Facebook Twitter Google +1     Admin

Centros Chilenos en el Exterior


http://centroschilenos.blogia.com

Bienvenidos al sitio Centros Chilenos en el exterior. Estamos construyendo un espacio para que ustedes puedan mostrar sus actividades culturales y sociales o anunciar la concreción de las mismas. Por favor, envíen sus notas a esta dirección: arischar@yahoo.com.ar. Los saludas cordialmente Arístides Chamorro Rivas.

SUBE TU CURRICULUM VITAE a este Blog utilizando el comando "Publicar Artículo"

"El hombre no puede ser separado de Dios, ni la política de la moral": Santo Tomás Moro

Cel. de Contacto 54 9 2966 473910 (Argentina)

Temas

Archivos

Enlaces


CARTA ABIERTA DE UN SUBVERSIVO A MONSEÑOR GOIC

20080402055835-por-cristo-los-encontraremos.jpg

CARTA ABIERTA DE UN SUBVERSIVO A MONSEÑOR GOIC

   Estimado Padre Obispo:

  Quien le escribe es un subversivo, un revolucionario y que encima tiene la desfachatez de denominarse cristiano o mejor dicho que trata de seguir las palabras del crucificado cuando dijo yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Soy un subversivo porque estudié en colegios católicos donde nos obligaban a ir a misa todos los jueves a primera hora. Lo que para otros era una lata y motivo para ir a jugar, a revolverla: para mí era motivo de alegría espiritual y de deleite al compartir la comunión, escuchar La Palabra de Dios y alimentarse con el cuerpo de Dios. Y fue esa palabra la que primero me subvirtió cuando cantábamos el Magnificat o cuando escuchaba el Mensaje de Cristo que llamaba a tener amor y decía que nadie tiene más amor que el que da la vida por los amigos. También me "corrompió" entre comillas El Señor cuando dijo que no se podía servir a dos Señores, que era incompatible el amor a las riquezas y a Dios. Y para qué decir las Bienaventuranzas donde bendice a los pobres y maldice a los ricos (Lucas 6). Eso me hizo querer subvertir el orden en el que vivía: una sociedad injusta donde los pobres sufrían el abuso de los que hacían fortuna explotándolos y condenándolos a una vida donde cundía el alcoholismo, la violencia intrafamiliar y la humillación por sólo ser pobres y después para justificar la injusticia los llamaban flojos y borrachos. Eso me subvirtió y quise cambiar las cosas, es decir revolucionarlas, y en eso vino el gobierno de Allende y entré en la política como una forma de unir mi fe con la acción. Hicimos cosas muy hermosas, como trabajo voluntario en la universidad realizamos la labor de los basureros durante dos días que diferencia con la decadencia de hoy donde los jóvenes se emborrachan y drogan como forma de festejar el ingreso a la Universidad. La gente en las poblaciones se extrañaba de ver a estos jóvenes echando la basura a los camiones, hicimos trabajos voluntarios en las poblaciones en los temporales sacando a la gente que estaba empapada y con bronconeumonía al hospital y construíamos mediaguas para que por lo menos tuvieran un techo y después para los terremotos lo mismo. Para mí hacer política era hacer eso: trabajar y trabajar por los más pobres. Me aburrían las discusiones ideológicas hasta que comenzaron a preguntarme por qué estrategia estaba si por crecer hacia los democratacristianos o formar un polo más de izquierda y tuve que empezar a buscar respuestas. Y la primera que encontré fue que en  los EEUU decía Nixon que no permitiría a otra Cuba en la Región y que había llamado a estrangular la economía chilena y que habían organizado el crimen del Comandante en Jefe del Ejército con apoyo de la CIA y grupos de ultraderecha. Que Nixon al saber que Allende subió al Gobierno lo había tratado de Hijo de Puta delante del embajador de ese país en Chile. Hay tanta información en los documentos desclasificados o en la comisión Church, pero son pocos los que conocen esos datos irrefutables.

