Facebook Twitter Google +1     Admin

Centros Chilenos en el Exterior


http://centroschilenos.blogia.com

Bienvenidos al sitio Centros Chilenos en el exterior. Estamos construyendo un espacio para que ustedes puedan mostrar sus actividades culturales y sociales o anunciar la concreción de las mismas. Por favor, envíen sus notas a esta dirección: arischar@yahoo.com.ar. Los saludas cordialmente Arístides Chamorro Rivas.

SUBE TU CURRICULUM VITAE a este Blog utilizando el comando "Publicar Artículo"

"El hombre no puede ser separado de Dios, ni la política de la moral": Santo Tomás Moro

Cel. de Contacto 54 9 2966 473910 (Argentina)

Temas

Archivos

Enlaces


Pinceladas socio-culturales del año 2006

Desde el Comité Chile-cultura de Lausana.

Para Mundo Hispánico/Ramón Vergara - Lausana

Cuando se aproxima el fin de año se tiende a hacer balances de una manera inconciente y seguramente sin mayor objetividad. Dentro de ello, flotan en la superficie de nuestra memoria, con toda certeza, recuerdos errantes, fugaces y espontáneos.

Entre las actividades organizadas a lo largo  de este año por el Comité Chile-Cultura haremos relucir solo algunas, en particular aquellas que impregnaron el espíritu de una savia sabrosa con gusto etílico y nutriente.

La primera de ellas,  fue el encuentro entre poetas de aquí y de Chile que tuvo lugar en Lausana en el mes de mayo. Quedamos impresionados con la energia  poética de convicción profunda lanzada por nuestro magnífico Allan Heufemann de Ginebra, quien en tono altivo y endiablado hizo palpitar corazones adormecidos, contrastando asi un poco con el poeta "lausannois"  Patricio Palma, quien lo hace con una paciencia legendaria, admirable, para hablarnos del amor juvenil y de la tierra chilena que tanto ama. Verdaderas canciones que nos hablan del lamento por la pérdida amorosa, de la añoranza de los buenos momentos pasados juntos y finalmente de la inútil espera. A los momentos felices sucederán las penas por el amor perdido y la pasión desaparecida.

 Pero la visitante chilena de Coyhaique, nos trajo gratas sorpresas de amistad y de poesía austral reflejando en sus ojos el cielo azulado del infinito horizonte patagónico barrido por imprevistos vientos glaciales, desmesurados en su velocidad espectacular; Sandra Bórquez encendió el auditorio con sus poemas humanos de tono universal. Supo cautivar nuestro interés con una expresión llena de fantasía y gran sentido del humor. Capaz de hilvanar palabras poéticas y mágicas que sacuden los cerebros despavoridos con una voz fluída, secreta y peculiar, donde se condensan la espera y el enigma del tiempo, el sueño, el impulso y la sangre que circula por nuestras venas. Su poesía apasionada y auténtica que delata una comunicación inesperada con carácter social, integrando colores otoñales, es capaz de extenderse con dulzura en un plano de sobria pasión.

Todos estos poetas nos entregaron un mensaje humano, en un lenguaje de amistad y generosidad.  Estamos seguros que todos los presentes sabrán guardar en el más recóndito espacio de su cerebro, un recuerdo inolvidable y patético de este encuentro.

Otra personalidad de cuya reciente visita se guardarán gratos recuerdos, fue el escritor chileno radicado en Paris Bernardo Toro, autor de gran talento del libro "Contretemps". Participó en el encuentro público del día 1 de noviembre en los locales del Centro socio-cultural Pôle Sud en Lausana, donde compartió el pan con los presentes. A primera vista podemos apercibirnos que estamos frente a uno de los escritores chilenos más sencillos, vigorosos y con más cercanía a la vida. Se le siente como una voz pura, honrada, seria, con una fuerza tranquila, sin lentitud ni prisa, pero que convence. El público que asistió a su conferencia, escuchó con mucha atención e interés las amplias explicaciones entregadas  sobre su libro que tiene como tema principal, el exilio chileno. La primera sorpresa fue que se expresó en un perfecto español a pesar de que su novela está escrita en el idioma de Molière. Esto tiene su importancia como lo veremos más tarde.

El 11 de septiembre de 1973 una sombra partió de Chile a pie, en auto, en avión, en barco y tambien a caballo o como pudo hacerlo, con o sin pasaporte o carnet de identidad. Llevó consigo una hoja de papel blanco y tinta tricolor. Su alma estaba enferma, Salvador Allende se convirtió en un manantial de sangre  y su discurso nos impresionó para siempre. Logró alcanzar las montañas andinas y descender por laderas que la encaminaban definitivamente a la libertad.  De lejos se divisaban las araucarias milenarias que durante muchos años  no volverá a ver, ni tampoco su singular esbeltez y belleza que se perderán en el olvido inconciente del tiempo. Así comenzó para muchos compatriotas el camino del exilio, única forma de escapar del vendaval fascista. Es sabido que  se persiguió  y asesinó a miles de dirigentes sindicales y sociales.

El escritor Bernardo Toro aborda en más de trescientas páginas el tema del exilio chileno en Paris, sin falsas complacencias, describiendo la crudeza de la vida en la capital gala. Ciudad a la que llegaron muchos chilenos, obligados de aceptar cualquier trabajo y sobreviviendo en exiguas habitaciones. Esta novela, es en cierto modo una consecuencia inesperada de la diáspora chilena que en los años setenta se vió confrontada a las atrocidades cometidas por la sangrienta dictadura pinochetista. Nos da cuenta de la historia privada del exilio, escrita en una lengua de adopción que tiene lugar en tierras extrañas

Bernardo Toro nos habla de la violencia del golpe de Estado y del exilio plural. Treinta años han pasado, el mundo ha cambiado y Chile tambien. Ayer fueron sueños revolucionarios y ahora es pragmatismo liberal, un giro se ha producido de corte amplio en nuestra sociedad. Un adolescente de diecisiete años deja el Chile de Pinochet para comenzar una nueva vida en Paris, donde se reencontrará con Laura, la mujer de un dirigente de extrema izquierda que conociera seis años antes, cuando, perseguidos por la policía política, ella y su marido hallaron refugio en la casa de sus padres en Santiago de Chile. Una relación se traba entre ellos a quienes todo los opone: edad y situación familiar. Laura rechaza de integrarse a la sociedad francesa, en cambio el narrador quiere hacerlo a cualquier precio.

Estando lejos de Chile en lugares comunes que giran en torno al exilio, esta es una novela que construye puentes entre el Chile del interior y el del exilio. El retorno de los exiliados se ha hecho posible, pero hay otros ciudadanos para los cuales la pérdida de residencia en la tierra es definitiva. Bernardo Toro nos dice que Contretemps (Contratiempos) es una lengua de los desaparecidos, el sueño en el que nos vemos envueltos al comenzar el libro. Sin duda alguna, nos permitimos agregar que es tambien una manera de rendirles un modesto homenaje a ellos y a sus familiares.

Este libro es de una gran belleza literaria, escrito en un lenguaje simpático y un gran aporte para que todos podamos comprendernos mejor en esta experiencia humana que es el exilio.

Diciembre 2006  

09/12/2006 19:59. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Chilenos en el Mundo

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: vergara ramon

chao compadre

Fecha: 13/12/2006 08:05.


gravatar.comAutor: carlacastrojurgensen

notable la novela Contretemps, la narrativa el estilo y la historia ,conmovedor !!

Fecha: 27/10/2013 21:08.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
www.webstats4u.com