horman –ocurrido exactamente a la semana del golpe del 11 de septiembre de 1973, el 18, “día de la patria”, y en estrecha connivencia con el espionaje de EEUU–, indicaría que Espinoza Bravo ya tenía de antaño una alta posición en el esquema clandestino de colaboración entre altos oficiales chilenos y la Misión Militar de EEUU, más los servicios de inteligencia gringos que ya tenían infiltradas a todas las ramas de las fuerzas armadas bajo el gobierno de Salvador Allende, probablemente a espaldas de algunos de sus jefes más leales al gobierno constitucional, como el general Carlos Prats González, comandante en jefe del ejército hasta agosto de 1973, asesinado por órdenes de Pinochet en Buenos Aires, en septiembre de 1974, por el esbirro estadounidense Michael Townley, experto en bombas a control remoto, que servía oficialmente en la DINA y asesinó también a Orlando Letelier en Washington, en septiembre de 1976, con el mismo método de un bombazo controlado a distancia.

¿Quiénes fueron Horman y Teruggi?

La extensa resolución (1) del ministro Zepeda –33 páginas– aborda exhaustivamente la colaboración que ya existía entre los servicios de inteligencia de EEUU y el espionaje castrense de Chile al momento de decidir en conjunto el asesinato de Horman y Teruggi, jóvenes norteamericanos progresistas que vivían legalmente en este país, simpatizaban con el gobierno de Salvador Allende y denunciaban sistemáticamente ante la opinión pública local y de EEUU las acciones desestabilizadoras de Richard Nixon contra el gobierno de la Unidad Popular. Ambos formaron parte del grupo que sacó adelante la agencia noticiosa Fuente de Información Norteamericana (FIN), que pretendía mostrar la otra cara de EEUU, los sectores críticos a la intervención en Chile, totalmente ignorados por la gran prensa, aunque hicieron manifestaciones públicas frente a instalaciones de la embajada de EEUU, encabezadas algunas por Dean Reed, famoso cantante de la nueva ola avecindado en Chile bajo Allende y fallecido prematuramente en 1986. El grupo distribuía abierta y legalmente un boletín mimeografiado destinado a los medios y agencias noticiosas de ambos países, pero esta actividad periodística pública –que hoy se llamaría “contra-información”– era vigilada en Chile por la inteligencia de EEUU, que la consideraba “sensible” y “subversiva”.

Charles Horman trabajó, además, en Chile Films, productora cinematográfica del Estado que hacía filmes y emitía un noticiario en 35 mm difundido en las salas de cine del país. Antes de trasladarse a Chile, Horman alcanzó cierta notoriedad profesional en su país trabajando para la prestigiada revista The Nation, escribiendo en el diario Christian Science Monitor, colaborando en el magazine Innovation y haciendo filmes documentales para la WNetTV de Nueva York y Kmg TV de Seatle y Portland. El libro Morir es la Noticia, publicado en Chile en 1997, ofrece una investigación sobre su vida y asesinato realizada por el periodista chileno Cristian Opaso (2). El crimen alcanzó una gran difusión mundial desde que el director griego Costa-Gavras llevó la historia a la pantalla grande con la película Missing (Desaparecido), basada en el libro The Execution of Charles Horman, de Thomas Hauser, publicado en 1978 en Nueva York y reproducido en castellano en 1988, con el título Desaparecido, por Ediciones Martínez de Roca, de Barcelona. “Ambas obras llevaron a Charles y a los militares norteamericanos involucrados en el golpe a la conciencia de millones de personas, por lo menos de otros países, ya que la película nunca se ha comercializado en la cartelera oficial chilena. Sólo se ha visto en videos que circularon clandestinamente durante la dictadura”, escribió Opaso. Y hasta el día de hoy el film nunca se exhibió en cines chilenos, ahora por no existir copias en 35 mm con títulos en castellano. Sólo está disponible en DVD.

Mientras trabajó en Chile Films, Horman obtuvo imágenes recientes sobre la realidad local y escribió el guión del documental de 85 minutos The Avenue of Americas (La Avenida de las Américas), su último trabajo profesional, estrenado en 1975 con dirección del peruano Jorge Reyes. La película evoca las palabras de Allende que caracterizaron a Chile como “un Vietnam silencioso”, sometido a una guerra económica de baja intensidad emprendida por EEUU. Según un comentario de los críticos de cine Bill Sloan y Amos Vogel, el film del productor Walter Locke, de Pueblo Film Production, Inc., fue “uno de los mejores seis largometrajes documentales independientes del año [1975]”.

La descripción del documental indica que “esta guerra culminó el 11 de septiembre de 1973 con la muerte de Allende y el derrocamiento de la democracia en Chile en el golpe militar más sangriento de la historia latinoamericana. La Avenida de las Américas muestra cómo era el gobierno de la Unidad Popular y por qué Allende encontró una oposición profundamente arraigada, de Estados Unidos y de las clases acaudaladas de Chile. Involucra a su audiencia con gente que hoy sufre bajo un brutal régimen represivo al servicio del objetivo de la hegemonía de EEUU a expensas de un orden social injusto… y demuestra cómo la CIA y corporaciones transnacionales como la ITT precipitaron la caída de Allende”.

Frank Teruggi, asesinado a los 24 años, el 22 de septiembre de 1973, fue un ex seminarista vinculado a la Teología de la Liberación y fichado temprano por el FBI como miembro del Grupo del Área de Chicago para América Latina (CAGLA), ONG progresista y anti-imperialista considerada “subversiva” por el gobierno de Washington. También participó en manifestaciones y grupos de activistas contra la prolongada guerra imperial en Vietnam, que EEUU extendió a todo el sudeste asiático. Durante toda su permanencia en Chile Teruggi fue monitoreado en secreto por los servicios de inteligencia de EEUU que siempre han operado en este país sudamericano. Entretanto, el joven tomaba clases en el Centro de Estudios de la Realidad Nacional (CEREN), de la Universidad Católica, para conocer mejor la sociedad chilena, estudiaba en el Centro de Estudios Económicos y Sociales de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile y, a la vez, aprendía el idioma galo en el Instituto Chileno Francés de Cultura. Convertido en la práctica en activo redactor y traductor de la agencia noticiosa FIN, fue secuestrado de su domicilio, en la calle Hernán Cortés de Ñuñoa, junto con otro estadounidense, David Hathaway, quien logró salir con vida del infierno militar chileno digitado por EEUU.

En un episodio poco conocido, Teruggi estaba en clases en el Instituto Chileno Francés de Cultura cuando se enteró del fallido intento de golpe del 29 de junio de 1973, protagonizado por ruidosos tanques del Regimiento Blindados 2 de Santiago. 83 días antes de su muerte, salió a observar qué ocurría en el centro de la ciudad, muy cerca de donde perdió la vida el camarógrafo argentino de TV Suecia Leonardo Henrichsen, y resultó herido por bala de guerra en una pierna. Trasladado a la Asistencia Pública fue curado de la lesión, pero al poco tiempo fue citado a declarar ante el fiscal militar Francisco Saavedra Moreno, quien investigó el fallido levantamiento contra Allende por cuenta de la justicia castrense. Frank debió explicar por qué fue herido con armamento de guerra –similar al que usaron para matarlo el 22 de septiembre– en una jornada en que los militares mataron a 22 civiles que miraban o arrancaban de susto. Probablemente, desde entonces este “herido por arma de guerra” resultó aún más sospechoso para el Servicio de Inteligencia Militar (SIM) del ejército chileno y sus secuaces estadounidenses que seguían de cerca sus pisadas e intercambiaban estrechamente con los chilenos la información sobre los norteamericanos residentes en Chile en tiempos de Allende, incluidos los corresponsales de medios de EEUU acreditados en el país.

La Embajada de EEUU en Santiago no prestó asistencia consular –ni de ninguna naturaleza– a sus compatriotas indefensos condenados a morir por los servicios de inteligencia estadounidenses a manos de militares chilenos. Al contrario, los funcionarios diplomáticos requeridos por familiares y amigos de las víctimas actuaron como cómplices y encubridores, desde el mismísimo cónsul Frederick Purdy a otros funcionarios menores como John Anderson, Marian Lipton, John Hall y Dale Shaffer. La resolución del juez deja constancia que “hay documentos que indican que para la familia Horman la Embajada de los Estados Unidos en Santiago no realizó ningún tipo de gestión a fin de interceder por sus ciudadanos detenidos y lograr una rápida liberación de ellos; al contrario la política de la Embajada era de no provocar conflicto alguno con el nuevo gobierno”.

Al finalizar la dictadura (1973-2000), en 2000 los abogados Fabiola Letelier del Solar y Sergio Corvalán Carrasco presentaron una demanda ante la justicia chilena –27 años después del crimen– para que se investigara el asesinato de ambos ciudadanos estadounidenses, a petición de Joyce Horman, viuda de Charles Horman, y Janis Teruggi Page, nombre de casada de la hermana de Frank Teruggi. Los eventuales e inminentes alegatos que decidirían la extradición de Ray E. David Charles en la Corte Suprema podrían airear públicamente aspectos desconocidos de la intervención de EEUU y su estrecha colaboración clandestina con el espionaje militar de Chile bajo el gobierno de Allende. En la causa judicial ahora se hicieron parte las instituciones públicas Consejo de Defensa del Estado e Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Pormenores de la resolución del juez.

El juez acreditó que el periodista Horman y su colega Terry Simon, de visita en Chile, fueron sorprendidos por el golpe del 11 de septiembre de 1973 cuando se hallaban en Viña del Mar. Hospedados en el lujoso Hotel Miramar se dieron cuenta que éste era usado como una suerte de cuartel que alojaba a numerosos estadounidenses encubiertos por la Operación Unitas que en esos días se realizaba en Valparaíso. El 15 de septiembre, Horman y su acompañante salieron de Viña rumbo a Santiago transportados nada menos que por el Oficial Jefe Comandante de la Misión del Grupo Militar de EEUU Chile y Jefe del Grupo Naval de los Estados Unidos de América en Chile, o sea, el mismísimo capitán de navío Ray E. David Charles, quien tenía su oficina en el propio ministerio de Defensa chileno, muy cerca del entonces jefe del Servicio de Inteligencia Militar, general Augusto Lutz. En esos días posteriores al golpe existían grandes dificultades de transporte, por la escasez artificial de combustible, y para cualquier destino se requería –además– un salvoconducto de las nuevas autoridades militares golpistas.

De acuerdo al dictamen de procesamiento del juez, la decisión de transportar a la pareja a Santiago “se produce al informarse el oficial norteamericano que Charles Edmund Horman Lazar y Terry Simon se hospedaban en el Hotel Miramar de Viña del Mar, de lo que da cuenta el antecedente consular desclasificado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, que transmite: “Art Creter –ISND- Los 2 se registraron en el Hotel Miramar, pieza 315, a las 23:00 hrs. el 10 de Spt., dio la dirección Paul Harris 425, dijo “escritor”. Salió 15 de Sept.”. Este dato desclasificado significa que Horman y su acompañante estuvieron siempre sometidos a vigilancia estadounidense.

El documento judicial añade:

“Que el transporte de Charles Edmund Horman Lazar y de Terry Simon, desde la ciudad de Viña del Mar a Santiago, es hecho por el Capitán de Navío norteamericano con el salvoconducto del oficial de inteligencia del Departamento Segundo del Estado Mayor de la Defensa Nacional, el que se desempeñaba en las actividades de oficial de enlace con los militares americanos y la cumple en su labor de Jefe de División de Inteligencia, del Estado Mayor de la Defensa Nacional”.

“Que la acción en contra de la vida de Charles Edmund Horman Lazar –y en contra de la vida de Frank Randall Teruggi Bombatch– se insertó dentro la investigación secreta norteamericana de personas estadounidenses afectadas por la actividad de recolección de datos de lo que ellas hacían políticamente en Estados Unidos y en Chile; actividad calificada por los agentes del Estado de “subversiva” tanto al interior como exterior de los Estados Unidos.

El dictamen judicial observó que la inteligencia estadounidense cuestionaba como “subversiva” la labor de Horman en Chile Films, donde obtuvo material fílmico “sensible” sacado de Chile para el documental The Avenue of Americas. La resolución del juez hizo notar que en la empresa hubo una investigación de inteligencia del Estado Mayor de la Defensa Nacional, antes, durante y después de la muerte de Horman, “registrada en la documentación oficial militar”.

La orden de matar.

“La decisión de dar muerte a Charles Horman Lazar, por tratarse de un detenido extranjero, se dispone por el Departamento II del Estado Mayor de la Defensa Nacional, dependiente del General de Ejercito Augusto Lutz Urzúa, y se ejecuta por el Batallón de Inteligencia Militar o Cuartel de Inteligencia del Ejército, a cargo de determinado oficial de esa repartición encargado de súper vigilar la ejecución de detenidos”, reza la resolución del juez Zepeda. Las 33 páginas de la resolución no aportan mayores luces sobre ese “determinado oficial”, que debería ser Pedro Octavio Espinoza Bravo. Y el cuidadoso estilo de redacción del letrado indica que en Chile podríamos estar al borde de conocer revelaciones sensacionales, “sensibles” y explosivas, sobre el historial del entretejido de la inteligencia castrense local con sus pares estadounidenses.

“La detención y muerte de Charles Edmund Horman Lazar se produce durante las antes descritas operaciones secretas en contra de ciudadanos norteamericanos; y formó parte de la actividad de “inteligencia” del sujeto oficial Comandante del Grupo de la Misión Militar de los Estados Unidos de América, pues, hay presunciones que luego de las operaciones encubiertas que cumplía en Chile, diseñadas en contra de Charles Edmund Horman Lazar, decide no anular la voluntad de los autores materiales de la muerte de éste, no obstante tener la posibilidad de hacerlo, atendida su actividad de coordinación con los agentes del Estado de Chile, y con su actuar favorece la muerte de la víctima, atendido que consideraba “subversiva” o “extremista” la actividad de investigación e información política periodística que ésta realizaba, agravada al haber conocido la víctima involuntariamente la actividad norteamericana en la ciudad de Viña del Mar, de colaboración con los acontecimientos militares en desarrollo en Chile;”

El juez determinó que “con anterioridad, según antecedentes desclasificados por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, durante julio de 1972, Frank Randall Teruggi Bombatch es afectado por las actuaciones secretas de agentes oficiales de los Estados Unidos de América. Una agencia gubernamental de los Estados Unidos de América, que realizaba investigaciones del tipo seguridad avisa al FBI que estuvo en contacto con un informante y proporcionó para ella la siguiente dirección: Frank Teruggi, Hernán Cortés 2.575, Santiago, Chile”.

“La agencia comunica, además que, de acuerdo a la información recibida por sus fuentes, Teruggi es un americano residente en Chile que está estrechamente vinculado con el Grupo para la Liberación de las Américas Área Chicago”.

El largo brazo del FBI y CIA.

“Mediante memorándum, de 28 de noviembre de 1972, al Director Ejecutivo del FBI, desde la legación norteamericana en Bonn, Alemania, califica a Frank Teruggi de “subversivo” y se indica que la información en relación con Teruggi fue proporcionada por el 66° Grupo de Inteligencia Militar (66th MIGp), bajo clasificación confidencial y marcada (con la nota) ‘Alerta – Fuentes y Métodos sensibles involucrados. Originalmente provenía de… desde Heidelberg, Alemania. La naturaleza de esta fuente debiera ser protegida’”.

En esa época, los jóvenes estadounidenses estaban en rebelión contra la guerra en Vietnam, desertaban masivamente del servicio militar o lo eludían trasladándose a Canadá y otros países. Diferentes grupos de activistas contrarios a la guerra también promovían la deserción y exhortaban a abandonar las filas a los soldados reclutados. La resolución judicial chilena dictaminó que “el Grupo de Inteligencia Militar mencionado señala a Teruggi como una persona involucrada en actividades diseñadas para apoyar a hombres en servicio quienes se habían ausentado sin permiso de sus unidades y en actividades de apoyo a inducir el ausentismo sin permiso de hombres en servicio, tanto en actividades de ayuda y desorganización de disidentes del personal del Ejército de los Estados Unidos en Alemania. Se asevera, además, que tiene vastos contactos en Alemania y los Estados Unidos”.

“Al igual que con Charles Edmund Horman Lazar, la acción en contra de Frank Randall Teruggi Bombatch se inserta en las investigaciones secretas ejecutadas en contra de personas norteamericanas, afectadas por la actividad de recolección clandestina de datos de lo que ellas realizaban en el ámbito político; actividad realizada por agentes del Grupo de Inteligencia Militar estadounidense, dirigida por el sujeto oficial Comandante del Grupo de la Misión Militar de los Estados Unidos de A., en relación a extremismo político, tanto al interior como exterior de los Estados Unidos de América. En este caso, se trataba de la producción por parte de Frank Randall Teruggi Bombatch, de material periodístico de izquierda en el denominado Boletín FIN (Fuente de Información Norteamericana), destinado a ser entregado en los Estados Unidos de América, material sensible por considerarse por los agentes de Estado norteamericanos “subversiva” tal actividad mediática".

Los antecedentes que afectaban a Teruggi “fueron entregados al Servicio de Inteligencia del Estado Mayor de la Defensa Nacional, a cargo del General Augusto Lutz Urzúa, oficial del Estado Mayor del Ejército. Así, el día 20 de septiembre de 1973, tal autoridad militar da orden al personal de Carabineros de la dotación de la Escuela de Suboficiales de Carabineros, de detener a la víctima Frank Randall Teruggi Bombatch y a su compatriota David Hathaway, en la morada de éstos de calle Hernán Cortés N° 2.575, comuna de Ñuñoa, Santiago, la que se cumple alrededor de las 20.15 horas, ante la presencia de la futura cónyuge de David Hathaway, la joven Olga Irene Muñoz Gómez; acción en la que, además, los captores decomisan ‘literatura sospechosa’ y fotografías personales”.

La resolución del juez señala, además:

 “… Frank Randall Teruggi Bombatch y David Hathaway quedaron privados de libertad en el campo del Estadio Nacional y en horas de la madrugada del viernes 21 de septiembre, son interrogados por un oficial del Ejército frente al camarín ocupado por extranjeros; luego, al mediodía, ambos ingresan a un camarín del Estadio Nacional, en el cual se encontraba un grupo indeterminado de extranjeros. Ese mismo día 21, alrededor de las 18 horas, un oficial del Ejército llama a un grupo de detenidos, entre ellos a Frank Teruggi Bombatch, el que es sacado del camarín sin que su compatriota David Hathaway vuelva a verlo; no obstante, éste último se percata que todos los días, después del viernes 21 de septiembre, militares preguntan y simulan buscar a la víctima Charles Horman Lazar, sin mencionar el nombre de Frank Randall Teruggi Bombatch, ambos ya muertos y hechos desaparecer por los hechores”.

“Que, en efecto, entre la noche del 21 y la madrugada del 22 de septiembre de 1973 Frank Randall Teruggi Bombatch, es muerto al margen de todo proceso legal por los agentes del Estado que habían ordenado su privación de libertad en el Estadio Nacional, los que luego abandonan su cuerpo en las calles de Santiago; así Frank Randall Teruggi Bombatch fue muerto por múltiples heridas a bala mientras se hallaba privado de libertad y bajo la custodia de los agentes del Estado".

El Certificado de Defunción del Registro Civil e Identificación de Chile, extendido el 10 de octubre de 1973, indica que Frank Randall Teruggi Bombatch, falleció el 22 de septiembre de l973, a las 21:10 horas, y que la muerte fue por heridas a bala toráxico- abdominales. “Los datos corresponden a los del ingreso a la morgue del cuerpo de la víctima, pues su cadáver había sido abandonado en un lugar indeterminado de la vía pública, ello con la finalidad propiciada por los hechores para impedir que se conociera la acción que determinó su muerte”.

Notas:

Texto completo de la resolución del juez Jorge Zepeda:

http://www.poderjudicial.cl/noticias/File/PROCESAMIENTO%20HORMAN%20Y%20EXTRADICION.pdf?opc_menu=&opc_item=

Para mayor información sobre Charles Horman, ver Morir es la Noticia:

http://www.derechos.org/nizkor/chile/libros/reporter/capII15.html

*) Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.

XENTILEZA DO:   COSAL   A CORUÑA

 

 

 

 

 

 

 

10/01/2012 21:35. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Investigación No hay comentarios. Comentar.

Busco a mi tía María teresa Del Carmen Reyes Celis

Necesito ubicar a mi tía María Teresa del Carmen Reyes Celis, Chilena quien radica ahora en Las Vegas, por favor que se comunique al celular 56 9 87052918 de Santiago de Chile.