Y vi como después se promovía el odio a través del diario de Patria y Libertad con el slogan CHILENOS JUNTEN ODIO. No le tomábamos el peso a esas palabras entonces empeñados en tratar de consolidar el gobierno y Ud. también recordará como aumentó en las elecciones las fuerzas de izquierda. Y sufrimos todo el terrorismo de la ultraderecha financiada por la potencia del Norte, volaban torres de alta tensión, líneas de tren, fábricas y locales de partidos. Yo creía en un país socialista con tres áreas económicas: una estatal, una mixta  entre privados y el estado y una privada. Y vino el Golpe que fue orquestado, preparado y financiado por las trasnacionales como la ITT que llevaron una campaña del terror. En esa época ni se soñaba que estas trasnacionales serían las dueñas del mundo como ocurre hoy que tienen más poder que las mismas naciones.

Quise defender el gobierno legítimo y constitucional pero la verdad es que no había con qué. Ni unas piedras, menos armas que estábamos dispuestos a empuñar para defender al que creíamos que era nuestro legítimo y constitucional Presidente de la República. Creímos que habría fuerzas comandadas por oficiales constitucionalistas como el General Prat, pero no había nadie y fue una masacre. Hicieron montajes como los de los 10.000 cubanos o los arsenales o el Plan Zeta, la misma lógica para invadir Irak, que tenía armas de exterminio masivo, nucleares, etc. En la historia la potencia del Norte no ha escatimado en mentiras cuando invadió Santo Domingo, la Isla de Grenada, Panamá, Nicaragua o promovió los Golpes militares en Bolivia, Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile.

Yo no me quise exiliar ni pasar a la clandestinidad, nada de eso, me cambié de Universidad y poco a poco fuimos organizándonos en torno a la cultura y a la Iglesia. Recuerdo con cariño los retiros en Punta de Tralca, el contacto con el Obispo de los pobres Monseñor Alvear cuya alegría y valentía eran la presencia de Cristo en medio de un clima de miedo, represión y muerte. Nos organizamos poco a poco en un Movimiento Estudiantil que significó la relegación de muchos de sus valientes líderes y la expulsión de las Universidades que eran dirigidas por rectores militares.

Creció el Movimiento Estudiantil y también el descontento. La Iglesia bajo el Cardenal Silva Henríquez que para la derecha y la dictadura era el cura rojo, nos cobijó en la Vicaría de la Solidaridad. Estuve en los hechos históricos y vi la valentía enorme de las mujeres de los Detenidos Desaparecidos y de trabajadores en los  días del trabajador que conmemoramos arrancando o enfrentando la represión policial. Supimos de todo el terrorismo de Estado en hechos tan horrorosos como el del caso de los degollados, los muertos en falsos enfrentamientos, los desaparecidos, los decapitados y las torturas. Yo pasé a militar en lo que se llamaba la Resistencia Popular y hacíamos propaganda, organizábamos mítines y todo lo que sirviera para luchar contra la cruel dictadura. Nunca tomé un arma ni la he tomado. No por principios sino porque creo que es absurdo luchar contra ejércitos profesionales, por eso milité también en el Movimiento Contra la Tortura Sebastián Acevedo e hicimos denuncias frente a los cuarteles de la CNI donde sabíamos que se torturaba. También organicé desde una perspectiva cristiana actos de Derechos Humanos que llevaban el nombre de Cristo en el Detenido Desaparecido, Cristo en el Preso Político, Cristo en el torturado y contamos con la reflexión teológica de Monseñor Hourton, José Aldunate, Roberto Bolton. Conocí a la comunidad de Mariano Puga y  allí a la Familia Vergara Toledo. Supe de sus asesinatos que coincidían en la fecha con los degollados. Era el terrorismo de Estado basado en lo que la Iglesia del Cardenal Silva denunciaba como sustento ideológico de las FFAA, la Ideología de la Seguridad Nacional que convertía a los ciudadanos en enemigos a los que había que espiar, presionar e incluso asesinar si se les consideraba enemigos internos. Esa Doctrina creada en EEUU sigue rigiendo a las FFAA de Chile.

