Facebook Twitter Google +1     Admin

Centros Chilenos en el Exterior


http://centroschilenos.blogia.com

Bienvenidos al sitio Centros Chilenos en el exterior. Estamos construyendo un espacio para que ustedes puedan mostrar sus actividades culturales y sociales o anunciar la concreción de las mismas. Por favor, envíen sus notas a esta dirección: arischar@yahoo.com.ar. Los saludas cordialmente Arístides Chamorro Rivas.

SUBE TU CURRICULUM VITAE a este Blog utilizando el comando "Publicar Artículo"

"El hombre no puede ser separado de Dios, ni la política de la moral": Santo Tomás Moro

Cel. de Contacto 54 9 2966 557877 (Argentina)

Temas

Archivos

Enlaces


ESTADO - MERCADO-DEMOCRACIA

Por Dr. Ariel Ulloa Azócar

La crisis económica mundial, la más grave que ha golpeado al mundo después de la Gran depresión de 1929, ha puesto en la agenda  mundial el  debate acerca del papel del Estado en la la conducción y regulación de la economía. La mayoría de  los economistas coinciden en que la crisis ha puesto en evidencia que la "mano invisible del mercado" no asegura   que la economía de un país funcione con absoluta transparencia, menos aun asegura la equidad en  la distribución de los bienes. También ha quedado demostrado, que  los mecanismos de autorregulación no funcionan de manera automática de acuerdo a la ley de la oferta y la demanda. Por el contrario, el modelo económico mundial ultraliberal- llámese neoliberalismo , reganismo, thatcherismo o  tercera vía-, lo que si  asegura es la impunidad para los especuladores que con sus manejos bursátiles y financieros irresponsables  llevaron al mundo a la crisis. En el caso de Chile, su representante mas genuino, pretende incluso ser Presidente.

 En los países de economías pequeñas-caso de Chile- el modelo ultraliberal facilita, y es inevitable, la formación de monopolios, como  única manera de acrecentar y asegurar las ganancias para  quienes los controlan. La colusión de las redes farmacéuticas es un caso  emblemático, pero evidentemente no es el único. Este tipo de cartel existe y desde hace mucho tiempo, entre las ISAPRES, AFP, bancos, retail, etc. Esta es una externalidad lógica del sistema de libre mercado salvaje imperante en nuestro país que cuenta, no nos olvidemos,  con el marco legal protector de la Constitución de 1980. Esta Constitución, denominada "neoliberal"-en oposición a las anteriores "republicanas"- por el constitucionalista don Pablo Ruiz Tagle,  se encargó de atar de manos a un Estado que desde la Independencia se había caracterizado por su fortaleza y preminencia, especialmente en el campo de la regulación de la economía. Fue ese Estado, dotado de un fuerte contenido republicano, el que fue destruido hasta sus cimientos por el golpe de estado de 1973.

El G20, reunido recientemente en Londres lo ha dicho claramente ..."Los grandes fallos en el sector financiero y en la regulación y la supervisión financieras fueron causas fundamentales en la crisis. La confianza  no se recuperará hasta que no reconstruyamos la confianza en nuestro sistema financiero. Tomaremos medidas para crear un marco supervisor y regulador más fuerte y globalmente más coherente para el futuro sector financiero, que apoye un crecimiento mundial sostenible y cubra las necesidades de empresas y ciudadanos". Y agrega... "El fortalecimiento de la regulación y de la supervisión debe promover el decoro, la integridad y la transparencia".  En el caso de nuestro país, no creo que exista algo más  poco decoroso y escasamente transparente que la formación de ciertas  grandes fortunas acumuladas en escasos años  mediante la especulación en  bolsa, la formación de carteles y la concentración monopólica de la riqueza.

La opinión pública, lo revelan encuestas, piensa que la situación de indefensión en que los consumidores se encuentran frente a los grandes monopolios y sus abusos, solamente puede ser remediado por el Estado. Sin embargo, la gente debe saber que para que ello suceda, es necesaria una reformulación profunda del modelo político y económico imperante. Necesitamos un  Estado con poderes suficientes para regular la economía y el sistema financiero, controlar el crecimiento desmesurado de algunas ciudades, asegurar la salud y la educación para todos los ciudadanos, proteger a los más vulnerables y con capacidades legales que le permitan  contribuir de manera efectiva a una distribución más  equitativa de la riqueza.

Pero seamos serios. La historia ha demostrado que tampoco los Estados omnipotentes no han sido capaces de resolver  todos los problemas de un país. No se trata entonces de pasar de un sistema en que TODO se entrega a las fuerzas del mercado, a otro en que TODO pasa por los designios del Estado. Es necesario entonces encontrar el justo equilibrio entre el mercado como eficiente asignador de recursos y el estado regulador y justo. Pero además, no debemos olvidar que a esta ecuación es necesario sumar el factor DEMOCRACIA.  

La crisis ha conducido a los que deciden en el mundo de hoy a un proceso de búsqueda del justo equilibrio en la ecuación, ESTADO-MERCADO-DEMOCRACIA.

Es esto lo que  debiera estar en el centro del debate presidencial y no la agresión pequeña o las acusaciones irresponsables.

 

 

05/05/2009 21:21. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Opinión

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
www.webstats4u.com