                    Gracias

 

 

 

 

15/01/2012 19:56. Publicado por: mONICA LIZAMA #. Necesitan Buscar No hay comentarios. Comentar.

Las Madres llevan su marcha a Río Gallegos con apoyo de Cristina

20120117193344-madres.jpg

Las Madres se trasladan a la tierra natal de Néstor Kirchner. Catorce integrantes de la asociación encabezada por Hebe de Bonafini arribarán esta tarde a Río Gallegos, Santa Cruz, para celebrar el jueves una marcha en homenaje al ex presidente.

El objetivo es "conocer los sitios en los que transcurrió parte de su vida Néstor Kirchner, y realizar en la plaza de la ciudad su tradicional marcha de los jueves", según informó la agencia Télam.

"Queremos marchar el jueves a las 15.30 y dedicarle la marcha, en su tierra, a Néstor; esa marcha que recorrió el mundo, que nos dio el nombre, donde todos los que amaron esta Patria y dieron la vida por ella están cada jueves", informaron Las Madres en un comunicado de prensa.

Agregaron que la marcha será "para nutrirnos del espíritu de Néstor y sentirlo cada jueves, porque el amor de Kirchner por su Patria lo queremos trasladar todos los jueves a nuestra Plaza, donde vivirá junto con nuestros hijos, los 30.000".

En la recorrida, las Madres visitarán la Gobernación, la Intendencia, la casa de Néstor Kirchner, la escuela, el polideportivo y el café al que asistía, entre otros lugares simbólicos de la ciudad.

"Nuestro proyecto de viviendas sigue firme pese a que algunos lo quisieron destruir"

Hebe de Bonafini dio un mensaje de continuidad del proyecto de construcción de casas de la Asociación Madres de Plaza de Mayo; "está mas vivo que nunca", afirmó.

"Antes pasaban cosas que nosotras no conocíamos y ahora las estamos descubriendo. Teníamos una manzana podrida, llena de gusanos " , indicó Bonafini en alusión a Sergio Schoklender, el ex apoderado de la agrupación.

"Nosotros ahora tenemos pedidas 4.500 casas para construir. Vamos a hacer todos los paneles, vamos a entregar toda la tecnología y en algunos lugares las casas las va a hacer la gente del lugar", aseguró en el acto de inauguración de un complejo de casas en Ezeiza, donde ratificó: "La inauguración de este barrio es la demostración" de eso.

Sobre la investigación del proyecto "Sueños Compartidos" , manifestó: "Nosotros pusimos todo en manos del juez. Nos aceptaron como querellantes, le abrimos nuestras casas para que el juez viniera, para que nos allanaran, porque era lo que correspondía, y estamos esperando que el juez proceda y que lo ponga preso a Schoklender ".

Fuente:

 

 

17/01/2012 15:33. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Argentina No hay comentarios. Comentar.

La historia exclusiva de las primeras cinco horas

20120119015031-portada-shoatsunami.jpg

Tsunami paso a paso: los escandalosos errores y omisiones del SHOA y la ONEMI

Por: Pedro Ramírez y Jorge Aliaga Sandoval en Reportajes de investigación

CIPER

 En Valparaíso, los marinos del SHOA mantuvieron la cancelación de la alarma de tsunami pese a que la oceanógrafa de turno les advirtió del peligro de “olas destructivas”. En Santiago, funcionarios de la Onemi supieron que una ola había devastado Juan Fernández y no dieron aviso. En las siguientes horas dos enormes olas mataron a 36 personas. Estas son sólo dos de la decena de graves errores cometidos por autoridades civiles y navales que debían velar por la seguridad de los chilenos en la madrugada del 27 de febrero de 2010 y que esta investigación de CIPER devela por primera vez paso a paso.

En esta investigación de CIPER se reconstruye por primera vez en forma completa los episodios claves vividos en los principales centros de decisión de la Armada y del gobierno y que explican la inoperancia de las autoridades en las cinco primeras horas de la tragedia, cuando aún se podrían haber salvado vidas. La magnitud de la inoperancia se grafica en que recién cerca del mediodía del 27 de febrero de 2010, ocho horas después de que llegaran las primera olas a la costa chilena, los marinos del SHOA constataron que en Chile había habido un tsunami. Más grave aún: durante horas esos marinos desoyeron los datos de una mujer experta oceanógrafa que les insistía en que estaban leyendo mal los datos y que era probable que “olas destructivas” llegaran a la costa. La misma advertencia que hizo llegar desde Hawai personal del Pacific Tsunami Warning Center (PTWC) una hora y diez minutos después del terremoto.

La contraparte civil del SHOA, la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (ONEMI), no actuó mejor. Los antecedentes reunidos por CIPER muestran que funcionarios claves de ese organismo no comprendían los procedimientos del SHOA y malinterpretaron la alerta enviada por ese organismo. Peor aún, pasadas las 05:00 de ese terrible día, recibieron información de que el archipiélago de Juan Fernández había sido arrasado por un tsunami. ¿Por qué no dieron la alerta? En ese momento aún faltaban dos olas por llegar: 32 personas murieron sin que nadie les advirtiera del peligro. Es por esas muertes que la fiscalía podría acusar de hasta “cuasi delito de homicidio” a funcionarios de la Onemi y de la Armada.

03:34 (minuto Cero)

El suave vaivén inicial lo puso en alerta. Se despertó cuando el terremoto recién comenzaba y en lugar de asustarse, aguzó los sentidos. Cuando el dormitorio comenzó a agitarse con furia, fue su mujer la que saltó de la cama para poner a resguardo a los tres niños. Él ni se alteró ni buscó refugio. A diferencia de los casi 12 millones de chilenos repartidos en las seis regiones más pobladas del país que despertaron aterrados, Jorge Henríquez Cárcamo se puso de pie y contra lo que dicta el instinto de supervivencia intentó medir la fuerza que descargaba la tierra.

En esa madrugada del 27 de febrero de 2010, Henríquez era jefe de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de la Región del Biobío. En términos técnicos, lo que se conoce como un “observador entrenado”. En la oscuridad calibró el crujir de las construcciones, el corcovear de los muebles y el estruendo de objetos que se estrellaban en el piso. Pero el síntoma más evidente de que el sismo se convertiría en tragedia, era que él mismo apenas lograba mantenerse en pie. Calculó la intensidad en grados Mercalli y de inmediato pensó en la posibilidad de un tsunami. Lo hizo porque estaba a unos tres kilómetros de la costa de Concepción, en San Pedro de la Paz.

Henríquez tomó el teléfono cuando la tierra aún descargaba latigazos y marcó el número de la Onemi central, en Santiago. Sabía que las comunicaciones colapsarían apenas el suelo volviera a calmarse.

Le respondió uno de los tres funcionarios de turno en el Centro de Alerta  Temprana (CAT) de la Onemi. Pudo ser el jefe de turno Osvaldo Malfanti Torres, el radioperador Rafael López Meza o el chofer Manuel Bravo Pacheco. A la carrera, Henríquez reportó que el sismo era de intensidad IX a X en la escala de Mercalli. Del otro lado le indicaron que la información que tenían era que se trataba de un grado VII. Henríquez se irritó:

-Mira conchetumadre, esto es un terremoto y es grado IX a X.

Henríquez nunca habló de esto con otros colegas de la Onemi. Hasta que en una cena de camaradería, en abril de 2011, por primera vez Carmen Fernández, la ex directora de la Onemi que dimitió tras el terremoto, oyó el relato de Henríquez:

-Sentí que se me doblaban las piernas cuando lo escuché -dijo Carmen Fernández a CIPER.

El relato de Henríquez dejaba en evidencia que en la madrugada del terremoto uno de los tres hombres de turno en el CAT desestimó un dato clave para evaluar tempranamente la posibilidad de un maremoto. El registro que esa madrugada difundió oficialmente el CAT indicó erróneamente que en la Región del Biobío el terremoto fue sólo grado VIII Mercalli.

-Nunca fui informada que el jefe de la Onemi regional había percibido, en el borde costero, una intensidad tan alta. Si esa información hubiese circulado esa madrugada, probablemente se hubiesen tomado otras decisiones -indica Carmen Fernández.

Incrédula, la ex directora de la Onemi le preguntó a Henríquez si su relato era fiel a lo que comunicó en la madrugada del terremoto. Su ex subalterno se lo confirmó y agregó que era exactamente lo que le había contado al fiscal del Ministerio Público que le tomó declaración a mediados de 2010.

 La declaración de Henríquez figura en una carpeta reservada de la investigación que lleva la Fiscalía Regional Metropolitana Occidente. Las pesquisas son lideradas por la fiscal regional, Solange Huerta, secundada por los fiscales Andrés Castellanos y Luis Tapia. El grupo se ha dedicado en estos dos años a establecer las responsabilidades penales de quienes, faltando a sus deberes, podrían haber propiciado que 178 personas murieran en el maremoto (22 de ellas aún desparecidas). La investigación se ha centrado en los funcionarios de la Onemi que no difundieron la alerta de tsunami; en la dotación del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), que erróneamente canceló esa alerta y en las autoridades que informaron que ya no había riesgo cuando aún no terminaban de arribar las olas asesinas.

 03:40 (a seis minutos del sismo)

 José del Carmen Tapia estaba a no más de 20 kilómetros del punto desde donde el jefe regional de la Onemi de Biobío hizo su reporte. Cuando la tierra paró, decidió seguir su instinto y el de la mayoría de sus vecinos: partió a subir el cerro que encajona la Caleta Tumbes, en Talcahuano. Como la mayor parte de los chilenos, los pescadores y algueros de Tumbes estaban incomunicados y sin luz. Pero no necesitaban escuchar autoridades por la radio o verlas por la tele para saber que había riesgo de maremoto. En Tumbes, la tradición oral y la memoria colectiva fueron suficientes.

 Tratando de alcanzar el cerro, José del Carmen (69) se encontró con su primo Juan Carlos Mora (46), quien con un foco rompía la oscuridad en Tumbes y alumbraba hacia el mar. Desde la calle principal llegaban los gritos de quienes intentaban poner orden o buscaban a sus niños para organizar la subida al cerro. El haz del improvisado faro de Mora se movía nervioso sobre las aguas. Cuando el precario hilo de luz reveló que el mar había comenzado a recogerse, un estallido de estupor y espanto antecedió a los gritos que multiplicaron el trajín de la evacuación. En su declaración policial, Mora aseguró que el agua se retiró unos 200 metros, pero que volvió lentamente, sobrepasando apenas la marca habitual de la marea.

 Visto que la primera marejada sólo besó el muro de contención de la caleta, José del Carmen pensó que no era para tanto y se devolvió a su casa a buscar su inhalador y “unas monedas”. Unos diez minutos después moriría de asfixia por inmersión en su propio dormitorio. Quedó tendido a los pies de su cama cuando una segunda ola gigantesca entró a la caleta triturando las casas de madera como si fuesen varillas secas.

Cuando la primera ola comenzaba a matar en Talcahuano, un operador del Centro de alerta de Hawai se comunicó con el SHOA. Quería confirmar que se habían recibido su mensaje de que el terremoto tenía un alto potencial de tsunami. Le contestó el cabo Araya. En su declaración Hsu dijo que intentó conversar con el chileno, pero que éste al parecer no hablaba inglés: “Escuché algo que no entendí y no fue inglés”

 José del Carmen no sabía que un tsunami es un “tren de olas” de tres, cuatro o más ondas que azotan la costa con distinta fuerza y en intervalos que pueden durar desde minutos a horas. Tampoco que la primera ola, precisamente la que él vio, normalmente es la menos destructiva. En la madrugada del 27/F, diversos puntos del litoral entre Valparaíso y Puerto Saavedra recibirían a lo menos cuatro olas a distintas horas, entre las 03:49 y las 06:40.

 Desde la llamada que hizo Jorge Henríquez a la Onemi y la primera marejada que arribó a la costa -en San Antonio, Pichilemu y Constitución- no pasaron más de 15 minutos. Y tal como lo intuyó Carmen Fernández en la cena donde escuchó a Henríquez, el testimonio del ex jefe regional de la Onemi se convirtió en prueba de la primera de las graves omisiones que se cometieron en el CAT.

 Efectivamente, en el minuto cero de la tragedia, el CAT recibió el dato de Henríquez, quien estando a escasos kilómetros de la costa, reportó una percepción de IX a X grados Mercalli. Ese dato inicial de manera indubitable ponía sobre aviso el riesgo de un maremoto.

 ¿Qué frenó al jefe de turno del CAT para llamar de inmediato a las autoridades de las zonas costeras a poner en marcha la evacuación? Básicamente, la ley. De acuerdo con el Decreto Supremo Nº 26 del 11 de enero de 1966, el SHOA es el único organismo que puede generar una alerta de tsunami. La responsabilidad de la Onemi se remite a difundir a la población la alerta emitida por el SHOA.

 La facultad privativa del SHOA es uno de los argumentos que esgrimió en el sumario administrativo efectuado en la Onemi el jefe de turno del CAT esa noche, Osvaldo Malfanti, para explicar por qué no difundió la alerta de tsunami. Pero la misma Onemi, a través de su documento “Plan Accemar”, durante años ha capacitado a las autoridades comunales costeras enseñándoles que “basta la ocurrencia de un sismo de gran intensidad, que impida a las personas mantenerse en pie, que haga caer muros, derrumbe torres y logre desplazar algunas casas de madera, para (…) aplicar el Plan de Emergencia en su fase de Evacuación hacia zonas seguras”.

 Carmen Fernández explicó a CIPER que el “Plan Accemar” no es una norma que obligue a la Onemi a llamar a una evacuación, sino sólo “una metodología que se enseña a las autoridades locales para que establezcan sus propios planes de protección. La decisión de evacuar es de las autoridades locales”. En otras palabras, y contra toda lógica, el “Plan Accemar” no obliga a la Onemi a difundir la alerta de maremoto, aunque tuviese certeza de que minutos antes un terremoto arrasó localidades costeras. La paradoja es que la Onemi enseña a los habitantes del litoral que deben huir apenas se produce el sismo, pero está obligada a esperar que el SHOA emita formalmente la alerta para recién irradiarla.

 El mismo “Plan Accemar” deja en evidencia lo absurdo de esta fórmula. El documento explica que para que se produzca un tsunami deben darse algunas condiciones: el sismo debe ser superior a 7,5 grados Richter; el movimiento debe ser vertical y no sólo lateral; el área de ruptura geológica debe situarse a menos de 60 kilómetros de profundidad y la mayor parte de la zona de ruptura debe ubicarse bajo el lecho marino. Pero como estas condiciones son medidas con instrumentos que pueden tardar de 10 a 15 minutos después del sismo -que es lo que demora el SHOA en monitorear la situación- y una ola destructiva puede alcanzar la costa antes de ese lapso, el “Plan Accemar” indica que lo sensato es evacuar apenas se produce el movimiento telúrico.

 Pero en la madrugada del 27/F la sensatez chocó con la burocracia: la Onemi no llamó a las autoridades comunales del litoral a evacuar. Y a pesar de que su propio jefe regional del Biobío alertó la magnitud devastadora del sismo en el borde costero, la Onemi esperó la evaluación instrumental del SHOA.

 En el balneario de Constitución esa sería una lección amarga, de esas que entran con sangre.

 03:44 (a diez minutos del sismo)

 “Dios te salve María, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre…”. La desesperada rogativa brotaba convertida en susurros de los labios del capitán del pesquero Pinita, José Ibarra, mientras aguantaba el timón para poner la proa de frente a la mole de agua que se le venía encima. Calculó en unos 15 metros de alto la pared oscura que su nave comenzó a remontar a una velocidad inaudita, succionada por la corriente.

 Ibarra y los seis tripulantes del Pinita, cuyo testimonio fue recogido en el premiado reportaje “La ola maldita” de Juan Andrés Guzmán en revista Paula, probablemente fueron los primeros que vieron venir el maremoto. Se lo encontraron cara a cara cuando el SHOA aún monitoreaba instrumentos y la Onemi evaluaba la percepción Mercalli del sismo. Se habían despertado diez minutos antes, cuando estaban anclados cinco millas al oeste de Constitución, y saltaron de sus camarotes porque el barco, de 50 toneladas, comenzó a zarandearse mientras el océano borbotaba.

 Los pescadores comprendieron que era un terremoto. Ibarra se comunicó por celular con su familia que estaba en Constitución. Mientras trataba de tranquilizar a su mujer, que lloraba en la línea, la Capitanía de Puerto de la ciudad le consultó por radio si veía olas en dirección a la costa. “Negativo”, informó.

 A la misma hora en que Ibarra hablaba con los marinos, el geólogo taiwanés naturalizado estadounidense Vindell Hsu, despachaba desde el Pacific Tsunami Warning Center de Hawai (PTWC) un “mensaje de observación” con los primeros datos de magnitud y ubicación del sismo. En su declaración ante la fiscalía -hecha el 15 de diciembre de 2010 en Hawai-, Hsu dijo que enviaron el mensaje cinco o seis minutos después del sismo:

-Una vez que determinamos la ubicación y las magnitudes, inicialmente obtuvimos un 8,5 (grados Richter), nos dimos cuenta que iba a ser un terremoto con un alto potencial de tsunami.

 Hsu tenía razón. Sólo un par de minutos después de que mandó el mensaje que alertaría al SHOA en Valparaíso -y a toda la red de países del Pacífico-, la tripulación del Pinita empalideció al comprobar que la nave era arrastrada mar adentro hasta encarar la ola descomunal. Era un verdadero muro que se extendía en el horizonte hasta donde alcanzaba la vista. El Pinita remontó la ola de costado, pero sólo para encontrarse con otra enorme masa de agua. Ibarra alcanzó a capear la segunda con la proa de frente. Después vino la calma e intentó alertar a la Capitanía de Puerto, pero ya no pudo comunicarse.

Impotente, el capitán observó desde el timón del Pinita cómo se alejaban las olas rumbo a su ciudad. Su relato posterior sería la comprobación de que el “Plan Accemar” tenía razón: no se puede esperar a que los instrumentos detecten la magnitud y ubicación de un sismo que ha incubado una marejada destructiva si el objetivo es salvar vidas.

Mientras Ibarra sorteaba las dos olas, el hombre que por ley debía medir con instrumentos la posible formación de un tsunami y dar aviso del peligro, avanzaba en la oscuridad de los pasillos del SHOA, en Valparaíso. El teniente primero Mario Andina Medina iba rumbo a la sala del Sistema Nacional de Alarma de Maremotos (SNAM). De acuerdo con el relato que hacen funcionarios que estuvieron esa noche en el SHOA, Andina era el jefe de turno y recién se había acostado, tras una última ronda, cuando el sismo lo obligó a levantarse y a vestirse con las dificultades que imponía la falta de luz. La sala SNAM contaba con energía y ya estaban en sus puestos el cabo Daniel Gutiérrez, el cabo Alejandro Núñez y el marinero Sebastián Santibáñez.

Andina comprobó que no tenían aún datos del sismo y ordenó a su gente monitorear los instrumentos. Detrás de él llegó el cabo Jorge Araya, de especialidad oceanógrafo, y lo puso a revisar las pantallas donde se recibían los indicadores de los mareógrafos que, apostados a lo largo de todo el litoral, detectan las variaciones del nivel del mar. Pero el terremoto había cortado la línea de fibra óptica que transmite las señales de los mareógrafos casi en tiempo real, con sólo dos a cuatro minutos de desfase. Para saber si había olas destructivas desplazándose hacia la costa dependían ahora de un satélite, pero esto los dejaba a ciegas casi por una hora.

 El sistema satelital GOES permite a los mareógrafos conectarse nada más que una vez por hora. De esta forma, el que está en el archipiélago de Juan Fernández sólo transmite al satélite, y desde ahí al SHOA, en el minuto 23 de cada hora. A las 3:23 envió su última marca antes del terremoto. Había que esperar hasta las 4:23 para que reportara los índices de los siguientes 60 minutos. A la hora en que se produjo el terremoto, los primeros mareógrafos que enviarían sus marcas por el sistema satelital eran los que estaban en los extremos del país, los menos útiles en ese momento crucial. Los marinos de la sala SNAM debían esperar casi una hora para saber qué marcaban las estaciones de marea en Valparaíso y Talcahuano, las más apremiantes, y cuyos registros llegarían recién a las 04:24 y a las 04:29, respectivamente.

 El teniente Andina comprendió que bajo esas circunstancias, desprovisto de las marcas de mareógrafos, sólo los datos de magnitud y ubicación -que llegan al SHOA desde organismos norteamericanos, como el PTWC- serían la clave para su eventual decisión de lanzar la alerta de maremoto, algo que no ocurría desde el terremoto de1985.