Querido Pastor, después me fui de Chile a Venezuela y terminé en Nicaragua el año 82. Hacía tres años que habían derrocado a la dinastía de los Somoza y era primera vez que los cristianos participaban en un proceso revolucionario y el Ministro de Cultura era Ernesto Cardenal, para mí el mejor poeta de Latinoamérica. Me di cuenta cómo se creó un mito sobre la Iglesia Popular porque no había nada  de ello, era más avanzada la Iglesia chilena en la liturgia, en la doctrina y de lo que sí había conciencia era de que Reagan organizó un ejército de ex torturadores de Somoza en la frontera de Hondura donde iniciaron una guerra de desgaste que era terrible. Todos los días atacaban centros civiles como Sindicatos, Escuelas, Hospitales y se tomaban poblados y asesinaban a los líderes comunitarios. Todo ello asesorados por las Fuerzas Armadas de USA y de países como Chile, Argentina y otros. Cuando estuve detenido en Fiscalía Militar donde me torturaron física y psicológicamente, el Fiscal me contó que habíamos estado el mismo año en Nicaragua, él luchando contra el pueblo nicaragüense y yo trabajando en un Centro Ecuménico como periodista. Cuando caí en Fiscalía Militar fue por un montaje burdo que me hicieron los carabineros echándome encima una micro de fuerzas especiales en contra de un auto viejo y cacharriento. Me bajaron a culatazos y me tiraron en el suelo con la metralleta en la nuca. Creí que me mataban como a tantos y que dirían que yo los agredí. Con la tortura psicológica me crearon un episodio microsicótico y nunca hasta hoy han dejado de amenazarme y hostilizarme porque también nunca he dejado de denunciar que en Chile vivimos un país que no es nuestro. El acoso me ha significado tortura, relegación, cárcel y un poco tiempo exiliado.

Me destruyeron una familia hermosa, me han cerrado las puertas en los trabajos a  pesar de que he sido buen profesor universitario por las evaluaciones. Ahora vivo de allegado donde mis padres en Viña del Mar tratando de sobrevivir. No quise apitutarme con la concertación porque seguía el mismo modelo económico y porque no creí en una democracia basada en una constitución ilégitima que creó Pinochet a su medida. Algunos dicen que es la transición. Yo creo que con la democracia ocurre como con el embarazo no se puede estar un poco embarazada.  En una época me dio su apoyo el que fue mi guía espiritual el sacerdote holandés Arnoldo van deer Mer que tal vez Ud. lo conoció.

Ahora he escrito muchos artículos de denuncia y libros de poesía que tratan de mostrar el verdadero rostro del día a día. Por lo mismo las amenazas son mayores y es probable que pasen a más. Chile es una colonia de las trasnacionales y ejemplo del capitalismo para Latinoamérica. Han cambiado la mente de la gente, la han vuelto individualista, consumista, egoísta. Los niños no nacen con esas características, pero a la sociedad chilena la han programado así y yo me atreví a denunciar los mecanismos comunicacionales que usan y me eché encima la Coca Cola, logré retirar junto con la gente de la Revista Pastoral Popular un spot que era una ofensa para los creyentes. Junto con los amedrentamientos aparecieron sujetos que son mencionados en diferentes informes como trabajando para los organismos de seguridad de EEUU amenazándome y también me han señalado por teléfono que me van a asesinar, amenazaas que se repiten por mail y en las calles me hostilizan de la misma forma como lo hacían en dictadura. Yo sigo haciendo lo que es mi naturaleza, ser poeta y denunciar a la ideología neoliberal que se muestra como la única alternativa mientras nos tienen absolutamente aislados de lo que pasa realmente en los países hermanos, Argentina, Bolivia, Ecuador, Venezuela. Mi viejo tiene un dicho "dile al tonto que tiene fuerza", yo lo aplico a nuestro país donde nos dicen que vamos bien y la gente cree que al otro le va bien y que él es el que no sale a flote, que él es el fracasado entonces se deprime baja su  autoestima y cunde la violencia. Si supiera como ha sido la persecución y la venganza de los partidarios de la dictadura y del Imperio. La película LA VIDA DE LOS OTROS que trata de la policía política en la Alemania Comunista queda chica al lado de la realidad que nos toca vivir a nosotros y que pocos conocen. En cuanto a la censura colocan a Chile como ejemplo de Democracia, pero tenemos un duopolio que dice las mismas cosas y del mismo modo. Esta es la dictadura de las trasnacionales que compran conciencias y medios de prensa. Ocurre tal como lo denuncia en su libro la periodista australina Naomí Klein y que no es casualidad que se le conozca poco en Chile.