 03:49 (a 15 minutos del sismo)

 En el CAT de la Onemi, el jefe de turno Malfanti y el radioperador López terminaron de ordenar las informaciones de regiones que reportaban percepciones en escala Mercalli. López lanzó los datos por radio a la red de protección civil. Porque se traspapeló producto de la tensión ambiental o derechamente porque alguien lo desestimó, ahí quedó olvidado el urgente reporte de Jorge Henríquez y el registro oficial para la Región del Biobío fue sólo de grado VIII Mercalli.

 Las comunicaciones de la Onemi estaban cortadas con las regiones del Maule y Biobío. Eso impidió que el CAT tuviese reportes de avistamiento de olas destructivas en la costa de esas regiones, lo que habría permitido a Malfanti saltarse al SHOA y lanzar la alerta. Pero, tal como estaban las cosas, dependía de las mediciones que hiciera el organismo técnico naval para saber si había riesgo de maremoto. 

Entre los receptores que alcanzaron a escuchar el mensaje radial de la Onemi estuvo el SHOA. El teniente Andina escuchó el informe del CAT y analizó la situación. El sismo se había percibido en grado VII de Mercalli tanto en Santiago como en la Araucanía. Era un terremoto que cubrió una superficie inusualmente extensa, concluyó el oficial, con una amplia zona de fractura y parte de ella podía estar bajo el lecho marino. El epicentro, calculó, debía estar en las regiones del Maule o Biobío. Aquilató el peso de su responsabilidad al pensar en las instalaciones navales de Talcahuano, donde al día siguiente estaba programada la botadura del buque científico “Cabo de Hornos” y donde pernoctaba la mayor parte del almirantazgo a la espera de esa ceremonia que encabezaría la Presidenta Michelle Bachelet.

 En esos minutos entró al SHOA el mensaje despachado por Hsu desde Hawai. Andina revisó los datos y comprobó que la magnitud era 8,5 Richter, que la fractura se había producido a 55 kilómetros de profundidad y que las coordenadas del epicentro daban en tierra, al noreste de Concepción, pero sólo a unos kilómetros del borde costero. Con esos datos, según señalan funcionarios del SHOA, el teniente consideró que había riesgo de tsunami. Preparó a la dotación para lanzar la alerta.

Exactamente a la misma hora en que Andina todavía sacaba cálculos, las primeras olas golpearon la costa en San Antonio, Pichilemu y Constitución, entre las 03:49 y las 03:50. Esa fue la “zona de sacrificio”, aquella que no alcanzaría a ser avisada aunque hubiese funcionado correctamente el sistema de alerta. En Constitución una marejada oscura y fría inundó la playa y el agua se adentró por la ancha desembocadura del Maule cubriendo la Isla Orrego, un banco arenoso de unos 600 metros de largo y 200 de ancho ubicado en medio del río, donde un centenar de veraneantes acampaba bajo un bosque de eucaliptos.

En la Isla Orrego esa primera ola no entró con fuerza, pero el agua subió con rapidez más de un metro. La gente gritaba por auxilio, entumida y temerosa de una nueva marejada, pero ya nadie vendría a socorrerla.

03:51 (a 17 minutos del sismo)

El teniente Andina ya estaba listo para lanzar la alerta de tsunami por correo electrónico, fax y radio. De acuerdo con los protocolos que rigen al SHOA, el mensaje debía enviarse en primer lugar a la Onemi, para que ésta difundiera la alerta a la red de protección civil, y en segundo término a la red de comunicaciones Genmercalli, que comunica con 70 receptores de diversas instalaciones navales, portuarias, capitanías de puerto y gobernaciones marítimas.

Andina ordenó ingresar los datos de magnitud y ubicación que recibió desde Hawai en el sistema computacional TTT (Tsunami Travel Time) que automáticamente arrojó las posibles horas de arribo de las olas a los puntos relevantes de la costa (Arica, Iquique, Antofagasta, Caldera, Isla de Pascua, Coquimbo, Valparaíso, Talcahuano, Puerto Montt, Punta Arenas y Puerto Williams). De inmediato mandó incorporar esas horas de arribo a los mensajes navales que se despacharían por la red Genmercalli y a los correos electrónicos que se enviarían a todos los destinatarios que debían ser advertidos, entre ellos la Onemi. A las 03.51 dio orden de difundirlos.

Mientras Hugo Barrera luchaba contra el torrente sucio y frío que lo arrastraba por el río Maule, en Constitución, el funcionario Osvaldo Malfanti le hizo saber al jefe de gabinete de la Onemi, Pedro Salamanca, que el país no estaba bajo riesgo de tsunami.

Debido al corte generalizado de las comunicaciones tras el terremoto, de los 70 destinatarios de la red naval y marítima Genmercalli, sólo ocho recibieron el mensaje, entre ellos los de Valparaíso y San Antonio. Pero en el SHOA quedaron convencidos de que toda la red marítima había recibido la alerta: “Nosotros tenemos que recibir una confirmación de cada destinatario, pero la persona que tenía que chequear eso recibió primero las de Valparaíso y, en medio del ajetreo, la mandaron a hacer otra cosa. Nos quedamos con la idea de que, si la alerta había entrado a Valparaíso, la habían recibido en todas partes”, cuenta un oficial que estaba esa madrugada en el SHOA.

Para avisar a la Onemi, el propio Andina tomó la radio y se comunicó con el CAT, despachando, según el relato de personal del SHOA, un mensaje corto, simple y comprensible: “Atento Omega Cero (código radial de Onemi)… Atento Omega Cero de SHOA… Alerta de tsunami en curso”.

En este punto los testimonios del personal del SHOA y de la Onemi entran en una contradicción irreconciliable. Mientras la dotación del SHOA insiste en que Andina transmitió por radio la alerta en forma clara y precisa, en la Onemi aseguran que en esa comunicación se les dijo que el epicentro era en tierra y que eso descartaba el riesgo de tsunami.

 Los funcionarios de la Onemi central Johaziel Jamett, Paolo Marín, Osvaldo Malfanti, Rafael López y Helia Vargas, declararon en el sumario interno que escucharon ese mensaje radial del SHOA en que supuestamente se descartó el riesgo de maremoto. El jefe de la Onemi de Valparaíso, Guillermo de la Maza, ha dicho que escuchó lo mismo y que el radioperador de su región, Juan Pablo Núñez, también.

 Como no hay registro ni grabación de esa comunicación radial, la contradicción difícilmente será aclarada. Un dato relevante en esta controversia es que los especialistas del CAT, a diferencia de los oficiales del SHOA, estaban convencidos de que con un epicentro en tierra era imposible que se generara un maremoto. Y estaban rotundamente equivocados. Tanto los jefes de turno del CAT Osvaldo Malfanti y Paolo Marín Pakarati (quien se integró a colaborar en la emergencia), como el propio jefe del CAT, Johaziel Jamett Paz, confirmaron su error al declarar en el sumario administrativo:

-Para que se genere un tsunami (…) el epicentro debe ser en fondo marino -señaló Jamett en el sumario.

Paolo Marín, en tanto, declaró que “los datos epicentrales (transmitidos por el SHOA) no coincidían con lo que técnicamente se requiere para una probabilidad de tsunami”. Y Malfanti sostuvo que, luego de que el CAT difundió por radio las intensidades Mercalli, “responde el SHOA dando el epicentro, indicando que es en tierra y que se descarta alerta de tsunami por ser epicentro en tierra”.

La misma convicción tenía Carmen Fernández quien en una entrevista en marzo de 2010, afirmó: “Si el terremoto es en tierra no es posible un tsunami. Eso lo sabemos todos los que trabajamos en esto. Ese dato es clave, y es lo que analizó el equipo”.

En el SHOA aseguraron a CIPER que sólo Andina se comunicó con la Onemi para transmitir la alerta y que como ingeniero naval oceanográfico e hidrográfico y jefe (s) del Departamento de Oceanografía del SHOA, el teniente jamás habría cometido el error de desestimar el riesgo de maremoto sólo porque el epicentro se ubicaba en tierra.

Hasta ahora ha sido imposible comprobar si Andina se equivocó o no. Si lo hizo, el error sería mayúsculo porque la dotación del Departamento de Oceanografía del SHOA debe aprenderse y “recitar” el documento que regula todos los procedimientos de esa unidad naval: la Orden Permanente Técnica 801 (OPT 801). Por eso, Andina tenía la obligación de saber que la OPT 801 en su “Anexo C” es taxativa al indicar que para generar un tsunami “el epicentro del sismo debe estar ubicado en el mar o en tierra cerca de la costa”. En el mismo anexo, se establece que una “alerta de tsunami” se basa en información que indica, entre otras condiciones, que el epicentro está “ubicado en el mar o en tierra cerca de la costa de Chile”.

Personal del SHOA relató a CIPER que al recibir la información de magnitud y ubicación del sismo enviada desde Hawai, Andina ordenó georreferenciar las coordenadas y ubicó el epicentro en tierra, al suroeste de Cauquenes, pero a escasos 17 kilómetros de la costa. En un terremoto que se percibió con fuerte intensidad desde Santiago a Temuco y con epicentro cercano al litoral, perfectamente una parte de la fractura geológica podía ubicarse en el lecho marino. Y eso, a lo menos, Andina debía saberlo.

 Ninguno de los especialistas de la Onemi que analizaron el fax del SHOA esa madrugada tenía alguna especialización en tsunamis. Malfanti es ingeniero forestal y, según la información aportada por la Onemi, sólo exhibe dos cursos de capacitación en “Formación en Protección Civil”, impartidos en 2009. Johaziel Jamett es geógrafo y sólo tiene un curso de especialización: “Formulación y Evaluación de Proyectos” (2008). Marín es periodista y sólo ha hecho el curso “Formación en Protección Civil” (2009). Carmen Fernández es periodista y ha hecho nueve cursos: cinco de tipo administrativo y cuatro relacionados con comunicación social en materia de desastres o protección civil.

De acuerdo con los documentos consultados por CIPER, y con independencia de lo que Andina realmente transmitió a las 03:51 a la Onemi, el personal del SHOA estaba capacitado para comprender que un epicentro en tierra, pero cercano al borde costero, sí puede generar un tsunami. En cambio, entre los funcionarios del CAT de la Onemi existía el convencimiento erróneo de que bastaba que el epicentro fuese en tierra para descartar el riesgo de maremoto.

   03:55 (a 21 minutos del sismo)

 “¡Tata! ¡Tata! ¡Viene el mar… arranque!”. Debby Bastías Domínguez gritaba y golpeaba la puerta de su tío abuelo, Armando del Carmen Domínguez, mientras el agua le pisaba los talones. La niña de 12 años vivía en Caleta Tumbes, pero ese último sábado de sus vacaciones se había quedado a regalonear con su abuela, María del Carmen Domínguez (60), en la pequeña casa de madera donde la mujer vivía sola, en la Caleta Cantera de Talcahuano.

El hermano de María, Armando (59), conocido como “Chano”, tenía su mediagua al lado. Debby, María y Armando, salieron disparados cuando comenzó el terremoto y cada cierto rato ponían un ojo en el mar. A la espalda de sus viviendas, a solo diez metros, estaba la orilla. La abuela María se movía nerviosa. A los 10 años había vivido el terremoto de Valdivia y aún recordaba que entonces el mar había subido en Caleta Cantera, pero poquito.

El viejo “Chano” volvió a encerrarse, ajeno al parloteo nervioso de los vecinos. Entre 15 y 20 minutos después del sismo, María y su nieta Debby fueron a mirar el mar nuevamente. Frente a la abuela se abrió la imagen que durante 50 años había esperado y temido: el mar subió dos metros, despacito, y luego se recogió hasta dejar ver el fondo. Los botes quedaron varados. La mujer calculó que el agua se había retirado unos 50 metros. Pero el océano recuperó de un zarpazo el terreno que había cedido y se les vino encima rugiendo.

En su declaración policial, la abuela María dijo que el agua venía “haciendo ruido, como hirviendo, dando vueltas como un remolino”. Por segunda vez en la noche salió a la carrera, pero Debby se le adelantó para alertar a su “Tata”. El “Chano” Domínguez alcanzó a asomarse a la puerta y su hermana ya no volvió a verlo hasta que lo encontró en el Servicio Médico Legal.

Cuando la primera ola comenzaba a matar en Talcahuano, Vindell Hsu tomó el teléfono y desde Hawai se comunicó con el SHOA. Quería confirmar que los miembros del organismo técnico chileno habían recibido su mensaje y si comprendían el riesgo. Le contestó el cabo Araya. En su declaración, Hsu dijo que intentó conversar con el chileno, pero que al parecer éste no hablaba inglés: “Escuché algo que no entendí y no fue inglés”.

Afortunadamente, hasta las instalaciones del PTWC había llegado el geofísico de origen cubano Víctor Sardiña, quien al ver las complicaciones idiomáticas de Hsu tomó el teléfono y chequeó con Araya, en español, si el SHOA había recibido el mensaje y si estaba al tanto que la magnitud era de 8,5 grados Richter. El cabo le respondió que sí. “Es una magnitud bastante importante”, “es un terremoto bastante grande”, le insistió Sardiña a Araya, con cortés sutileza, testeando si en Chile habían comprendido que era altamente probable que se generara una ola destructiva.

El geofísico le pidió al cabo que el SHOA comunicara de inmediato al PTWC si tenía informes de avistamiento de una ola. Lo hizo, según sostuvo en su declaración, porque Chile tiene más de 4 mil millas de costa y sólo una decena de mareógrafos repartidos a gran distancia, por lo que a su juicio era posible que una ola tocara tierra antes de que fuese detectada por los instrumentos. En ese caso, dijo, era más urgente observar en terreno que confiar en los mareógrafos. El cabo Araya se comprometió a llamarlo si el SHOA obtenía esa información.

Probablemente los primeros efectivos de la Armada que vieron las olas tal como lo requería Sardiña, fueron los que casi murieron ahogados bajo una de ellas en la Capitanía de Puerto de Constitución. Los mismos que minutos antes habían rechazado facilitar su lancha zodiac al pescador Mario Quiroz Leal para rescatar gente en la Isla Orrego.

 Quiroz estaba con su familia en la isla y apenas paró el terremoto, con el olfato de su oficio, se convenció de que vendría un maremoto y cruzó a nado los 150 metros que lo separaban de la ribera. Iba en busca de un bote para salvar a su mujer, embarazada, y a sus hijos de 8 y 9 años.

 El pescador pidió a los marinos que ayudaran a evacuar la gente de la isla o que al menos le prestaran el zodiac. Le respondieron que no había riesgo de tsunami. Quizás estaban a la espera de la evaluación del SHOA o confiados en el informe negativo que despachó el capitán del Pinita antes de que lo atraparan las olas.

 Tras el rechazo de los marinos, Quiroz fue en busca de un bote a la ribera del río cuando la primera subida del agua lo obligó a internarse por las calles de Constitución. Cuando el nivel bajó, sólo alcanzó a comprobar que ya no había botes en la orilla y sobrevino la segunda subida. El agua ahora sí entró con fuerza, arrastrando a decenas de personas en la isla. Quiroz corrió hacia los cerros para salvarse.

A las 03:55, casi al mismo tiempo que el geofísico Sardiña pedía al SHOA que le comunicaran si la Armada tenía informes de avistamiento de olas, los marinos de la Capitanía de Puerto de Constitución -según testimonios citados en “La ola maldita”- abandonaron su puesto en una camioneta que prácticamente flotaba empujada por la segunda marejada. Se fueron sin prestar auxilio a los atrapados en el río. Pedro Muñoz y Osvaldo Gómez no eran marinos, no habían jurado defender ni dar la vida por algo o por alguien, pero bajaron de los cerros cuando escucharon los gritos implorantes de los abandonados en la Isla Cancún, situada detrás de la Isla Orrego. Ambos murieron tratando de rescatar gente. La esposa y el hijo mayor del pescador Quiroz también figuran en la nómina de los 18 muertos que dejó el maremoto en Isla Orrego. Su hija menor, entre los siete desaparecidos.

 Prácticamente en paralelo, a las 03:54, el mar subió en Talcahuano unos dos metros y minutos después se retiró hasta que el mareógrafo marcó “cero”. Tendría que pasar una media hora para que el satélite se lo revelara al SHOA. Debby Bastías y su abuela María del Carmen, ya estaban enteradas y corrían para salvarse.

 04:07 (a 33 minutos del sismo)

Debby y María del Carmen no pararon de correr y escalar hasta subir por completo el cerro que se levanta a espaldas de la caleta. Desde ahí, junto a otros vecinos, miraron las olas que seguían entrando a Caleta Cantera, Caleta Candelaria y Puerto Inglés. Era un maremoto, pero no tenían cómo dar aviso.

 El teniente Andina sí estaba comunicado, al menos con la Onemi y la Primera Zona Naval de Valparaíso. Por eso resulta extraño que nadie le haya informado desde el principal puerto del país que a las 04:01 el nivel del mar comenzó a subir hasta alcanzar una “amplitud de onda cercana a 1,5 mts”, como quedó registrado en la posterior “Investigación Técnica” de la Armada, firmada por el vicealmirante Enrique Larrañaga, director general del Territorio Marítimo y Marina Mercante.

Después de la controversial transmisión radial de Andina a las 03:51, Onemi le había pedido al SHOA que confirmara a través de un fax lo que había informado verbalmente el teniente. Según la versión de los funcionarios del CAT, pidieron que el SHOA confirmara por escrito que no habría tsunami. A la inversa, según la dotación del SHOA, les solicitaron que confirmaran que el país estaba bajo una alerta de maremoto.

Andina ordenó confeccionar el fax con el encabezado “Alerta de tsunami” y dispuso que se incluyeran en el mensaje las horas estimadas para el arribo de las olas a 11 puntos de la costa. La transmisión se inició desde la Oficina de Distribución de Mensajes (ODM) del SHOA cerca de las 03:55. Los problemas con la línea telefónica dificultaron la operación y luego de cinco o seis intentos, recién a las 04.07, se completó el despacho del fax.

En el CAT la copia del fax fue timbrada fijando la recepción a las 04:08. El documento llegó a las manos del jefe de turno Malfanti, quien estimó que sólo se trataba de un aviso de alistamiento y vigilancia ante la posibilidad de que se generara un tsunami, pues entendió que el SHOA avisaría si efectivamente había olas avanzando hacia la costa. Por eso, erróneamente, descartó difundir la alerta.

En su declaración en el sumario interno de la Onemi, Malfanti explicó por qué hizo esa evaluación:

Entre los funcionarios del CAT de la Onemi existía el convencimiento erróneo de que bastaba que el epicentro fuese en tierra para descartar el riesgo de maremoto.

-Respecto del primer fax, el contenido no es claro. La magnitud (del sismo) no es suficiente para informar sobre la ocurrencia de un tsunami o no. Para mí, una información clara del SHOA debió haber contenido datos sobre anomalías a nivel del mar, con información de oceanógrafos. Sumado a esto, por radio se descartaba la alerta de tsunami.

Malfanti se equivocó. El fax despachado por Andina en su forma y contenido cumplía con todos los requisitos establecidos en la Orden Permanente Técnica 801 (OPT 801) del SHOA para emitir una “Alerta de Tsunami”. Y, obligada por ley, la Onemi debió informar al país que estaba bajo riesgo de maremoto y que las zonas costeras debían ser evacuadas.

En la página 12 del “Anexo D” de la OPT 801, en su versión actualizada en 2009, se aprecia el formato y contenido que debe tener lo que se denomina “Mensaje de alerta de tsunami con los tiempos de arribo de la primera onda”. Y es idéntico al que llegó a las manos de Malfanti en la madrugada del 27/F. (Vea y compare el fax enviado por el SHOA a Onemi y el formato de fax establecido en la OPT 801)

 En concordancia con lo estipulado en la OPT 801, el fax que despachó Andina señala en su mensaje: “(El sismo) fue de magnitud suficiente para generar un tsunami. Se desconoce aún si se ha producido. Si se diera la posibilidad de ocurrencia, situación que sería informada oportunamente, las horas estimadas de arribo serían las siguientes (agrega las horas para 11 puntos desde Arica a Puerto Willliams)”.

 La redacción del mensaje suena ambigua, especialmente la frase “si se diera la posibilidad de ocurrencia, situación que sería informada oportunamente”. Eso podría llamar a equívoco a un lector común y corriente, pero en ningún caso al jefe de turno del CAT, porque el personal especializado de la Onemi debió haber estado capacitado y familiarizado con la OPT 801 del SHOA para comprender que ese mensaje era efectivamente una alerta de maremoto y que no se debía analizar su contenido de manera crítica, sino operar de forma automática para difundir la alerta.

Pero en la Onemi no estaban ni capacitados ni familiarizados con lo que les debía llegar desde el SHOA en caso de alerta. Aunque parezca increíble, en el sumario interno Malfanti declaró: “Sobre el formato del fax, no sé si hay un formato establecido entre el SHOA y la Onemi para una alerta de tsunami”.

El jefe del CAT, Johaziel Jamett, dijo en el mismo sumario: “Quiero destacar que el fax del SHOA, en caso de ser una alerta, no corresponde a los formatos establecidos por el SHOA al interior de sus procesos”.

Otro jefe de turno del CAT, Paolo Marín, declaró: “(Con) la redacción del texto del fax de las 04:07 no se contaba con la información necesaria para declarar una alerta de tsunami”.

Aún si fuese cierta la versión de los funcionarios de la Onemi acerca de que el teniente Andina les informó por radio a las 03:51 que no habría maremoto, al recibir el fax Malfanti debió reconocer de inmediato el documento como una “alerta de tsunami” y tendría que haber solicitado al SHOA que aclarara la situación. Ese era el curso regular ante una duda en medio de la emergencia, según la declaración de Carmen Fernández a la fiscalía:

-En el caso de existir duda, en forma inmediata se debe solicitar al SHOA la aclaración, por la inmediatez del riesgo que implica un tsunami. Luego de hacer las aclaraciones se procede a difundir. En el caso de que no existan dudas, se emite inmediatamente la alerta.

Pero Malfanti no pidió explicaciones, porque -tal como lo reconoció en el sumario- sencillamente no sabía qué le tenía que llegar desde el SHOA y cuando leyó el fax no comprendió que era una alerta de maremoto que lo obligaba a su difusión inmediata. Minutos después, su jefe, Johaziel Jamett, al llegar a la Onemi revisaría lo obrado por su subalterno y no enmendaría el error.

04:15 (a 41 minutos del sismo)

 Apenas Malfanti descartó difundir la alerta, una segunda ola atacó en Pichilemu y una tercera, mucho más feroz que las anteriores, acrecentó el infierno en Constitución. Hugo Barrera fue uno de los que quedó atrapado en Isla Orrego y tras la segunda subida se sumó a los que se encaramaron a los eucaliptos para ponerse a salvo.

 Aquellos que estaban con niños no pudieron subir a los árboles. Su destino dependía de que las marejadas hubiesen cesado. Como improvisado vigía, Barrera fue uno de los primeros que supo que la suerte estaba echada para quienes se quedaron en el suelo junto a sus hijos. Vio la tercera onda asesina apenas nació en el horizonte. Iluminada por la luna, parecía una espada plateada que avanzaba destellante. Según el relato de la “La ola maldita” la vio convertirse en “una masa café, furiosa, veloz” que cuando “tocó la isla empezó a hacer un ruido ensordecedor, un ‘pac, pac, pac’ siniestro e imparable que era provocado por cientos de árboles partidos como fósforos o arrancados de raíz”.

La ola botó a Barrera y lo entregó a los remolinos que tragaban gente, árboles y hasta las casas de la ribera. Cuando amaneció, sólo seis de los que habían trepado a los eucaliptos seguían encaramados.

Cuando Barrera luchaba contra el torrente sucio y frío que lo arrastraba y sumergía entre troncos, carpas, botes y gritos de espanto, Malfanti le hizo saber al jefe de gabinete de la Onemi, Pedro Salamanca, que el país no estaba bajo riesgo de tsunami. Salamanca había llegado recién hasta el CAT y él le comunicó al entonces subsecretario del Interior, Patricio Rosende, la primera autoridad política que se apersonó en la Onemi a eso de las 04:15, que el SHOA había descartado el riesgo de maremoto.

Detrás de Rosende llegó el jefe del CAT, Johaziel Jamett, a quien le reportaron que el SHOA había desestimado el maremoto porque el epicentro fue en tierra. Jamett pidió georreferenciar los datos del epicentro y lo ubicó en un punto entre Concepción y Cauquenes, al interior de la costa. Malfanti, Salamanca, Jamett y Rosende releyeron el fax y lo consideraron confuso, ambiguo.

 Los especialistas de la Onemi interpretaron el fax como una alerta que sólo requería alistar recursos por si efectivamente se producía el maremoto, pero no suficiente para avisar a la población. La confusión se originó, según las declaraciones registradas en el sumario interno, porque para todas las emergencias que tienen un desarrollo evaluable en el tiempo -como las volcánicas o los incendios forestales-, la Onemi trabaja con una “alerta amarilla”, de vigilancia, que puede pasar a “alerta roja”. Pero en el SHOA no existen alertas amarillas ni rojas, sólo “Alerta de tsunami” y “Alarma de tsunami”. Y ninguna de las dos es de “vigilancia” o “alistamiento”, ambas tienen el mismo efecto: evacuar la costa y ordenar el zarpe de las embarcaciones hacia alta mar.

Según declaró Malfanti, el fax tendría que haber contenido “datos sobre anomalías a nivel del mar, con información de oceanógrafos” para haber puesto sobre aviso a la población. Eso, sólo reafirma que el jefe de turno del CAT sencillamente no tenía idea qué era y que debía decir una “alerta de tsunami”. La OPT 801 del SHOA establece de manera inequívoca que una alerta es un aviso temprano basado sólo en información sísmica -magnitud, epicentro y profundidad de la fractura- que indica el riesgo inminente de oleaje destructivo. No era necesario que hubiese datos de alteración del nivel del mar, como los que esperaba Malfanti, para difundir la alerta.

En los protocolos del SHOA, una “Alerta de tsunami” puede cambiar a “Alarma de tsunami” cuando a la información sísmica se suma la ratificación -de un mareógrafo o por comprobación visual- de que ya se ha formado una ola destructiva. Para ambos casos la respuesta debe ser la misma: evacuación, zarpe y aseguramiento de las instalaciones navales y marítimas.

El entonces director del SHOA, comandante Mariano Rojas Bustos, hoy en retiro, explicó ante la comisión investigadora de la Cámara de Diputados: “En cuanto a alerta y alarma, la verdad es que para efectos prácticos no hay ninguna diferencia. Pues en ambos casos se debe evacuar a la gente hacia zonas seguras. La alarma da una posibilidad mayor -no certeza- de ocurrencia de un tsunami”.

 Desconocedores de los protocolos del SHOA, los especialistas de la Onemi estimaron que la “alerta de tsunami” que llegó por fax era similar a la “alerta amarilla”. En su declaración, Jamett, dejó en evidencia que cayeron en esa confusión:

 -Existen dos sistemas, uno es la alerta y otro es la alarma. El primero es un llamado de atención (…) lo que el SHOA debió emitir si hubiese tenido la seguridad de que se produciría un maremoto debió ser una alarma y no una alerta. El documento que nos llega del SHOA (el fax) tampoco es suficientemente claro para señalar que corresponde a una alerta de tsunami. Si hubiese sido así, la alerta correspondería en el sistema nacional de protección civil a una alerta amarilla, que significa alistamiento de recursos.

En la misma investigación interna, Paolo Marín incurrió en idéntico error: “(En el fax) faltaba una confirmación instrumental de que el tsunami iba a ocurrir”.

 De los testimonios y centenares de documentos revisados por CIPER surgió una prueba de que los funcionarios del CAT confundieron la “alerta de tsunami” que les envió el SHOA, con una “alerta amarilla”: al contrario de lo que hizo la Onemi, la Gobernación Marítima de San Antonio, que alcanzó a recibir el mismo mensaje de alerta del SHOA por la red Genmercalli, ordenó el zarpe de las embarcaciones.

 Por lo demás, el Plan Nacional de Emergencia, la norma que regula los procedimientos de la Onemi, no deja duda respecto de que una “alerta de tsunami” despachada por el SHOA debía ser difundida y que no era necesario esperar que el aviso fuera de “alarma”. En el Capítulo IV de ese documento, se indica que es atribución de la Armada “a través del SHOA, emitir condiciones de Alerta de Tsunami a la Dirección del Territorio Marítimo y solicitar a Onemi la difusión inmediata de la alerta al Sistema de Nacional de Protección Civil”.

La auditoría que se realizó en Onemi en mayo de 2010 y que revisó los procedimientos adoptados frente al terremoto, determinó que el fax de la Armada era efectivamente una “alerta de tsunami” que cumplía con los estándares de la OPT 801 del SHOA y que el jefe del CAT debió difundirla de manera inmediata:

 -Se pudo detectar que el CAT no declara ni difunde alerta de tsunami recepcionada por medio de registro fax a las 4:07 AM de parte del agente técnico SHOA -señala, en su página 5, el informe ejecutivo de la auditoría.

Quienes estaban esa madrugada en el CAT dicen que tras leer el fax y ubicar el epicentro en un mapa, Jamett pidió que llamaran por radio al SHOA para aclarar la situación y todos -incluyendo al subsecretario Rosende- escucharon a los marinos cuando respondieron que no habría tsunami por epicentro en tierra. En el SHOA niegan que eso haya ocurrido.

En su declaración ante la fiscalía, Carmen Fernández señaló que aproximadamente entre las 04:15 y las 04:35 viajó en el auto del servicio, conducido por el chofer Manuel Bravo, desde su domicilio hasta la Onemi. En todo el trayecto, dijo, estuvo atenta a las comunicaciones por radio que entraban y salían de Onemi y no escuchó que desde el CAT se pidiera alguna aclaración al SHOA o que esa unidad naval descartara el riesgo de tsunami.

 04:41 (a una hora y siete minutos del sismo)

 Alrededor de diez minutos después de que una ola destruyera la mitad del pueblito de Bahía Cumberland en el archipiélago de Juan Fernández, el director del SHOA, comandante Mariano Rojas Bustos, preguntó en voz alta desde el centro de la sala SNAM: “¿Cómo estamos para cancelar?”. Rojas interpretó el silencio del teniente Mario Andina y del capitán de corbeta Andrés Enríquez Olavarría como aprobación. Así, dio la orden de que se cancelara formalmente la “alerta de tsunami” que Andina había difundido 50 minutos antes y confirmado por fax, a petición de la Onemi, 34 minutos atrás.

 Rojas puso la cancelación en curso. Se avisó por radio a Onemi a las 04:56 y se despacharon los mensajes a la red Genmercalli a las 05:10. Con ello comenzó a gestarse uno de los episodios más bochornosos en la historia de la Armada de Chile. Hasta ese minuto no había documento que acreditara una falla del SHOA. Pero cuando Rojas dispuso cancelar la alerta, dejó comprometido al organismo técnico naval en la muerte de a lo menos 32 personas que fallecieron en Talcahuano y Dichato arrastrados por olas que llegaron más de una hora después de su decisión.

 La orden del comandante naval dejó en evidencia, además, que el SHOA nunca supo que hasta ese minuto las víctimas del maremoto ya sumaban más de cien. Y lo peor, es que, la unidad especializada de la Armada sólo cerca del mediodía se vino a enterar de que el desastre era uno de los mayores en la historia de Chile.

A la misma hora en que Rojas tomaba su fatal decisión, Carmen Fernández llegaba a la Onemi. Johaziel Jamett le informó las novedades y dentro de los papeles que revisaron apareció el fax del SHOA de las 04:08. En su declaración, Fernández dijo que lo primero que leyó fue el encabezado: “Alerta de tsunami”. A diferencia de sus subalternos, sopesó con mejor cálculo el tenor del documento. Le dijo al subsecretario Rosende que quizás habría que evacuar. En ese momento, el subsecretario, Jamett y ella, escucharon por radio una comunicación del SHOA: “Descartada probabilidad de tsunami”. La orden del comandante Mariano Rojas se había cumplido.

 -Un problema menos -dijo Carmen Fernández.

La oceanógrafa de servicio esa madrugada en el SHOA, Cecilia Zelaya, le informó a Enríquez que su interpretación de los mareógrafos era distinta a la que habían hecho los oficiales del SHOA para cancelar la alerta. A su juicio, el gráfico del mareógrafo de Talcahuano era la comprobación instrumental requerida para elevar el estatus de “alerta” a “alarma”. Pero Enríquez desestimó la apreciación de la oceanógrafa civil.

Apenas cinco minutos después de que el SHOA canceló la alerta una nueva ola entró a Constitución. Cuando esa marejada remontó el Maule, volvió a arrastrar por el fondo barroso del río al estudiante Cristofer Espinoza, que sobrevivía desde la segunda subida del agua aferrado a un tronco. Su familia estaba acampando en el Islote Cancún, ubicado dos kilómetros río arriba de la Isla Orrego, cuando fue arrasada por la crecida.

Cristofer conversaba a gritos con su tía Mirza y su prima Carla. Ambas también flotaban a merced del agua y él les daba ánimo. Ya llevaban casi una hora aguantando los torrentes que entraban y salían por la boca del Maule, cuando los castigó la ola que azotó al balneario apenas minutos después que el SHOA determinó oficialmente que Chile ya no estaba bajo riesgo de maremoto. Tan feroz como la anterior, la masa de agua lanzó a Mirza y Carla contra un lanchón varado. La joven se encaramó al falucho, pero su madre, vencida por la hipotermia, no pudo seguirla. Ahí se quedó Mirza, agarrada de una cuerda, hasta que comenzó aclarar y una nueva ola la arrastró a la orilla.

¿Por qué el SHOA determinó cancelar la alerta cuando las marejadas seguían ensañándose con la costa? Al igual que el pescador José del Carmen Tapia, que había fallecido en Caleta Tumbes cuando se devolvió a buscar su inhalador, el teniente Mario Andina estaba equivocadamente convencido de que la primera ola de un maremoto era la más destructiva. Cuando comenzaron a arribar desde el satélite las marcas de marea de Juan Fernández (a las 04:23), de Valparaíso (04:24) y Talcahuano (04:29), el cabo oceanógrafo Jorge Araya convirtió los datos en gráficos y Andina los interpretó mal. A su juicio, los niveles del mar sólo habían subido levemente y comenzaban a normalizarse. La primera ola, pensó Andina, no había sido letal: el riesgo se esfumaba.

 El comandante Rojas había llegado a la sala SNAM a las 04:19. Andina y el subdirector del SHOA, capitán de fragata Juan Carlos Cuneo, le transmitieron las novedades. Rojas estimó que Andina había actuado correctamente al despachar la alerta con los datos sísmicos que tuvo a la mano, pero le preocupaba que los mareógrafos comprobaran si efectivamente se había producido una alteración en las mareas que justificara mantener la medida. Tenía en la retina que en 2005 en Talcahuano habían fallecido dos personas por una falsa alarma de tsunami y no quería que el SHOA fuese responsable de una evacuación masiva innecesaria.

Uno de los miembros del SHOA que estuvo esa madrugada en la sala SNAM, dijo a CIPER que hasta ese momento estaban convencidos de que el mensaje de la alerta había llegado a los 70 receptores de la red Genmercalli y que la Onemi ya lo había difundido a la población civil: “Nosotros pensábamos que se estaba evacuando la costa y queríamos comprobar si realmente había un tsunami, para no someter a la gente a una situación de pánico sin razón”.

Mientras Cuneo se dedicó a las tareas logísticas, Rojas discutió los temas técnicos con Andina y el capitán de corbeta Andrés Enríquez. El comandante Rojas no era un experto en oceanografía, por lo que requería la asistencia de Andina, Enríquez y de la oceanógrafa de servicio, Cecilia Zelaya. Para todos los presentes en la sala SNAM, el oficial que asesoró directamente a Rojas fue Enríquez. El capitán era considerado por sus subalternos como el que más sabía después de la civil Zelaya, pero ella llegó al SHOA cuando ya habían cancelado la alerta.

El capitán Enríquez había sido jefe del Departamento de Oceanografía del SHOA hasta el 31 de enero de 2010, sólo semanas antes del terremoto. Por eso Rojas lo consideró su asesor más importante esa madrugada, aunque la jefatura (s) del Departamento de Oceanografía formalmente la tenía Andina. Fruto del error que cometieron esa madrugada, Rojas pasó a retiro y Andina recibió una amonestación “gravísima”, pero Enríquez salvó con la hoja de vida intacta y fue ascendido a capitán de Fragata en enero de 2011.

En su presentación ante la comisión investigadora de la Cámara de Diputados, el comandante (r) Rojas indicó claramente que su decisión de cancelar fue adoptada con la asesoría de los oficiales expertos en oceanografía:

 -Había una tendencia al descenso. (En los gráficos) se veía una ola mayor y, posteriormente, una menor; era muy variable. Hay un acuerdo de todo el equipo técnico, de gente muy profesional del SHOA. Quiero ser bien claro en esto. Yo tomé la decisión; yo soy el jefe. Sin embargo, con los asesores oceanógrafos existía esta misma percepción.

En la madrugada del 27/F el teniente Andina estimó que el conducto regular era comentar sus apreciaciones primero con el capitán Enríquez, por lo que le transmitió la lectura que había hecho de los gráficos de mareas. Personal de la sala SNAM ha dicho que Andina y Enríquez concordaron en que el reporte de Juan Fernández era de un alza de marea de sólo 18 centímetros y que si bien el de Talcahuano marcaba una subida significativa (cerca de 1,8 a 2 metros), superaba sólo por centímetros el nivel de la marea alta normal. Luego, interpretaron que las curvas tendían a la baja, por lo que consideraron que el peligro había pasado.

 Enríquez le reportó a Rojas las apreciaciones que había intercambiado con Andina. Revisaron los gráficos y al cabo de unos minutos el comandante preguntó: “¿Cómo estamos para cancelar?”.

 05:10 (a una hora y 36 minutos del sismo)

 La jefa de la Sección Tsunami del SHOA y oceanógrafa de servicio, Cecilia Zelaya, estaba recopilando en una carpeta todos los documentos de la sala SNAM emitidos y recibidos desde que ocurrió el terremoto. Sólo entonces se percató de que entre los papeles figuraba la cancelación. Hasta ese momento estaba segura de que la alerta seguía en pie. Era la única persona con formación universitaria en oceanografía, además de cursos sobre tsunamis, que a esa hora estaba en el SHOA y nadie le había dicho que el estatus había cambiado.

La oceanógrafa le preguntó al capitán Enríquez por qué se había descartado el riesgo. El oficial le dijo que los mareógrafos indicaban que el nivel del mar tendía a normalizarse. Zelaya lo encontró raro, dada la inusual magnitud del sismo. Además, ella sí sabía que pueden pasar varias horas entre una onda y otra y que las últimas pueden ser peores que las iniciales. Entonces fue a mirar los gráficos de los mareógrafos. Cuando los tuvo al frente, la cara le cambió.

Zelaya había llegado al SHOA alrededor de las 05:00. Se demoró porque antes de dejar su casa comprobó por Internet el reporte del PTWC, se cercioró por teléfono de que hubiese llegado a la sala SNAM y, aunque la respuesta del cabo Araya fue positiva, de igual modo lo mandó por correo a la oficina. Además, supo que Andina ya había emitido la alerta y a la luz de los datos sísmicos que habían llegado desde Hawai, concordó en que había actuado con acierto. También tardó en salir porque juntó agua en la tina, por si se cortaba el abastecimiento, y porque tuvo que preparar a su hijo pequeño para llevarlo al SHOA, pues no tenía con quien dejarlo. Además, vivía en las afueras de Valparaíso, en Curauma, y condujo su auto con máxima precaución.

Miembros de la dotación del SHOA dijeron a CIPER que al mirar los gráficos de los mareógrafos, Zelaya se dio cuenta de que las curvas describían un alza y una disminución abrupta en Talcahuano, indicativo de que se estaba gestando un “efecto de resonancia”. En palabras simples, a diferencia de Andina y Enríquez, la oceanógrafa leyó que la marca del mareógrafo de la principal base naval del país revelaba que había llegado hasta la costa una primera onda sin gran violencia, pero que había un alto riesgo de que a continuación arribaran olas destructivas.

CIPER le mostró estos mismos gráficos a otros oceanógrafos expertos en tsunamis, los que al sólo dar una mirada concluyeron lo mismo que Cecilia Zelaya.

La oceanógrafa de servicio esa madrugada en el SHOA, le informó a Enríquez que su interpretación de los mareógrafos era distinta. A su juicio, el gráfico de Talcahuano era la comprobación instrumental requerida para elevar el estatus de “alerta” a “alarma”. Pero Enríquez desestimó la apreciación de la oceanógrafa.

Zelaya, según indican integrantes del SHOA, nunca le dijo directamente al comandante Mariano Rojas que estaba en desacuerdo con las apreciaciones de Andina y Enríquez. La oceanógrafa ha dicho que debía respetar la cadena de mando usando el conducto regular, por lo que tenía que asesorar al oficial que estaba asistiendo técnicamente a Rojas: el capitán Andrés Enríquez.