Me he querido dirigir a Ud. Pastor porque en realidad corro peligro, y aunque estoy acostumbrado a ello, la dictadura nos familiarizó con el miedo y le perdimos el respeto.

Pero quería decirle que con sus actuaciones le ha devuelto la esperanza a millones de chilenos que como decía el Padre Hurtado son los Cristos de Hoy explotados por los que adoran el becerro de oro, y porque he escrito varios artículos refiriéndome a Ud. Ayer fue el día anterior al día del Joven Combatiente y me encargué de dar a conocer por los medios a mi alcance lo que Ud dijo sobre la Familia Toledo en la Radio Bio Bio y que ningún otro medio reprodujo, creo que se debe a Ud el que ayer no hubieran  muertos. Patricia Troncoso también le debe mucho. Mientras algunos la llaman terrorista, Ud la acompañó cristianamente y dijo la Verdad, que somos un país racista y clasista. En Centroamérica conocí la vida y muerte de Monseñor Romero, el Santo de Latinoamérica y yo humildemente repito sus palabras: si me matan resucitaré en el pueblo chileno. Y como sabemos hay muchas formas que tienen para eliminar a alguien, desde la bala hasta la enfermedad extraña o el accidente.

Quiero abusar de Ud y hacerle llegar mis libros donde podrá ver la posición de un subversivo que ha usado como arma su poesía y que ha tratado de seguir a Cristo sabiéndome pecador pero que El Señor vino a buscarnos a nosotros, a los que necesitamos médico y no a los sanos y fariseos.

Padre Obispo me despido pidiéndole que ruegue por mí para que sepa aceptar la voluntad del Señor. Sea ésta concederme  más días de vida para escribir poesía o sea la de compartir la cruz de tantos mártires de Latinoamérica.

Rece por mí, creo en la fuerza de la oración porque lo viví con monseñor Alvear al que

le dediqué un libro y también me enseñó a orar  mi guía espiritual el padre Arnoldo y porque Cristo se retiraba frecuentemente a orar buscando la fortaleza del Padre. En nombre de tantos que ven como hace Ud realidad las palabras de Cristo que dicen que Ël es el Camino, la Verdad  y la Vida. Me despido en la paz del Señor.

Osvaldo Ulloa Sánchez

www.elpoetaulloa.blogspot.com

oulloas@hotmail.com

  29/3/2007

 

 

03/04/2008 22:31. Publicado por: osvaldo ulloa #. Derechos Humanos

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Esteban Trapp

Yo tambien fui un detenido y exiliado y sali adelante , se te a ocurrido trabajar para salir adelante ? creo que seria tu solucion ya que no puedes vivir la farandula todos los dias , recuerda el tiempo pasa............y los tontos se quedan atras, hacele un poco al trabajo y tus problemas desapareceran , menos farandula.

Fecha: 08/04/2008 02:43.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
www.webstats4u.com