A sus cercanos y ya en retiro, el comandante Rojas ha dicho que Enríquez nunca le informó las apreciaciones de la oceanógrafa de servicio y que no le consta que ella haya hecho esa lectura de los gráficos durante esa madrugada. Según sus ex subalternos, Rojas era un comandante de buen trato y de fácil acceso, por lo que no comprenden que Zelaya no le haya informado directamente sus observaciones.

La interpretación que Zelaya dio a los gráficos es correcta. Cuando la fiscalía exhibió esos documentos a los especialistas del PTWC en Hawai, éstos no dudaron un segundo en que eran indicativos de que un tsunami estaba en curso. De hecho, a las 04:45 del 27/F, justo cuando el comandante Rojas estaba desactivando la alerta, el PTWC emitió su segundo boletín tras el terremoto. En ese documento despachó un “warning” de tsunami para Chile y Perú.

 El organismo de Hawai había recibido desde el satélite, al mismo tiempo que el SHOA, las marcas de los mareógrafos de Talcahuano y Valparaíso. Y a diferencia de la interpretación hecha por el teniente Andina y el capitán Enríquez, los geofísicos del PTWC sí estimaron que era una comprobación instrumental de que se había producido un maremoto:

 -Las lecturas del nivel del mar indican que se ha generado un tsunami. Es posible que haya sido destructivo en las costas cercanas al epicentro (…). Las autoridades deberían tomar medidas idóneas en respuesta a esta posibilidad -se lee en ese segundo boletín del PTWC.

 La “Investigación Técnica” de la Armada que recomendó el retiro del comandante Rojas y la amonestación gravísima al teniente Andina, dirigida por el vicealmirante Larrañaga, señaló que la cancelación de la alerta había sido incorrecta porque no tomó en cuenta el segundo boletín del PTWC ni la lectura del Sistema Tremors. Este último mide la liberación de energía de un sismo cercano a la costa de Chile y en este caso su reporte excedía largamente el umbral necesario para generar un tsunami. Aunque el resultado del Sistema Tremors estuvo disponible desde las 04:10, no fue considerado en las deliberaciones de los oficiales del SHOA.

Lo extraño es que el informe del vicealmirante Enrique Larrañaga no consignó las declaraciones de la oceanógrafa Cecilia Zelaya respecto de que su asesoría fue desoída por el capitán Andrés Enríquez. Personal del SHOA dice que todas las entrevistas hechas por Larrañaga a quienes trabajaron esa madrugada fueron grabadas y que Zelaya le detalló lo que había informado a Enríquez.

 05:17 (a una hora y 42 minutos del sismo)

 El tráfico de las comunicaciones radiales de la Onemi pudo ser grabado a partir de las 05:07. El Laboratorio de Criminalística de la PDI reconstruyó y analizó ese registro, detectando que a las 05:17 la Onemi consultó al SHOA por anomalías en el nivel del mar en Juan Fernández. En la bitácora del SHOA quedó por escrito que a las 05:18 Onemi les comunicó que Carabineros había alertado sobre variaciones de marea en el archipiélago.

Este registro confirma que recién 47 minutos después de que una ola entrara devastando Juan Fernández, la Onemi y el SHOA recién tuvieron la primera señal de que algo pasaba en el archipiélago. Entre las 04:20 y las 04:30, una ola había destruido gran parte del pueblo de bahía Cumberland en la isla Robinson Crusoe, pero a las 05:18 el SHOA informó a Onemi que en Juan Fernández sólo había una variación anómala de 20 centímetros en el nivel del mar.

 -Estoy ampliando la información que solicitaron ustedes con respecto a la variación de marea de Juan Fernández (…). La variación anómala sería de 20 centímetros -dijo a esa hora, por radio, una voz identificada posteriormente como la del teniente Andina.

 El cabo Claudio Cárcamo estaba de guardia en la capitanía de puerto de la isla Robinson Crusoe cuando la ola que el SHOA calculó en 20 centímetros entró destrozando el pueblo. Cárcamo aseguró a CIPER que esa madrugada intentó comunicarse con el continente en numerosas ocasiones, por lo que pidió a un colega que le ayudara con el radio. Cuando su compañero se retiró, al pasar por el muelle vio venir la primera subida y trató de avisarle a Cárcamo, pero no alcanzó.

La segunda ola sorprendió al cabo en la sala de radio. La vio encima, relató, “cuando venía reventando en el muelle y pasando por los postes de luz”. Cárcamo dice que estaba lejos del botón de pánico que debía usar en caso de emergencia y reconoce que no pudo cumplir con su obligación de activar esa alarma para dar aviso a la población. Pero asegura que no fue por miedo, sino porque el agua se lo impidió:

 -Efectivamente, no activé la alarma. Pero no porque no quería. Estaba en la sala de radio, llamando a Valparaíso. A lo único que atiné fue a correr hacia atrás y avisar al capitán de puerto. Él había llegado con su familia hacía como cuatro días a la zona y no tenía idea lo que pasaba. Cuando quise devolverme, en cosa de segundos el agua me arrastró al patio. Ya no había vuelta atrás. Yo traté de salir por un cerco, pero no pude y al final el agua me golpeó ahí. Esa segunda ola se llevó la capitanía de puerto inmediatamente. Era imposible volver y no alcancé a tocar la alarma.

Aunque en la bitácora del SHOA quedó estampado que fue Carabineros el que alertó a la Onemi sobre un maremoto en Juan Fernández, el jefe del CAT, Johaziel Jamett, afirmó en el sumario interno que la información les llegó desde la Dirección de Metereología. Pero aseguró que eso sucedió a las 05:50 y que recién entonces tomaron contacto con el SHOA. Carmen Fernández sostiene que la primera información sobre oleaje en el archipiélago la recibió cuando la Presidenta Bachelet -que había llegado a la Onemi una media hora antes- estaba dando su primera conferencia de prensa a las 05:40.

Funcionarios de Onemi han dicho que cerca de las 04:45 el jefe de la zona policial de Valparaíso, general Walter Villa, informó a la Onemi regional que habían tomado contacto por telefonía IP con el retén de Juan Fernández y que les habían confirmado que un tsunami había devastado el pueblo. También habría indicado que carabineros de San Antonio reportaba una salida de mar en Llolleo.

Establecer la hora exacta en que la Onemi supo que Juan Fernández había sido afectado por un maremoto y quién dio la alarma desde el archipiélago, no es menor para el futuro judicial de Carmen Fernández, pues ella era la principal asesora técnica de las autoridades constituidas en la Onemi y como tal tiene responsabilidad en las medidas que aconsejó y también en las que omitió. Tal como lo declaró la entonces directora a la fiscalía, la Onemi está obligada por ley a esperar que el SHOA emita la alerta, salvo que un observador de alguna de las instituciones de la red de protección civil (Bomberos, Carabineros, Meteorología, MOP y la misma Onemi, entre otras) reporte el avistamiento de olas destructivas. En ese caso, no hace falta aguardar la confirmación del SHOA para difundir una alerta y llamar a la evacuación.

 Si se comprueba que la Onemi supo alrededor de las 05:17 que las marejadas golpearon Juan Fernández por medio de un “observador” de la Dirección de Meteorología o de un carabinero, ambos integrantes de la red de protección civil, a partir de ese momento Carmen Fernández pudo aconsejar a las autoridades difundir la alerta de tsunami a todo el territorio sin esperar confirmación del SHOA. Si la Onemi omitió el dato, su ex directora y eventualmente sus subalternos podrían verse en serios problemas en el proceso judicial, porque 45 minutos más tarde, tiempo en que pudo decretarse una evacuación, una salida de mar mató a 18 personas en Talcahuano. Una hora y media después otras 12 fallecieron en Dichato.

Los oficiales que actuaron en el SHOA durante el 27/F pueden enfrentar complicaciones judiciales similares, pues recibieron una alerta desde Talcahuano que les informó que un tsunami había ingresado a la base naval de ese puerto: “Confirmo tsunami en basetalc. Nmm 6 metros en Fuerza Sub. Una ola inundó sin rompiente”, decía el mensaje de texto que recibió la oceanógrafa Cecilia Zelaya. Lo envió el capitán Rodrigo Núñez Gundlach, quien había sido jefe del Departamento de Oceanografía del SHOA.

Evidentemente, el mensaje del capitán Núñez debía considerarse un avistamiento hecho por un “observador entrenado”, por lo que el SHOA debió dar por confirmado que había olas destructivas y tendría que haber generado una “alarma de tsunami”. Según los registros del tráfico de llamadas de esa madrugada, a las 05:34 Núñez despachó su mensaje, 26 minutos antes del arribo de la ola asesina a Talcahuano. En su defensa, el comandante (r) Rojas señaló ante la comisión investigadora de la Cámara de Diputados que ese mensaje se recibió recién a las 06:43.

Funcionarios del SHOA aseguran a CIPER que el mensaje de texto le llegó a Cecilia Zelaya alrededor de las 05:30 y que la oceanógrafa se dirigió de inmediato a la sala SNAM para leérselo a Rojas, Enríquez y Andina. Zelaya leyó dos veces el mensaje en voz alta Los tres oficiales guardaron silencio y no hubo reacción.

 El comandante Rojas ha dicho a sus cercanos que no recuerda ese episodio -aunque otro oficial del SHOA sí reconoció que Zelaya les leyó el mensaje- y que probablemente no puso atención al dato porque en ese momento estaba enfrascado en averiguar qué había sucedido realmente en Juan Fernández.

De acuerdo con la versión de un oficial que trabajó en el SHOA, informalmente desde la Primera Zona Naval se informó a Rojas que una onda destructiva había afectado al archipiélago y que había desaparecidos en Robinson Crusoe.

05:40 (a dos horas y seis minutos del sismo)

La Presidenta Bachelet dio su primera conferencia de prensa desde las oficinas de la Onemi sin mencionar el riesgo de tsunami. No lo hizo, según declaró, porque a esa hora ya regía la cancelación de la alerta despachada por el comandante Rojas y porque al llegar a la Onemi se le había informado que el SHOA había descartado el riesgo de maremoto. En su declaración a la fiscalía, Bachelet explicó:

-En ese primer informe (al momento de llegar a la Onemi) no me fue exhibido ni me enteré que a las 04:07 el SHOA había enviado un fax de alerta de tsunami a la Onemi, sólo me indicaron que el SHOA había descartado la alerta y en todas las comunicaciones posteriores que escuché entre la Onemi y el SHOA siempre se descartó la probabilidad de tsunami.

 Hugo Barrera llevaba peleando por su vida casi una hora y media en el río Maule justo cuando la Presidenta Bachelet dio su primera conferencia de prensa. Después de que la tercera ola quebró el eucalipto en que se había encaramado en la Isla Orrego, Barrera cayó al agua y fue arrastrado por marejadas arremolinadas que lo hundían hasta tocar el fondo y luego lo levantaban hasta la superficie.

 La última ola que lo zarandeó se convirtió en una resaca irremontable que lo llevaba directo al mar. Cansado y entumido, Barrera comprendió que ese era el instante en que debía agotar sus energías para intentar llegar a la orilla. De lo contrario moriría ahogado en la vastedad del océano. Nadó hasta que las fuerzas lo abandonaron, hasta que al incorporarse pudo tocar el fondo y caminar hasta la ribera.

Inmediatamente después de su primera rueda de prensa, Bachelet fue informada que desde la Dirección de Meteorología habían llegado antecedentes de un maremoto en Juan Fernández. La Mandataria pidió que se confirmara con el SHOA. El organismo técnico de la Armada insistió en que sólo se reportaban variaciones de marea de 18 a 20 centímetros en el archipiélago. Posteriormente, cerca de las 06:40, fue equívocamente asesorada por el sismólogo de la Universidad de Chile, Carlos Aranda, quien le señaló que si ya no se había producido un maremoto, el riesgo había pasado. Otro grave error: a esa hora una nueva ola entró al balneario de Dichato.

 Bachelet volvió a hablar a la prensa a las 06.55, ocasión en que por primera vez mencionó el maremoto. Inicialmente, dijo que el oleaje había ingresado a Juan Fernández, pero luego señaló que la Armada descartaba el riesgo de tsunami:

 -En el caso de la Isla Juan Fernández, efectivamente existió una información que tenemos entregada tanto por observadores desde allá como del retén de Carabineros, es que hubo… no sé si calificarlo de tsunami, pero si una ola de gran proporción, desconocemos los datos exactos, que habría ingresado hasta la mitad del pueblo (…). Según la información que la Armada nos entrega, es que no habría riesgo de tsunami… vamos a estar evaluando fuertemente aquello, sin querer que haya pánico… solo decir que si en algunas zonas costeras hay replicas fuertes, se sugiere que en esos casos se avance hacia zonas altas.

 La intervención pública de la ex Presidenta en la que indicó que la Armada descartaba el maremoto, se produjo exactamente 15 minutos después de que la última ola del tsunami tocara la costa en Dichato (06:40), por lo que difícilmente la fiscalía podría responsabilizarla por la muerte de ciudadanos que al escucharla retornaron a zonas costeras riesgosas.

 Distinto es el caso del ex intendente del Biobío, Jaime Tohá, quien cerca de las 05.20 a través de la radio Bio Bío informó que no había alerta de tsunami, atribuyendo el dato al jefe de la Segunda Zona Naval, contralmirante Roberto Macchiavello. Miles de personas escucharon a Tohá y varias resolvieron no moverse o retornar a áreas de riesgo en Talcahuano y en Dichato, donde a las 06:00 y 06:40 nuevas olas cobrarían más vidas.

 Aunque no es posible establecer si Macchiavello efectivamente informó a Tohá que ya no había peligro, la investigación de la fiscalía cuenta con testimonios que indican que muy tempranamente el vicealmirante descartó la posibilidad de un tsunami. Entre esos testimonios están las declaraciones de voluntarios de bomberos de Talcahuano que actuaron como enlaces entre su institución y la Armada, los que confirmaron que cerca de las 04.20 el vicealmirante, a quien contactaron en la base naval, descartó el riesgo de maremoto. Así lo adelantó en julio de 2010 la primera investigación de CIPER sobre las responsabilidades por las víctimas del tsunami.

El bombero Juan Carlos Sarzosa Peña, dijo que el vicealmirante les comentó: “Epicentro en tierra, no hay tsunami, pero vienen tres marejadas altas (…) demos gracias a Dios que el epicentro fue en tierra y no en el mar, de ser así, no lo estaríamos contando”.

Asimismo, funcionarios de Carabineros declararon que alrededor de las 04:15 el jefe de Octava Zona Policial, general Eliecer Solar, logró comunicarse mediante la radio de un radiopatrullas con Macchiavello, y que en el diálogo el vicealmirante le informó que no había riesgo de tsunami.

06:00 (a dos horas y 26 minutos del sismo)

 Silvia del Tránsito Larrea recuerda que después del terremoto salió de su casa junto a su marido Reinaldo Muñoz Garrido. Hasta su hogar de calle Baquedano, en Talcahuano, muy pronto llegó su hijo mayor para saber cómo estaban. A los pocos minutos apareció otro de sus hijos, Claudio, quien les dijo que había escuchado en la radio que ya no había riesgo de tsunami. Silvia y su esposo decidieron volver a su casa.

 “¿Y ese ruido?”. Reinaldo Muñoz hizo la pregunta en voz alta. Fue lo último que diría en su vida. Lo alcanzó a escuchar su esposa. Muñoz estaba en el living y ella junto a su hijo mayor en la pieza de invitados. Afuera iba creciendo un rumor extraño, como de objetos que chocaban. Silvia y su hijo escucharon los pasos de Reinaldo en dirección a la calle. Alcanzaron a ver que abría la puerta cuando un torrente impresionante se coló por la misma entrada. El mar se metió en la casa.

Silvia y su hijo quedaron sumergidos en pocos segundos. El joven trataba de mantenerse en pie y sujetaba con fuerza el abrigo de su madre para que el agua no se la llevara. El mar arremolinado botó un ropero antiguo y los dos se subieron al mueble, pero pronto volverían a quedar entre las aguas. “Como ambos sabíamos nadar, nos apoyamos uno al otro y rezamos. Nos encomendamos a Dios”, relató la mujer en su declaración policial. El agua, calculó, subió unos 2,50 metros y comenzó a bajar. Los rescató un carro de bomberos. “Presumí que el mar se había llevado a mi viejo”, dijo ella. Estaba equivocada, su “viejo” nunca abandonó el hogar que compartieron durante sus 59 años de matrimonio. Allí fue encontrado su cuerpo.

El Plan Nacional de Protección Civil, normado por el Decreto Supremo Nº 256 de 2002, es el pilar que determina las responsabilidades de autoridades y entidades que intervienen en una emergencia. La revisión de ese documento permite concluir que difícilmente la fiscalía podrá pedir la formalización de autoridades políticas como el intendente Tohá -fuente de la información que había escuchado por radio el hijo de Reinaldo Muñoz-, el subsecretario Patricio Rosende y la Presidenta Bachelet.

En su apartado VI-1, el plan señala que en caso de emergencia el rol del Presidente de la República será exclusivamente de vocero, para dar a conocer las determinaciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE). La vocería permanente será del ministro del Interior y en su ausencia, del subsecretario de la misma cartera.

 Según el mismo plan, en una emergencia nacional el mando queda dividido en tres partes: Mando de Autoridad, radicado en el ministro o subsecretario del Interior; Mando de Coordinación, en manos del director de la Onemi o su subalterno; y Mando Técnico, confiado a la entidad reconocida o facultada como autoridad en la materia (en caso de tsunami es el SHOA).

 La norma establece que el Mando Técnico determina las respuestas para controlar la emergencia (por ejemplo, ante el riesgo de tsunami, el SHOA emite una alerta para evacuar el litoral). El Mando de Coordinación posibilita la aplicación de esa respuesta si el Mando Técnico no puede concretarla por si solo (en este caso, la Onemi difunde por canales masivos la alerta emitida por el SHOA). Y el Mando de Autoridad, que deben ejercer las autoridades políticas, sólo facilita las respuestas ante la emergencia mediante el uso de las normas y leyes vigentes (tales como decretar Estado de Catástrofe, autorizar la difusión de una alerta o redestinar recursos para la emergencia), además de asumir la vocería.

 Para ejercer el Mando de Autoridad, las autoridades políticas requieren asesoría técnica, pues es imposible que tengan conocimientos especializados para comprender los alcances de emergencias que van desde terremotos hasta erupciones volcánicas, pasando por incendios forestales, temporales, aluviones, inundaciones, tsunamis y emergencias químicas, entre otras catástrofes.

 Siguiendo la lógica del Plan Nacional de Emergencia, cuando el SHOA envió el fax con la “alerta de tsunami” a las 04:07, ejerció correctamente su rol de Mando Técnico y dispuso una respuesta para controlar la emergencia o mitigar el daño. En ese momento, el Mando de Coordinación estaba en manos del jefe de turno del CAT, Osvaldo Malfanti, por ser el funcionario de mayor jerarquía en la Onemi. Malfanti no difundió la alerta.

 Cuando el subsecretario Patricio Rosende llegó a la Onemi cerca de las 04:15, asumió el Mando de Autoridad y se puso por sobre Malfanti. Rosende debía autorizar la difusión de la alerta de tsunami, pero fue incorrectamente asesorado por Malfanti, quien le informó que el riesgo de maremoto estaba descartado. El subsecretario, de profesión abogado, no estaba en condiciones de enmendar lo obrado por Malfanti.

 Una vez que el jefe del CAT, Johaziel Jamett, se apersonó en la Onemi, el Mando de Coordinación pasó de Malfanti a él. Jamett corroboró lo obrado por Malfanti y cometió el mismo error: no comprendió que el fax era una alerta ni asesoró adecuadamente al subsecretario Rosende para que autorizara su difusión.

 Al llegar a la Onemi, Carmen Fernández pasó a tomar el Mando de Coordinación. Cuando vio el fax y sugirió al subsecretario Rosende que se debía evacuar el litoral, el SHOA canceló la alerta a las 04:56.

 A contar de las 04:56, el SHOA ejerce incorrectamente el Mando Técnico, pues cancela la “alerta de tsunami” en lugar de elevarla a “alarma”, debido a que sus oficiales interpretaron de manera errónea los gráficos de los mareógrafos de Talcahuano y Valparaíso.

 En el caso de Carmen Fernández, como principal asesora técnica de las autoridades constituidas en la Onemi, no aconsejó al subsecretario Rosende ni a la Presidenta Bachelet difundir una “alarma de tsunami” una vez que se confirmó que un maremoto había afectado a Juan Fernández.

 08:01 (a cuatro horas y 27 minutos del sismo)

 La bitácora del SHOA indica que a esta hora el comandante Mariano Rojas habló directamente con la Presidenta Bachelet. Desde la Onemi, el entonces jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, general Cristián Le Dantec, se comunicó con el director del SHOA y lo puso en línea con la Mandataria.

 Bachelet ya sabía que las ondas habían sido destructivas en Juan Fernández, pues veinte minutos antes, a las 07:41, en la segunda reunión del Comité de Operaciones de Emergencia, informó que se tomó contacto con un cabo de Carabineros de la dotación del archipiélago, quien confirmó la destrucción de la mitad del pueblo. Entonces, la Presidenta señaló al comandante Rojas la urgencia de que el SHOA tuviera novedades en relación a Juan Fernández. Rojas le manifestó que el mareógrafo de la Isla Robinson Crusoe indicaba sólo un alza leve de marea, de 18 a 20 centímetros.

 Uno de los oficiales que estaba en el SHOA cuando se produjo el diálogo, dice que a esas alturas ya habían recibido información extraoficial acerca de que las olas habían dañado la Bahía Cumberland, pero que Rojas consideró que sólo podía entregar a la Presidenta los antecedentes que formalmente tenía la unidad a su cargo: las marcas del mareógrafo de Juan Fernández. Y eso hizo.

 Pero en su conversación con Bachelet, el director del SHOA no le dijo que a esa hora ya tenían claro que el mareógrafo de Juan Fernández había dejado de funcionar cerca de las 04:23. El satélite había revelado a las 05:23, a las 06:23 y a las 07:23, que la estación de marea del archipiélago estaba desconectada. En una emergencia por un terremoto de 8,5 grados Richter, obviamente la hipótesis que debieron manejar los oficiales del SHOA es que el mareógrafo había sido golpeado por una ola y que sólo alcanzó a marcar un alza de 18 a 20 centímetros antes de colapsar. Pero nada de eso se le dijo a la Mandataria.

 Rojas tampoco le informó a la Presidenta que personal del SHOA se había comunicado con un efectivo de la Armada destacado en Juan Fernández. Quizás Rojas aún no lo sabía cuando habló con Bachelet, pero funcionarios del SHOA aseguran que el cabo oceanógrafo Jorge Araya se contactó con familiares de marinos que cumplían servicio en Bahía Cumberland y a través de ellos consiguió sus números de celulares. Por esa vía tomó contacto con un sargento de la Armada que, aún en shock, contó que la parte baja del pueblo había desaparecido.

 En todo caso, cuando Rojas habló con Bachelet, la última ola que mató a 12 chilenos en esa madrugada ya había entrado a Dichato una hora y veinte minutos antes. La tragedia estaba consumada. En Constitución, de las 50 personas que quedaron atrapadas en Isla Orrego, sólo seis sobrevivían abrazadas a unos árboles y otras cuantas flotaban de milagro esperando llegar a la orilla. En Talcahuano, ya habían muerto otras 18 personas. Varios de esos cuerpos permanecían desperdigados entre los escombros de la ciudad.

A la misma hora en que el comandante Rojas le decía a Bachelet que no tenía ninguna información relevante de Juan Fernández ni de que un tsunami hubiera azotado algún sector de la costa chilena, Juan Carlos Mora, junto a otros hombres de Caleta Tumbes, dejaron a sus esposas e hijos en el cerro que los había mantenido a resguardo y se atrevieron a bajar a ver qué había quedado de su pueblo.

 -Estaba todo destruido, casas, embarcaciones, muelle. Mientras nos encontrábamos abajo veíamos cómo se recogía y salía la mar en cosa de segundos. Yo nunca había visto que el mar se comportara de esa manera -dijo Mora en su declaración policial.

 Un vecino encontró lo que Mora había bajado a buscar, el cuerpo de su primo José del Carmen Tapia: “Estaba en el interior de su casa, precisamente a un costado de su cama, aplastado por escombros”. De allí, partieron de vuelta al cerro. Había que avisarle a su señora.

 

 

 

 

 

18/01/2012 21:49. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Chile No hay comentarios. Comentar.

Reclamo contra Movistar

20120123015033-movistar.jpg

Valparaíso, enero 20, 2012

Señor

Club de Lectores

El Mercurio de Valparíso

De mi consideración:

El día 30 de noviembre del 2011,  concurrí a la Empresa Movistar , ubicada en Av.- Pedro Montt en Valparaíso,  para cancelar mi cuenta de mi teléfono celular y solicitar traslado de domicilio dentro de la misma ciudad para  “Servicio de Internet desnuda”.

El servicio de Internet se hizo efectivo el día 07 de diciembre 2011, N° petición 220913846148,  concurriendo un técnico a mi nuevo domicilio, dejándolo operativo y funcionando en perfectas condiciones, pero descubriendo que en mi contrato anterior, además, me estaban cobrando un teléfono fijo de domicilio el que jamás solicité ni tampoco lo tuve en casa.

Transcurrido  un par de días, quedé sin servicio de Internet en mi nuevo domicilio. Luego de varios intentos de reclamos hechos por teléfono a los números: 103, 104, 107 y la línea 6006003000 (que por cierto esta línea no esta operativa para los celulares) y no obteniendo NINGUNA SOLUCION, volví a la sucursal antes mencionada, perdiendo casi 2 horas en la oficina, sacando un número de atención para un sector y otro, tomaron mi primer reclamo.  Volví a mi domicilio esperando la visita de un técnico, el cual nunca llegó.   Nuevamente  llamé por teléfono a la empresa, dejándome en espera por 30 minutos, insistí varias veces y jamás me atendieron.  Ya molesta con la situación, me indicaron que debería volver a insistir en los números telefónicos 103, 104, 107 ó ingresando a la pagina web, la que tampoco funciono. Regresé a casa y volví a intentarlo ya con mi teléfono en mi oído porque tenía que continuar con mis quehaceres en mi hogar ya era inconcebible estar toda la mañana conectada a los teléfonos virtuales 103, 104, 107  con la música y la ¡PUBLICIDAD ENGAÑOSA! que ofrecen: “ESPERE, SU LLAMADA ES MUY IMPORTANTE PARA NOSOTROS, Ó INTÉNTELO NUEVAMENTE, ETC, ETC”.  Con tan mala suerte que en ese momento mi teléfono  se me cayó al agua del lavaplatos.   Ya más preocupada y molesta que antes, llevé  mi teléfono con el fin de me que lo enviaran a servicio técnico encontrándome con la sorpresa que YA NO TENIAN TELEFONO DE REPUESTO COMO LO OFRECIAN ANTERIORMENTE  mientras llegaba mi teléfono del servicio (porque el plan que tengo estaba operativo y seguiría corriendo el cobro  y la espera de mi celular se demoraría 10 días hábiles en llegar).

Quise canjear mis puntos por minutos para ocuparlos en otro plan al que tuve que subscribirme forzosamente, dada las circunstancias en un punto de ventas de movistar instalado en la tienda falabella en Valparaíso.  no logré canjearlos ni en la sucursal, ni por teléfono, ni tampoco vía pagina web porque tampoco esta operativa, efecto para lo cual convocan a llamar a otro numero supuestamente controlador de la pagina web que tampoco funciona (N° 6006003200, EL QUE JAMAS ES CONTESTADO POR UN EJECUTIVO).

En resumen, nada conseguí con Movistar para solucionar el problema con mi teléfono celular (plan), internet y aún CONTINÚO esperando al técnico. En conclusión: “TOTALMENTE INCOMUNICADA”.

El día 11 enero del 2012 fui a conversar con el Gerente de Oficina de la Sucursal en Movistar y ¡oh sorpresa!… dijo textual: “SEÑORA, NO PODEMOS HACER NADA PARA SOLUCIONAR SU PROBLEMA, SU DEMANDA SE SUMA A UN SINNUMERO MAS DONDE NUESTRO SERVICIO TECNICO ESTA COPAPSADO PARA LOS REQUERIMIENTOS, INCLUIDOS LOS CONTRATISTAS EXTERNOS DE LOS CUALES ESTAMOS DEPENDIENDO AHORA Y LOS CUALES NO OFRECEN FECHAS DE INSPECCIONES TÉCNICAS A DOMICILIO.  SI QUIERE VAYA A LA SUBTEL O AL SERNAC QUE ESTA AL FRENTE.

A la fecha, 20 de enero del 2012 (alrededor de un mes), continúo INCOMUNICADA sigo sin teléfono celular, sin técnico y sin internet. 

Más encima el servicio técnico ¿quién me va a responder por esto si el propio Gerente me dijo que NO POPIA HACER NADA?

 Los números de folio por los reclamos hechos son los siguientes:

N° 212293, 4655925, 360930800441, 07993, 4655925, 360930800441, 079952479843.

Fui atendida por teléfono desde Santiago por el señor Edwin Betancourt,  Asistente Comercial.  Quedando de manifiesto que parte de su trabajo es inventar soluciones que en ningún caso están considerados por la Empresa y para evitar que el cliente continúe con los reclamos.

La última persona que atendió mi reclamo fue el señor  Ignacio Egaña una vez acogido el reclamo se dio el lujo de extender un formulario de calificación hacia su persona.

¡¡¡¡Es una burla hacia los usuarios del servicio !!!!!

¡¡¡Exijo una explicación!!!!, mejor dicho una real SOLUCION!!!!!

Quise contratar internet por otra compañía, pero aún no lo consigo, ya que MOVISTAR, tiene MONOPOLIO EN EL SECTOR (cerro Ramaditas en Valparaíso). ENTEL llega sólo hasta la Av. Argentina y las otras compañías no pueden instalar su cable, porque ya está instalado MOVISTAR.

A continuación le indico mis datos personales:

Mi nombre es: MARIANA ISABEL TOLEDO BARRERA

Rut:  8.386.401-k

Cliente Movistar N° 056580203

Teléfono celular en servicio técnico:  61 55 35 17

N° cliente Internet:  23 75 753

Agradecida por la acogida a la presente, les saluda,

Mariana Isabel Toledo Barrera

Rut. 8.386.401-k

c.c.:  MOVISTAR

         SERNAC

         SUBTEL

         RADIO DIGITAL

 

 

 

 

22/01/2012 21:50. Publicado por: mariana toledo b. #. Cartas Hay 1 comentario.

CURRICULUM VITAE de Yenie Elizabeth Larraguibel Arenas

CURRICULUM VITAE

 DATOS PERSONALES

Nombre y Apellidos: Yenie Elizabeth Larraguibel Arenas
Fecha de nacimiento: 20 de Mayo de 1964
Lugar de nacimiento: Taltal
Dirección: Antofagasta.
E-mail: ylarraguibel@hotmail.com

 FORMACIÓN ACADÉMICA

2009-2010

Magíster en Ciencias Sociales, mención en Gestión directiva.  Universidad de Antofagasta

 2004-2008:

 Ingeniero Ejecución en Administración de Empresas, por  la Universidad de Los Lagos, Osorno.

 1983-1985:

 Secretaria Ejecutiva,  por Centro de Formación Técnica CEPA, Copiapó.

OTRO CURSOS Y SEMINARIOS

2010

Capacitación Becas y Créditos, por MINEDUC, La Serena.

2008:

 Sistemas Integrados de Gestión de Calidad, por el Instituto Nacional de Normalización, Santiago - Chile

2008:

 Curso Estadística Aplicada, por Asistencia Técnica de la Universidad de Antofagasta, Antofagasta

2007:

II Congreso Internacional de Educación a Distancia y Tecnologías Educativas, por  EDUTIC Buenos Aires - Argentina

EXPERIENCIA PROFESIONAL

2011-

Universidad de Antofagasta, Jefe Gabinete de la Vicerrectoría Académica

2011-2010

Universidad de Antofagasta, Jefe Servicio Gestión Económica y Financiera de la Dirección de Desarrollo Estudiantil

2008-2009:

Universidad de Antofagasta, realizando la función de Asistente Profesional de la Dirección de Docencia que tiene a cargo las siguientes actividades administrativas:

Distribución de Carga académica de las Facultades de: Recursos del Mar, Ciencias Jurídica y Ciencias Básicas.

Presupuesto de la Dirección.

Registro de los Titulados del área de Salud a la Base de dato de la Superintendencia de Salud.

2007-2004:

Universidad de Antofagasta, Encargada de Registro Curricular de los alumnos e-Learning del Sistema de Educación a Distancia.

2003-1986

Universidad de Antofagasta, Administrativa.

Empresa Nacional de Minería, Planta José Antonio Moreno, Secretaria Ejecutiva de Administrador.

Minera Eulogio Gordo, Planta Santo Domingo, Administrativa.

IDIOMAS

INGLÉS:

Nivel Intermedio. Certificado por  Asistencia Técnica S.A. (Universidad de Antofagasta).

INFORMÁTICA

Conocimientos medios-altos a nivel usuario:

  • Sistema Operativo Windows
  • Aplicaciones de Microsoft Office: Word, Excel, PowerPoint.
  • Aplicaciones Específicas : Statistics SPSS, Estadística Aplicada para Excel, Base de Datos  Acces, Proyect, Plataforma e-Learning web CT
  • Aplicaciones de Internet: Explorer
  • Outlook

 REFERENCIAS LABORALES

Rector de la Universidad de Antofagasta

Vicerrector Académico

Director de Desarrollo Estudiantil

 

 

 

 

24/01/2012 20:33. Publicado por: Yenie #. Curriculum Vitae No hay comentarios. Comentar.

¿Cuándo se le permite a un capitán abandonar el barco?

20120125011710-crucero.jpg

 Foto: Crucero griego Oceanos.

“El capitán es el último en abandonar el barco”: ¿una norma legal o sólo un mito popular? ¿Está obligado el capitán a permanecer en un barco que se hunde? El accidente del crucero italiano reabre la interrogante.

 El 3 de agosto de 1991 se produjo una explosión en la sala de máquinas del crucero griego “Oceanos”. El barco, con cientos de pasajeros a bordo, hizo agua, se inclinó cada vez más y comenzó a hundirse lentamente. Ese era el momento clave en el que la tripulación debe entrar en acción y ocuparse del salvataje. La mayoría de los tripulantes, sin embargo, ya había abandonado el barco y ocupaba los botes salvavidas. Unos 200 pasajeros seguían en la embarcación. Llegaron helicópteros para colaborar con el rescate, y uno de los primeros en salir fue el capitán, Yiannis Avaranas. Cientos de hombres, mujeres y niños permanecían a bordo, temiendo por su vida. Más tarde, Avaranas diría: “Si doy la orden de abandonar el barco, da igual cuándo yo me vaya. La orden vale para todos. Si algunas personas deciden quedarse, que se queden.”

Dr. Uwe Jenisch, experto en

derecho marítimo internacional.

Con su actitud, Avaranas transgredió una antiquísima ley marítima: en caso de emergencia, el capitán debe ser el último en abandonar la nave. Pero, ¿se trata verdaderamente de una ley, o es sólo un mito? Uwe Jenisch, experto en derecho marítimo internacional y profesor en la Universidad de Kiel, dice que no existe un artículo en el que se explicite tal comportamiento por parte del capitán de un navío. Pero agrega que esa regla se deduce de otras: “En todo navío a vapor o a vela hay una persona que ordena”. En todas las embarcaciones hay un orden jerárquico establecido, y el capitán es el único y mayor responsable. Es quien asume el comando y debe organizar la evacuación de la nave. Mientras el barco exista, el capitán tiene la responsabilidad”, explica Jenisch.

Además, es de buen marino que el capitán guíe a su barco y a los pasajeros como un padre de familia. Y eso es confirmado por la tradición marinera: “Se puede hablar incluso de un derecho consuetudinario. Pero es algo que no está escrito en ninguna parte”, señala Uwe Jenisch.

La Organización Marítima Internacional (OMI), con sede en Londres, regula la seguridad de los viajes por mar en todo el mundo. Los controles de calidad de sus normas dependen, sin embargo, de cada país, dice Jenisch. En el caso del crucero italiano Costa Concordia, accidentado el 13 de enero, son las autoridades italianas las que deben iniciar acciones, ateniéndose a las leyes internacionales.

Hundimiento del crucero griego

Oceanos, en 1991.

¿Se puede dirigir la evacuación desde un helicóptero?

También el vicepresidente de la Asociación alemana de Capitanes y Oficiales náuticos, Willi Wittig, opina que el capitán es quien carga con la responsabilidad definitiva en su barco. Wittig dijo a la emisora alemana Deutschlandfunk que esa responsabilidad no tiene necesariamente que ponerse en práctica desde el puente. “Puede haber situaciones en las que es ciertamente más adecuado hacerlo desde fuera del barco, tal vez para tener un mejor panorama.” Sin embargo, los instrumentos para llevar a cabo una evacuación de la nave están, naturalmente, en el barco. El hecho de que el capitán abandone el navío antes de tiempo no es punible por la ley, pero sí es algo extremadamente desacostumbrado. Los expertos se remiten al código de honor de los marineros.

En definitiva, que un capitán deba ser el último en abandonar el barco no está inscrito en la ley ni tampoco presupone un castigo. Y el lugar desde dónde decida cumplir con su deber es decisión suya. Así argumentó el capitán del “Oceanos”, que naufragó frente a la costa de Sudáfrica. Yiannis Avaranas fue rescatado por un helicóptero para, según él, poder dirigir mejor la operación de rescate. Finalmente, Avaranas fue absuelto por un tribunal de Londres y siguió trabajando como capitán de crucero. Para las empresas navieras, que el capitán huya puede representar un problema, ya que, según la ley, un barco abandonado por su tripulación pasa a manos de quien lo rescate.

“¿No aprendimos nada del Titanic?”

Naufragio del crucero italiano

Costa Concordia.

Algunos expertos dudan también, debido al tamaño de los cruceros, de que un capitán pueda ser el único responsable de una evacuación. Uwe Jenisch piensa que el sistema de los cruceros está fuera de control. Los barcos son demasiado grandes, dice. “Organizar una evacuación de 4.000 o 5.000 personas es una tarea hercúlea”.

La estructura de los cruceros modernos dificulta el acceso a los botes salvavidas. Según Jenisch, no se puede garantizar que se pueda llevar a cabo un salvataje como corresponde. “Sería deseable que los cruceros tuvieran un tamaño menor, y también sería necesario contar con un poco más de sensatez y de humanidad”, dice el experto, y agrega que se deberían verificar las normas de construcción naviera de los cruceros. Y se pregunta: “¿Es que no aprendimos nada desde el hundimiento del Titanic? Debería ser posible que un barco no haga agua por todas partes”.

El naufragio del Titanic es la tragedia marítima más conocida. Transportaba unas 2.200 personas a bordo, y cerca de 1.500 perdieron la vida cuando se hundió. Entre ellas estaba el capitán, Edward J. Smith, que permaneció hasta el último momento a bordo.

Autor: Klaus Jansen/ Cristina Papaleo

Editora: Rosa Muñoz

Artículos relacionados

DW-WORLD.DE

Costa Concordia: pocas esperanzas de hallar desaparecidos con vida

Cinco días después del naufragio del crucero Costa Concordia, la esperanza de encontrar sobrevivientes es cada vez menor. La búsqueda de desaparecidos fue nuevamente interrumpida por razones de seguridad. (18.01.2012)

Costa Concordia: por ahora, sin más sobrevivientes

Mientras se refuerzan las tareas de rescate en el crucero siniestrado y el número de desaparecidos aumenta a 29, expertos temen una catástrofe ambiental en reserva ecológica de la Toscana. (17.01.2012)

Sobreviviente del Costa Concordia: "El capitán estaba alcoholizado"

Sobreviviente argentina del naufragio del Costa Concordia asegura que el capitán estaba alcoholizado. Los padres de tripulante peruana exigen que se continúe con su búsqueda. Ya se habla de 16 desaparecidos. (16.01.2012)

¡Al rescate (digital) del Titanic!

Tras 25 años del descubrimiento de sus vestigios, partió una expedición tecnológica para reconstruir un mapa tridimensional de restos del legendario crucero, a fin de preservarlo para la posteridad. (30.08.2010)

Feedback

¿Qué opina usted? ¿Debe el capitán permanecer en el barco hasta las últimas consecuencias? Escríbanos.

 

 

 

 

 

24/01/2012 21:17. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Europa No hay comentarios. Comentar.

Boletín CAPP-U 19 de enero Comisión de Apoyo al Pueblo Palestino Comisión de Apoyo al Pueblo Palestino

20120126013440-puas.jpg

Montevideo, 19 de enero de 2012 

                

Información       

--------------------------------------------------------------------------------

Contenidos

1.- Peleando una batalla prohibida: cómo dejé de encubrir un mal escondido. Artículo.

2.- Convocatoria: Foro Social Mundial ’Palestina Libre’. Noticia.

3.- Los cónsules europeos denuncian la política israelí en Jerusalén Este. Noticia.

--------------------------------------------------------------------------------

1.-Peleando una batalla prohibida: cómo dejé de encubrir un mal escondido.

Jesse Lieberfeld, un joven alumno de origen judío de la Escuela Winchester Thurston, escribió el ensayo, "Peleando una batalla prohibida: cómo dejé de encubrir un mal escondido" acerca de cómo se ve en Martin Luther King, a partir de su propia lucha con la obligación religiosa de apoyar a Israel. El ensayo es uno de los 2 ganadores del galardón Martin Luther King Jr. de la Universidad Carnegie Mellon.

2012-01-18 12:22:08 / Fuente: Mondoweiss.net - Traducción: Palestinalibre.org

Por Jesse Lieberfeld

Alguna vez pertenecí a una religión maravillosa. Pertenecí a una religión que permitía a áquellos que creíamos sentir que somos el pueblo más extraordinaria en el mundo -- y sentir pena por nosotros al mismo tiempo. Una vez, pensé que pertenecía a ese mundo de seguridad, auto-compasión, auto-proclamada inteligencia y perfección moral. Me pensé un privilegiado. Pronto se me reveló, que tanto yo como mis compañeros de creencias, no éramos parte de nada tan halagador.

Aunque mis padres no me forzaron hacia algún cuerpo de creencias, ser Judío fue imposible de escapar mientras crecía. Era algo constantemente reforzado cada festividad y cada encuentro con mis familiares. Siempre me fue recordado lo integifente que era mi familia, lo importante que era recordar de dónde habíamos venido y ser orgulloso de todo el sufrimiento que nuestro pueblo había tenido que superar hasta lograr el sueño en la perfecta sociedad de Israel.

Esta última creencia nunca la entendí completamente, pero siempre mantuve mis dudas acerca de la reputación de Israel atás en mi mente. “Nuestro pueblo” estaba peleando una guerra, una que nunca comprendí completamente, pero asumí que debía estar justificada. Nunca seríamos tan amorales como para pelear una guerra injusta.

Sin embargo, cuando empecé a entender más sobre nuestro llamado “conflicto” con los Palestinos, mi inquietud creció. Rutinariamente escuchaba sobre asesinatos en masa, ataques a centros médicos y otras acciones violentas para las cuales no veía razón. “Genocidio” casi sonaba como el término más apropiado, sin embargo nadie que conocía habría descrito la guerra de esa manera; siempre se describía la situación en el más neutral de los términos. Cada vez que hablaba sobre ello, la respuesta era que en ambos bandos se cometián faltas, no había alguien a quién culpar, o simplemente era una “situación difícil”.

No fue sino hasta el octavo grado que entendí plenamente de qué lado estaba. Una tarde, después que varios asesinatos fueran anunciados en el bus a casa, pregunté a mis amigos que activamente defendián a Israel, lo qué pensaban. “Necesitamos defender a nuestra raza”, me respondieron. “Es nuestro derecho”.

“Necesitamos defender a nuestra raza”.

¿Dónde había escuchado eso? ¿No era la misma excusa que nuestro país había usado para justificar los abusos a los afro-americanos hace 60 años?

En ese momento, entendí lo similar de nuestras luchas -- tal como los blancos radicales de esa era, controlamos las vidas de otro pueblo, al que abusamos a diario, y nadie puede hablar contra nosotros. Era demasiado incorrecto politícamente. Habíamos sufrido demasiado, soportado demasiado y nos habíamos sobrepuesto a demasiadas penurias para ser criticados. Entendí que yo no era parte de un “conflicto” -- el término “Conflicto Israelí / Palestino” no era más acertado que llamar al movimiento de los Derechos Civiles el “Confilcto Caucásico / Afro-Americano”.

En ambos casos, la expresión no era sino un eufemismo: daba la impresión que esta era la disputa entre dos iguales, ambos con igual culpa. Sin embargo, en ambos, había un claro opresor y oprimido, y sentí el horror al entender que estaba por naturaleza en el lado de los opresores. Estaba agrupado con los supremacistas raciales. Era parte de un grupo que mataba mientras alababa su inteligencia y razón. Era parte del delirio.

Pensé en el líder del lado oprimido de años atrás, Martin Luther King Jr. El también tuvo que ser parte de la lucha, escondida y maquillada para la conveniencia de áquellos contra los que peleaba.¿Cuál habría sido su reacción? Fue precisamente la mía. Como escribío en sus cartas desde la cárcel de Birmingham, el mayor enemigo de su causa no era “El Supremacista blanco o el miembro del Ku Kux Klan, sino el blanco moderado...quién vive bajo un concepto mítico del tiempo... La aceptación indiferente es mucho más indignante que el rechazo directo”.

Cuando leí esas palabras por primera vez, sentí como si me observara en el espejo. Toda mi vida había sido condicionado para tratar el llamado conflicto con la misma apatía que M.L.King había condenado con tanta vehemencia. Yo, también, jugaba el rol del moderado indiferente. Yo también, “vivía bajo un concepto mítico del tiempo”, encerrado en mi propio mundo surrealista y en el cuerpo de creencias que se me había asignado. Nunca me había sentido tan atrapado.

Decidí realizar un último llamado a mi religión. Si ella no podía responder mis dudas, nadie podría.

La siguiente vez que fuí al servicio religioso, hubo una sesión de preguntas y respuestas acerca de nuestra religión. Quería presentar mi dilema de la manera más simple y clara posible. Pensé mi pregunta durante el curso de un solo de cello de 17 minutos que fue tocado durante el servicio. Antes, había aceptado ese solo como una parte más del programa, ahora parecía capturar la esencia de nuestra religión: inteligente y bien realizado en el papel, sin embargo completamente indiferente para el resto del mundo (el solista no tenía la menor idea lo bien que nos hacía dormir).

Cuando finalmente tuve la oportunidad, mi pregunta fue: “Quiero apoyar a Israel. Pero, ¿cómo puedo cuando permite a su ejército cometer tantos crímernes?. Fuí recibido con miradas enojadas de los mayores, pero el rabino me contestó.

“Es terrible, no?”, dijo. “Pero no hay nada que podamos hacer. Es sólo un hecho de la vida”. Sabía que la guerra no era un asunto sencillo y que de ninguna manera cometíamos crímenes por el gusto de hacerlo, pero describir nuestros crímenes como “un hecho de la vida” fue simplemente demasiado para mí. Le agredecí y salí poco después. Nunca volví.

Pensé en lo que podía hacer. Si nada más, al menos podía intentar liberarme del peso de una creencia que no podía mantener en mi conciencia. No podía vivir mi vida como uno de esos patéticos moderados a los que M.L.King llamó la peor parte del problema. No pretendía seguir siendo uno de “Los Elegidos”, identificándome como parte de un grupo al que no pertenecía.

Fue distinto no ser el niño judío ideal. La diferencia fue sutil, pero en ningún caso sin efecto. Cada vez que uno de mis familiares o amigos más religiosos se enteraba que no compartía sus creencias, encontraba una mirada desaprobadora, un cambio de tema o un grito alarmado de “¿Qué?, ¿Israel no es importante para ti?. Mis cercanos se dirigían a mí de una manera paternalista, pero finalmente dejé de notar la forma en qué los adultos me percibián. Valía la pena no sentirse como otro parte apática de la máquina.

No puedo, obviamente, saber lo que fue ser un Afro-Americano en los 50s. Siento, sin embargo, exactamente lo que fue ser un blanco en ese tiempo, vivir bajo un aura de invencibilidad moral, mantener creencias incuestionables, y construir ilusiones de superioridad para evitar enfrentar las simples verdades de cada día. Esa ilusión fue agradable mientras duró, pero decidí dejarla pasar. Nunca he sido más feliz.

Jesse Lieberfeld, alumno de 11ª grado en at Winchester Thurston.

2.- Convocatoria: Foro Social Mundial ’Palestina Libre’.

El Foro Social Mundial “Palestina Libre”es una expresión del instinto humano para unirse por la justicia y la libertad, y es un eco de la oposición del Foro Social Mundial a la hegemonía neoliberal, el colonialismo y el racismo a través de las luchas por alternativas sociales, políticas y económicas para promover la justicia, la igualdad y la soberanía de los pueblos.

2012-01-18 05:31:50 / Fuente: María M. Delgado, Blog Palestina en el Corazón

Foro Social Mundial “Palestina Libre”

Noviembre 2012, Porto Alegre (Brasil)

Palestina ocupada es parte del latido de todos los corazones libres del mundo, y su causa sigue inspirando la solidaridad del mundo entero. El Foro Social Mundial “Palestina Libre”es una expresión del instinto humano para unirse por la justicia y la libertad, y es un eco de la oposición del Foro Social Mundial a la hegemonía neoliberal, el colonialismo y el racismo a través de las luchas por alternativas sociales, políticas y económicas para promover la justicia, la igualdad y la soberanía de los pueblos.

El FSM Palestina Libre será un encuentro mundial de una amplia movilización popular y de la sociedad civil de todo el mundo. Sus objetivos son:

1-Mostrar la fuerza de la solidaridad con los llamados del pueblo palestino y la diversidad de iniciativas y actuaciones dirigidas a promover la justicia y la paz en la región.

2-Crear acciones efectivas para garantizar la autodeterminación palestina, la creación de un Estado palestino con Jerusalén como su capital, y el cumplimiento de los derechos humanos y del derecho internacional, por:

a) Terminar con la ocupación israelí y la colonización de todas las tierras árabes y el desmantelamiento del Muro;

b) Velar por los derechos fundamentales de lxs ciudadanxs árabe-palestinxs de Israel a la igualdad plena y

c) Cumplimiento, protección y promoción de los derechos de lxs refugiadxs palestinxs a regresar a sus hogares y propiedades, como lo estipula la Resolución 194 de la ONU.

3. Ser un espacio de discusión, intercambio de ideas, estrategias y planificación con el fin de mejorar la estructura de la solidaridad.

Exactamente 65 años después que Brasil presidió la sesión de la Asamblea General de la ONU que acordó la partición de Palestina, Brasil será el anfitrión de un tipo diferente de foro social mundial: una oportunidad histórica para la gente de todo el mundo para ponerse de pie, donde los gobiernos han fracasado. Los pueblos del mundo se reunirán para discutir nuevas visiones y acciones efectivas para contribuir a la juticia y la paz en la región.

Hacemos un llamado a todas las organizaciones, movimientos, redes y organizaciones de todo el mundo a unirse al FSM Palestina Libre en Noviembre de 2012 en Porto Alegre. Les pedimos que se sumen al Comité Internacional del FSM Palestina Libre, que vamos a establecer lo más pronto posible. La participación en este foro va fortalecer estructuralmente la solidaridad con Palestina, promover acciones para implementar los derechos legítimos palestinos, y presionar Israel y sus aliados a tomar sus responsabilidades ante el derecho internacional.

Juntos podemos elevar la solidaridad mundial con Palestina a un nuevo nivel.

Comité Preparatorio de Foro Social Mundial Palestina Libre 2012

Miembros de la Secretaría:

•PNGO – Palestinian NGO Network

•Stop the Wall – Palestinian grassroots Anti-Apartheid Wall Campaign

•OPGAI – Occupied Palestinian Golan Heights Advocacy Initiative

•Alternativas representadas por:

Alternative Information Center

Teacher Creativity Center

•Ittijah – Union of Arab Community Based Organizations

•General Union of Palestinian women

Oficina de coordinación:

PNGO – Palestinian NGO Network

Tel: +970 2 2975320/1

Fax: +970 2 2950704

E mail: samahd@pngo.net

3.- Los cónsules europeos denuncian la política israelí en Jerusalén Este.

Según el informe, realizado por los jefes de misión de la Unión Europea acreditados en Jerusalén Este y en Ramallah, al que ha tenido acceso Público, se constata que las cosas van de mal en peor debido a la constante expansión de Israel en el sector ocupado de la Ciudad Santa, sin que los organismos inter-nacionales hagan nada para evitarlo.

Los jefes de misión de la Unión Europea acreditados en Jerusalén Este y en Ramallah elevado el Informe Jerusalén correspondiente al año 2011 al Comité Político y de Seguridad (COPS) en el que están representados los 27 estados y la Comisión Europea, en el que instan a una mayor implicación de la UE en todo lo relativo a Jerusalén Este, cuya situación se ha deteriorado significativamente durante el último año.

En el informe, al que ha tenido acceso Público, se constata que las cosas van de mal en peor debido a la constante expansión de Israel en el sector ocupado de la Ciudad Santa, sin que los organismos inter-nacionales hagan nada para evitarlo.

Con el Informe Jerusalén, los cónsules muestran que han cumplido su parte del trabajo y ponen en evidencia a los líderes políticos que no obran en consecuencia.

Los jefes de misión recuerdan que la política de la UE respecto a Jerusalén "se basa en los principios de la resolución 242 del Consejo de Seguridad de la ONU", es decir en que es "inadmisible la adquisición de territorio por la fuerza", que es el pilar de las negociaciones que se iniciaron en Madrid en 1991 y que Israel desoye a diario enviando a sus colonos a Jerusalén Este y al resto de Cisjordania.

Paquete de recomendaciones

Los cónsules han redactado un paquete de recomendaciones que han dividido en varios apartados: Jerusalén Este como futura capital palestina; reapertura de las instituciones palestinas en Jerusalén Este; derechos económicos y sociales de la población palestina; dimensión religiosa y cultural de la ciudad, y reforzamiento del papel de la Unión Europea.

Entre las recomendaciones figuran las de establecer un punto focal de la OLP en Jerusalén; evitar que la seguridad israelí acompañe a los altos cargos europeos cuando estos visitan el sector ocupado; evitar las transacciones financieras de la Unión Europea que beneficien a las colonias israelíes; evitar la importación de productos que se originan en los territorios ocupados y cuya procedencia Israel trata de ocultar; hospedar eventos de la sociedad palestina en los consulados europeos mientras Israel no permita que se realicen en Jerusalén Este; y compartir información sobre los colonos israelíes violentos para determinar si se les permite entrar o no en los países de la UE.

Peligro potencial

Los cónsules expresan su preocupación por la situación en la Explanada de las Mezquitas, señalando que cualquier amenaza a su integridad "no sólo suscita tensiones locales sino que también tiene el potencial de provocar reacciones extremas a nivel regional y global".

En este sentido, se subraya la precaria situación que se ha creado con las obras que Israel quería llevar a cabo en el puente Mugrabi, el único acceso que tienen los no musulmanes a la Explanada de las Mezquitas.

Los cónsules destacan que el Ayuntamiento llevó a cabo "pasos preliminares" para sustituir el puente sin contar con el consentimiento de los palestinos ni de Jordania, creándose una situación muy sensible y problemática.

Comisión de Apoyo al Pueblo Palestino: palestina@adinet.com.uy 

Área de Difusión: difusionpalestina@adinet.com.uy 

Blog de la Comisión: http://palestina-uy.blogia.com

Enlaces con información actualizada.

 

 

 

 

25/01/2012 21:31. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Palestina No hay comentarios. Comentar.

¿Cuál será el destino del Costa Concordia?

20120126015716-costa-concordia.jpg

Se piensa en recuperar el barco y reflotarlo, lo que sería la solución más elegante y barata, pero también la más complicada, según explican expertos.

El crucero Costa Concordia yace sobre una roca frente a la isla italiana de Giglio, y todavía no está claro qué es lo que sucederá con el gigantesco navío, que naufragó el viernes 13 de enero. Se piensa en repararlo, pero también en desmontarlo y transportarlo por partes. “Esas son las dos posibilidades”, dice Stefan Krüger, profesor de ingeniería naval en la Universidad Técnica de Hamburgo-Harburg.

El éxito de la idea de hacer que el crucero vuelva a navegar depende de diversos factores. Sobre todo, se debe poder obturar la gran hendidura en el casco, que mide cerca de 70 metros de largo. Además, se deben soldar otras numerosas aberturas y bombear el combustible de los tanques. “Recién cuando el barco esté completamente sellado se podrá extraer el agua de su interior para volver a enderezarlo”, explica Krüger. Y eso es un enorme desafío, pero no es un imposible.

¿Cómo enderezarlo y remolcarlo?

Cuando el transbordador Herald of Free Enterprise encalló en 1987 frente a la costa belga en un banco de arena a nueve metros de profundidad y quedó volcado, fue posible reflotarlo. Se colocaron 16 pontones y se los fijó con cemento en el fondo del mar, y sobre ellos se montaron las grúas. De ese modo, se logró levantar el barco y luego remolcarlo, algo que podría funcionar de manera similar para el Costa Concordia.

Grúa flotante, usada para

rescatar barcos.

Las empresas encargadas de reflotarlo podrían incrustar pontones macizos en el fondo marino del lado del casco del barco, sobre los cuales se intentaría volver a erigir al coloso, elevándolo con ayuda de gigantescas cintas. Y con enormes almohadones neumáticos se le podría dar más impulso.

Pero todo eso sólo funcionaría si las investigaciones dan por resultado que el crucero aún es lo suficientemente estable y si se lo puede remolcar por medio de cadenas especiales antes de enderezarlo. Se trataría de un esfuerzo de enorme magnitud, ya que el Costa Concordia mide 290 metros de largo y pesa más de 114.000 toneladas. Como comparación: el Herald of Free Enterprise medía la mitad de esa longitud y pesaba ‘sólo’ 8.000 toneladas.

El procedimiento tomaría, de acuerdo con estimaciones del experto en ingeniería naval, varios meses. “En principio, se podría reparar el crucero para que vuelva a navegar”, dice Krüger. Pero agrega que duda que alguien quiera volver a viajar en él. Es muy probable, señala, que el Costa Concordia se convierta en chatarra.

También podría ir a desguace

Si el barco sufrió demasiados daños y es demasiado inestable como para levantarlo y remolcarlo, se lo fragmenta cortándolo en partes de miles de toneladas cada una por medio de cables de acero con punta de diamante. Con ese tipo de cables también se desguazó el Kursk, un submarino ruso accidentado.

Una grúa flotante transporta partes

de una estación eólica.

Las partes se remolcan con una grúa especial y se transportan por barco a depósitos de chatarra. Pero un operativo de ese tipo duraría aún más que sellar, remolcar y enderezar el crucero. “De uno a dos años”, señala Eyk-Uwe Pap, especialista en labores de rescate en la compañía Baltic Taucher, de Rostock. A eso se suma el hecho de que antes de desguazar el barco, se debe extraer el combustible de los tanques. Y también eso es más difícil de lo que parece, ya que el diesel tiene, a 10 grados de temperatura –los que se registran en la costa de Italia- la consistencia de la brea, y es por eso que, antes de bombearlo se lo debe calentar para que vuelva al estado líquido.

El método que se pondrá en práctica para el rescate del Costa Concordia es todavía objeto de especulaciones, pero se decidirá en los próximos días. Y el tiempo tiene un rol muy importante. Las tormentas, el viento y la marejada podrían hacer que el barco se mueva, lo cual podría convertirse en una catástrofe si queda fuera de todo control y se desliza de las rocas hacia las profundidades del mar. Eso complicaría y encarecería aún más las tareas de salvataje. Y es probable que ya no se lo pueda rescatar, supone Stefan Krüger. De ser así, se lo abandonaría en el mar.

Autora: Judith Hartl/ Cristina Papaleo

Editor: Enrique López

DW-WORLD.DE

¿Cuándo se le permite a un capitán abandonar el barco?

“El capitán es el último en abandonar el barco”: ¿una norma legal o sólo un mito popular? ¿Está obligado el capitán a permanecer en un barco que se hunde? El accidente del crucero italiano reabre la interrogante. (19.01.2012)

Costa Concordia: pocas esperanzas de hallar desaparecidos con vida

Cinco días después del naufragio del crucero Costa Concordia, la esperanza de encontrar sobrevivientes es cada vez menor. La búsqueda de desaparecidos fue nuevamente interrumpida por razones de seguridad. (18.01.2012)

Costa Concordia: por ahora, sin más sobrevivientes

Mientras se refuerzan las tareas de rescate en el crucero siniestrado y el número de desaparecidos aumenta a 29, expertos temen una catástrofe ambiental en reserva ecológica de la Toscana. (17.01.2012)

Sobreviviente del Costa Concordia: "El capitán estaba alcoholizado"

Sobreviviente argentina del naufragio del Costa Concordia asegura que el capitán estaba alcoholizado. Los padres de tripulante peruana exigen que se continúe con su búsqueda. Ya se habla de 16 desaparecidos. (16.01.2012)

Naufragio del Costa Concordia: “Error humano”

El accidente del crucero italiano fue debido a un claro error humano, dijo el presidente de la empresa naviera. Hasta el momento, se habla de seis muertos y 16 desaparecidos, entre ellos, 12 alemanes. (16.01.2012)

Feedback

¿Cree que será posible salvar al Costa Concordia? ¿Viajaría usted con el crucero que naufragó?

 

 

 

25/01/2012 21:57. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Europa No hay comentarios. Comentar.

La Vida nos Trae Sorpresas

20120126020322-asafata.jpg

Ocurrió el TAM es verdad

Una mujer blanca, de unos 50 años, llegó a su lugar y ...vio que estaba al lado de un pasajero negro.

Visiblemente molesta, llamó a la azafata.

"¿Cuál es el problema, señora?" Pregunta a la Pasajera

"¿No ves? - Dijo la señora - "que me puso al lado de un negro.

No puedo estar aquí a su lado. Usted tiene que darme otra silla "

- "Por favor, cálmese" - dijo la azafata

- "por desgracia, todos los asientos están ocupados.

- Pero voy a ver si todavía tenemos algunos de ellos. "

La azafata sale y regresa unos minutos después.

"Señora, como ya he dicho, no hay otro lugar libre en la clase económica.

Pero hablé con el capitán y él me confirmó que no tienen lugar en la clase económica. Sólo tenemos un lugar en la primera clase. "

Y antes de que la mujer hizo ningún comentario, el comisario sigue:

"Mire, es inusual para nuestra empresa permitir que un pasajero sentado en clase económica pase a primera clase.

Sin embargo, dadas las circunstancias, el comandante piensa que sería escandaloso obligar a un pasajero a viajar al lado de una persona desagradable. "

Y volviéndose hacia el señor Negro, la azafata dijo:

"Así que, Señor, si usted quiere ser tan amable de tomar su equipaje de mano, le reservamos un lugar en primera clase..."

Y todos los pasajeros próximos, que sorprendidos veían la escena, comenzó a aplaudir, algunos de pie.

De: Sdechile Fotografia.

 

 

 

 

25/01/2012 22:03. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Cultura No hay comentarios. Comentar.

Busqueda de Dominga Pinochet

Hola, necesito saber de la Sra Dominga Pinochet, vivio en Argentina, tuvo tres hijos que hoy son hombres, ella huyo de su hogar y dejo a sus tres hijos solos a merced de su papa, hoy uno de ellos el mayor hace tiempo la esta buscando y no puede dar con su paradero.

Ella estaba casada con el Sr. Cassagnes una familia de Pigue, y vivian en Cordoba(Pcia Argentina), por favor a quien pueda brindar datos se lo agradeceria, es muy importante para la familia, enviarlos a casilla de correo:

hugo-cassagnes@hotmail.com , o comunicarse a los te 02923-402760,02923-15657376 de Pigue, Argentina, desde ya muchas gracias, atte Monica Laure de Cassagnes.

 

 

 

 

30/01/2012 19:12. Publicado por: Monica Laure #. Necesitan Buscar Hay 1 comentario.

Cuba: un inédito cónclave

20120130234239-raul-castro.jpg

 Foto: Raúl Castro: "No hay que hacerse tantas ilusiones con la Conferencia, que ha levantado tantas expectativas".

Cuba celebra la Primera Conferencia Nacional del PCC, vista por gran parte de la población con escepticismo e incluso indiferencia, pero también con ciertas expectativas por la esperanza de nuevos cambios.

Oficialmente, el debate en el seno del único partido autorizado en la nación caribeña está destinado a poner a la militancia a la altura del nuevo modelo de "actualización" económica del régimen de Raúl Castro. Pero la Primera Conferencia Nacional del PCC es también un evento desconocido tras más de 50 años de castrismo. Aunque prevista como instrumento de gobierno en la Constitución, la cita del 28 y el 29 se celebra por primera vez en la historia de la Cuba socialista.

 Fiel a su tradicional hermetismo, el régimen La Habana no ha dado aún muchas pistas al respecto. Y en un país que carece de las clásicas formas de opinión pública, el cónclave ha levantado expectativas difíciles de descifrar en la sociedad cubana.

Foto: Raúl Castro, de 80 años, ha declarado la renovación de las filas del PCC como una de las tareas prioritarias. Su hermano Fidel, que se ve en un cartel en la foto, tiene 85.

Mientras importantes actores sociales como la Iglesia Católica piden cambios políticos, el debate en torno a la Conferencia parece pasar desapercibido para el ciudadano común. El escepticismo es habitual en una sociedad que ha vivido en varias ocasiones aparentes cambios y la posterior marcha atrás, como durante el proceso de "Rectificación de errores" del ex presidente Fidel Castro en los 80.

Raúl Castro: "no hay que hacerse ilusiones”

Su hermano Raúl restó recientemente importancia a posibles esperanzas de un anuncio de cambios políticos. "No hay que hacerse tantas ilusiones con la Conferencia, que ha levantado tantas expectativas", dijo el actual presidente cubano al margen de la visita en La Habana de su homólogo iraní, Mahmud Ahmadineyad.

 El menor de los Castro apuntó al VI Congreso del PCC celebrado en abril de 2011, que institucionalizó el programa de apertura económica de la "actualización". "El Congreso es lo definitivo", agregó, la Conferencia es sólo una "cuestión interna del Partido".

 

Sesión del Parlamento en Cuba: el escepticismo es habitual en una sociedad que ha vivido en varias ocasiones aparentes cambios y la posterior marcha atrás.

Los temores de sectores opositores apuntan también en ese sentido. El llamado Documento Base preparado para la Conferencia no contiene indicios de la "actualización política" que piden por ejemplo representantes religiosos.

Convertida en un importante actor social y el principal interlocutor del régimen en los últimos tiempos, la Iglesia Católica aboga por cambios políticos de mayor calado que permitan la pluralidad democrática.

Pese a las esperanzas de algunos observadores en medio del proceso de reformas, la Conferencia representa para otros lo que consideran los viejos mecanismos de poder del castrismo. El debate no parece haber llegado a la sociedad. Encapsulado en el habitual lenguaje burocrático del PCC, el Documento base no causa confianza entre los sectores opositores marginados de la vida política.

"Ni siquiera en la TV estatal se percibe entusiasmo"

 "Ni siquiera en la televisión estatal se percibe entusiasmo por el evento", señalaba recientemente también la bloguera Yoani Sánchez, una de las caras más conocidas y críticas de la disidencia. Otros, sin embargo, creen que en la madurez de las actuales circunstancias.

La Conferencia "constituye la última oportunidad para la generación histórica de la Revolución cubana de acometer reformas profundas y duraderas", apuntaba Lenier González, viceeditor de la revista "Espacio Laical", cercana a la Iglesia.

El propio Raúl Castro reconoció en el VI Congreso la necesidad de preparar el relevo generacional en las altas cúpulas de poder. "No somos los perfectos los que estamos ahí, pero es lo que podemos hacer por ahora", dijo en abril de 2011 tras presentar sólo tres nuevas caras en el Buró Político. El presidente, de 80 años, ha declarado la renovación de las filas del PCC como una de las tareas prioritarias.

El régimen no ha despejado hasta el final las incógnitas sobre la Conferencia. "La renovación es indispensable en todo", dijo únicamente el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, hace unos días. El veterano político de 74 años no dio sin embargo detalles sobre posibles avances en la agenda del cónclave.

dpa

Editor: Pablo Kummetz

DW-WORLD.DE

Yoani Sánchez: “El castigo por hablar es no salir de Cuba”

Yoani Sánchez garantiza que el único país en el que quiere vivir es Cuba. El Gobierno cubano no le permite viajar a Brasil, que la invitó a formar parte de un documental sobre la libertad de prensa. (11.01.2012)

Cuba indulta a miles de prisioneros y deja pendiente reforma migratoria

Las liberaciones se producirán en los próximos días, en lo que es considerado un gesto hacia la alta jerarquía católica. En el tema migratorio no hubo cambios (24.12.2011)

“La era post Fidel empezó hace ya cinco años”

Nuevamente circulan rumores acerca del estado de salud de Fidel Castro. No sería la primera vez que al cubano se le da equívocamente por moribundo. Pero, como en cada ocasión, surge en ésta la pregunta por el después. (31.08.2011)

Feedback

¿Cómo seguirá el proceso político y económico en Cuba? Su opinión interesa. Escríbanos.

 

 

 

 

 

 

30/01/2012 19:42. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Cuba No hay comentarios. Comentar.

Chile: La huelga de los telefonistas

20120130235254-toma-del-reloj.jpg

Andrés Figueroa Cornejo

Unísono Soluciones de Negocio es una transnacional española de call center y funciona mediante trabajo tercerizado. Existe en Colombia, España y Chile, territorio más austral del mundo donde se emplean dos mil personas  como agentes telefónicos. Según  los estados de cuenta presentados al momento de negociar con los trabajadores, por segundo año consecutivo la empresa presentó pérdidas que bordean el millón de euros (0 millones de pesos chilenos). Pero las corporaciones que forman la  Asociación Chilena de Empresas de Call Center (ACEC) han tenido  por más de 4 años un crecimiento sostenido del 20%, y según la contabilidad española, el 2011 Unísono facturó sobre los 100 millones de euros ( mil millones de pesos). Como en los números Unísono ofreció una rebaja del salario, el 24 de enero la Coordinadora Sindical votó la huelga.

Francisco Bravo tiene 28 años, es director del Sindicato Empresa N°1 Unísono y representante de la Coordinadora Sindical Unísono desde hace dos años y medio. Francisco  dice que en la compañía “laboran principalmente mujeres, jóvenes y estudiantes. El sueldo es insuficiente para cubrir las necesidades de los trabajadores. En comparación con los que se desempeñan en Jazztel, ganamos la mitad y un tercio de lo que obtienen los agentes de la misma empresa en España  por realizar el mismo trabajo”.

- ¿En qué condiciones trabajan?

“No son las mejores, pues el área administrativa de la empresa y de recursos humanos son bastante inoperantes. Siempre tenemos problemas con los pagos, no se entregan los contratos en los tiempos que se debe; se despide a gente sin contrato, y hay servicios en los que los agentes deben ir al baño en su tiempo de descanso o de lo contrario se les penaliza. Los niveles de rotación laboral son muy altos. De hecho, se podría cambiar todo el personal de la empresa durante un solo año. Muchos permanecen un par de meses o apenas semanas por las condiciones y el estrés laboral.”

 - ¿Qué tipo de negociación llevan adelante?

“La llamada negociación reglada. Sin embargo, la negociación en Chile es una farsa. La ley nos impide negociar colectivamente; el gobierno provee toda la información al patrón y la que el patrón nos presenta está maquillada a fin de mostrarse inhabilitado de poder realizar mejoras. Es decir, la ley le permite al empleador prepararse a fin de arreglar su producción y no verse afectado ni satisfacer las demandas de los trabajadores. En el caso nuestro, la empresa se encarga de derivar las llamadas que atendemos a distintos lugares que realizan los mismos servicios y así nunca se ve afectada. Nos mata. En Chile la ley permite hacer eso. Si bien, formalmente prohíbe la contratación de personal mientras se efectúa la huelga, no existe legislación donde no se contrata personal. Simplemente paga para que las llamadas se atiendan en otro lado y esa persona que atiende -a quien podríamos calificar de rompehuelgas virtual- no tiene idea por qué en ese período de tiempo le pidieron hacer horas extras o contestó  más llamadas de lo habitual.”

- ¿A qué tipo de negociación aspiran?

“A la negociación por rama o servicio ya que es la única forma de avanzar en condiciones laborales y contractuales más equitativas para hacerle frente a la patronal en una mejor situación de fuerzas entre capital y trabajo.”

 LA TOMA DEL RELOJ

- ¿Qué reivindican y qué les ofrecieron?

“Demandamos un reajuste del 7%; el traspaso del sueldo variable íntegro al sueldo fijo;  un bono para el trabajador estudiante; reajuste de acuerdo a la inflación acumulada anual desde este mes; un bono de colación de 4 dólares ( mil pesos) diarios y un bono de movilización equivalente a 3 pasajes diarios.

La empresa nos ofreció el traspaso de un 63% del salario variable al fijo; un reajuste respecto de la inflación acumulada anual desde enero de 2013, y un 2% de reajuste para movilización, colación y sueldo base. Además pretenden generar 3 categorías de trabajadores dentro de la empresa, con diferencias de sueldo de 61 dólares ( mil pesos) entre el de 1ra y 3ra categoría.

Sumado todo,  ganamos menos de lo que teníamos. Por eso estamos en huelga y cada día que pasa aplicamos más audacia a nuestras acciones, las llamadas de los servicios que contestamos están siendo derivadas a otras empresas dentro y fuera de Chile; hemos recibido solidaridad de otros call centers, de sectores de la construcción, del retail y profesores; sindicatos de telemarketing de la CGT de España.”

 - ¿Hasta dónde piensan llegar?

“Hasta donde los trabajadores estén dispuestos. Ninguna decisión o acción se piensa y hace fuera o sobre ellos. La participación de muchos trabajadores ha sido ejemplar en la huelga, en las acciones que se organizan y en cómo se ha ido perdiendo el miedo a romper la ley o la regla. Hemos paralizado la producción de la empresa durante varios días seguidos. Los mismos trabajadores  han resuelto desalojar las plataformas e impedir que los demás trabajen, que es la única forma de hacer presión efectiva. Nuestras acciones han ido en crecida, gestándose un movimiento importante que no habíamos visto antes. Se han alcanzado niveles de conciencia, unidad y apoyo que anteriormente no se habían visto.”

-¿Qué tipo de sindicalismo propulsan?

“El sindicalismo clasista, combativo, ese que va a la pelea, que apela a la construcción de un movimiento social, que apunta a construir poder popular, trabajado desde las bases, comprometido y activo. Ese que lucha por los derechos y dignidad de los trabajadores.”

- ¿Qué clase de empresariado enfrentan?

“Uno bastante complejo. Se trata de empleo tercerizado y transnacional, de capital que gana con mano de obra precaria y trabajadores poco participativos por la flexibilidad laboral, los turnos rotativos y el trabajo part-time. Eso le da al empresario una gran ventaja sobre nosotros. Además que no existe legislación para el tipo de trabajo que realizamos. Nos hemos encontrado muchas veces con fiscalizadores de la Inspección del Trabajo que no saben cómo resolver los conflictos, o bien no entienden las estructuras de pago, lo que hace muy difícil poder sancionar al empleador. Las denuncias y demandas por lo general se solucionan a favor de la empresa. Por otro lado, son corporaciones que funcionan bajo la lógica de los capitales golondrinas, es decir, como su principal gasto son los ‘recursos humanos’, el personal, se  pueden llevar la inversión a cualquier lado, ya sea porque los trabajadores se organizan o porque pueden pagar menos en otros lados. Así es el caso de Movistar que ahora lo atiende Colombia o Perú. La deslocalización es un gran problema pues funciona arrendando todo.”

 - ¿Qué perspectivas tienen del conflicto?

“Vamos a seguir radicalizando las acciones para lograr volver a una instancia de negociación con la empresa, que se ha mostrado muy negativa al diálogo resolutivo. Sólo lloran diciendo que no tienen dinero, pero sabemos que eso no es así.

Por ahora estamos en la lucha y con la toma del reloj de la Estación Central conseguimos una reunión con la gerencia, esperando que salga humo blanco y solucionar el conflicto. En todo caso, ya consideramos que el desarrollo de esta huelga es una victoria para el movimiento social, pues estamos aportando a la acumulación de fuerzas necesaria para avanzar en la organización de los trabajadores.”

Primer enlace

Chilevision.cl

Segundo Enlace

Chilevision.cl

Enero 29 de 2012

 

 

 

 

 

30/01/2012 19:52. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Andrés Figueroa No hay comentarios. Comentar.

Cuba: mandatos de diez años y no al pluripartidismo

20120131000302-raul-castro2.jpg

Foto: Raúl Castro: limitar a un "máximo de dos periodos consecutivos de cinco años" el desempeño de los cargos políticos "fundamentales".

El presidente cubano, Raúl Castro, descartó el final del monopolio de poder del Partido Comunista (PCC) en la isla y reafirmó los planes de limitar el desempeño de cargos políticos a un máximo de diez años.

En su intervención en la clausura de la Primera Conferencia Nacional del PCC, Castro reiteró su anuncio de abril de 2011 de limitar a un "máximo de dos periodos consecutivos de cinco años" el desempeño de los cargos políticos "fundamentales", aunque no mencionó un plazo determinado para la reforma.

"Implementaremos la decisión de limitar a un máximo de dos periodos consecutivos de cinco años el desempeño de los cargos políticos y estatales principales", dijo el mandatario al final del inédito cónclave político celebrado este fin de semana en La Habana.

Las reformas, agregó, se pueden ir aplicando en forma "paulatina" antes de realizar cambios en la Constitución. "Considero que una vez definidas y acordadas las políticas por las instancias pertinentes, podemos iniciar su aplicación paulatina sin esperar por la reforma constitucional", apuntó.

Rejuvenecimiento sistemático del Partido y el Gobierno

Castro anunció los planes de limitar el ejercicio de cargos públicos tras el VI Congreso de abril de 2011, en el que el gobierno institucionalizó el proceso de "actualización" económica con elementos de mercado.

Entonces pidió también el "rejuvenecimiento sistemático" de las filas del partido y de la envejecida cúpula gubernamental. Castro, de 80 años, se refirió hoy a la renovación generacional como una de las tareas estratégicas fundamentales del régimen.

El presidente, por otro lado, aludió a las "ilusiones" surgidas en medio del proceso de reformas económicas de que la cúpula comunista cubana pondría fin al monopartidismo. La idea de un partido único como "fuerza dirigente superior" de la sociedad es un "concepto al que jamás renunciaremos", indicó.

Castro apuntó directamente a las distintas especulaciones, surgidas tanto dentro como fuera de la isla en los últimos meses, de que el gobierno cubano pondría en marcha una reforma política tras la apertura económica.

"Nuestros adversarios, y hasta algunos que simpatizan con nosotros", señaló, "se ilusionaron con que la Conferencia consagraría el inicio del desmontaje del sistema político y social conquistado por la Revolución a lo largo de más de medio siglo".

Ceremonia de clausura de la Primera Conferencia del PCC: la idea de un partido único como "fuerza dirigente superior" de la sociedad es un "concepto al que jamás renunciaremos".

No a “legalizar los partidos del imperialismo”

El menor de los Castro aludió asimismo a lo que Cuba considera tradicionalmente una política "injerencista" e "imperialista" por parte de Estados Unidos en la nación caribeña.

"Renunciar al principio de un sólo partido equivaldría sencillamente a legalizar el partido o los partidos del imperialismo en suelo patrio", señaló.

Aunque aseguró su respeto por los sistemas pluripartidistas de otros países, el presidente cubano subrayó que Cuba no permitirá el regreso del "multipartidismo" de la "república burguesa" a la isla.

El líder cubano fundamentó la defensa del partido único con el pensamiento del héroe nacional José Martí.

Castro ya había advertido en declaraciones anteriores en contra de "ilusiones" con respecto al cónclave comunista clausurado hoy. Aunque prevista en la Constitución como instrumento de gobierno, la Conferencia no había sido celebrada hasta ahora nunca en la historia del castrismo.

La convocatoria del evento hizo surgir algunas expectativas con respecto a posibles cambios en el seno del PCC. Sobre todo sectores cercanos a la Iglesia católica, convertida en un importante actor social en la isla e interlocutor habitual del régimen, piden una "actualización" política con mayor participación social.

La Conferencia debe servir oficialmente para poner en marcha la reestructuración del partido en sintonía con los nuevos "lineamientos" de la política económica. Castro, que pide superar la vieja "mentalidad" e ideas "obsoletas" en el aparato estatal y el PCC, no comentó al detalle los resultados de la cumbre partidista.

dpa

Editor: Pablo Kummetz

DW-WORLD.DE

Cuba: un inédito cónclave

Cuba celebra la Primera Conferencia Nacional del PCC, vista por gran parte de la población con escepticismo e incluso indiferencia, pero también con ciertas expectativas por la esperanza de nuevos cambios. (27.01.2012)

Afirmando el puente de derechos humanos entre la UE y América Latina

Las instituciones europeas reflexionan acerca de cómo aumentar la eficacia de sus instrumentos de protección de los derechos humanos en la cooperación con América Latina. (25.01.2012)

España pide a Cuba la liberación de todos los presos políticos

El gobierno de Mariano Rajoy pidió hoy a las autoridades de Cuba la liberación de todos los presos políticos, después de la muerte del disidente Wilmar Villar a causa de la huelga de hambre que empezó en noviembre pasado (20.01.2012)

Feedback

¿Qué opina del sistema político y económico de Cuba? Escríbanos. Diversos puntos de vista son bienvenidos.

 

 

 

30/01/2012 20:03. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Cuba No hay comentarios. Comentar.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
www.webstats4u.com