Facebook Twitter Google +1     Admin

Centros Chilenos en el Exterior


http://centroschilenos.blogia.com

Bienvenidos al sitio Centros Chilenos en el exterior. Estamos construyendo un espacio para que ustedes puedan mostrar sus actividades culturales y sociales o anunciar la concreción de las mismas. Por favor, envíen sus notas a esta dirección: arischar@yahoo.com.ar. Los saludas cordialmente Arístides Chamorro Rivas.

SUBE TU CURRICULUM VITAE a este Blog utilizando el comando "Publicar Artículo"

"El hombre no puede ser separado de Dios, ni la política de la moral": Santo Tomás Moro

Cel. de Contacto 54 9 2966 473910 (Argentina)

Temas

Archivos

Enlaces


JUSTICIA ALEMANA DEBE DETENER A CRIMINALES DE COLONIA DIGNIDAD, CHILE

Enviado por Política Cono Sur <politicaconosur@gruposyahoo.com>
 JUSTICIA ALEMANA DEBE DETENER A CRIMINALES DE "COLONIA DIGNIDAD", CHILE

Primera FUNA en Europa: ¡La justicia alemana debe detener a criminales de Colonia Dignidad!   
  
Por FUNA Europea   

Viernes 29 de septiembre de 2006

Este documento llegó a la Redacción de www.PiensaChile.com, el que publicamos luego de realizar las averiguaciones correspondientes que nos aseguran su autenticidad y seriedad.   - La Redacción de PiensaChile

Queridas amigas y amigos:

Chile exporta cobre, madera y frutas. ¿Por qué no puede también exportar FUNA? "FUNA" es en el castellano de los chilenos una palabra popular para describir lo que hacen muchos opositores de la dictadura contra torturados y criminales de aquellos años. Después del fin de la dictadura de Pinochet, los torturadores y asesinos de su servicio secreto fueron protegidos por una amnistía. Incluso cuando finalmente fue posible investigar sus crímenes, muchos de los jueces se mostraron como cómplices de la dictadura de Pinochet.

Por esa razón grupos de defensores de los derechos humanos comenzaron a organizar FUNAs frente a las casas y lugares de trabajo de torturadores, asesinos y sus cómplices. Esas FUNAs son la respuesta de la sociedad civil al fracaso de la justicia. Se trata de verdaderos desfiles carnavalescos, cuyo objetivo es denunciar quien vive allí, a los vecinos y colegas que no tienen idea. Por ello la protesta es bulliciosa.

Cuando a los gritos y los sonidos de los pitos se mezclan las sirenas de los autos de la policita, entonces se ha logrado la FUNA. Entonces es la policía la que asume la FUNA y comienzan a agruparse los mirones, los que se alegran al ver que por fin el estado comienza a actuar. Si un policía toca el timbre en la casa en cuestión y pregunta que pasa, entonces la FUNA ha logrado acercarse a su segundo objetivo, pues las FUNAs deben mover a la justicia a que actúe. Luego que el diario chileno „La Tercera", hace pocos días, informara que un cómplice de la
dictadura de Pinochet va regularmente a los Servicios Religiosos de la Freien Volkmission en la ciudad alemana de Krefeld, un pequeño grupo de Defensores de los Derechos Humanos se decidió a organizar la primera FUNA europea:

Lugar: Krefeld, Am Herbertshof 11-17 (delante de la  Freien Volksmission) Cuándo: Sábado 30 de septiembre del 2006, a las 18:30 hrs.
Duración: 1 a 2 horas. No es una marcha sino una Reunión autorizada por la policía.

FUNAs no son autojusticia. Quien es inocente se puede defender públicamente. Quien es culpable es acorralado por nadie más que por sus propias culpas.

FUNAs son acciones pacíficas. Ellas citan y denuncian la violencia de las cámaras de tortura y los comandos de ejecución. Pero ellas no castigan la violencia de los torturadores y los asesinos lanzando piedras y golpeando. Eso sería ridículo.

Las FUNAs ocurren. No hay nadie que las organice centralmente. El sol se abre paso a través de un manto de nubes grises. Nadie le dijo que el tiene que hacer eso.

Para la FUNA que se propone realizar aquí en Krefeld (Alemania) se trata de Albert Schreiber. Schreiber fue uno de los seguidores más íntimos de Paul Schäfer, fundador de la Colonia Dignidad. El era el contador de la Colonia Dignidad y por ello es también uno de los responsables de la secta de numerosos negocios turbios que ahora hay que aclarar. Schreiber fue el palo blanco de la empresa pantalla Abratec, con la cual Schäfer, el jefe de la secta, logró evadir la disolución jurídica de la Colonia el año 1991.

Debido a que Schreiber hacia de traductor entre Manuel Contreras, jefe la DINA el servicio secreto de Pinochet, y la jefatura de la secta, debería ser un importante testigo para aclarar la suerte de muchos detenidos "desaparecidos" en la Colonia, de asesinatos, contrabando de armas y crímenes económicos. Schreiber fue uno de los choferes y traductor durante las visitas de Pinochet a la Colonia Dignidad. El fue
amigo de Edgardo Bathich, el cual hizo negocios con drogas y armas. Bathich fue el representante chileno de comerciante internacional de drogas y armas  Monzer Al-Kassar y que hizo negocios con Marco Antonio, el hijo de Pinochet (La Nación, 21.05.06)

Schreiber nació en Besarabia (lo que hoy conocemos como Rumania). El fue formado por la minoría protestante de esa región y marcado por la experiencia del desalojo (después de la derrota nazi en la II Guerra Mundial fueron obligados a abandonar esas zonas) y ya en su juventud cayó bajo la influencia anticomunista y fundamentalista de la secta de Schäfer. Sufrió un fuerte accidente automovilístico en Chile y desde entonces tiene dificultades en su sistema motriz. Su esposa Lilli Schreiber de lo que hoy conocemos como Moldavia y fue trasladada por los nacionalsocialistas hacia Prusia Occidental y huyó a comienzos de los años 50 de la RDA hacia Hamburgo donde conoció a Schreiber en la secta de Schäfer. Su padre se opuso al matrimonio. Albert y Lilli se vinieron con Schäfer a Chile y se casaron aquí. El matrimonio tuvo 5 hijos. Uno de ellos, Hans Jürgen Schreiber ("Fips"), murió a comienzos de los años 80 en un grave accidente provocado por Schäfer en el cerro Doradilla, ubicado en los terrenos de la Colonia. En la plataforma de un vehículo de carga viajaban varios jóvenes ("Keile"). Schäfer llevaba el camión muy al borde de la cuneta del camino lo que hizo que el camión se volcara y rodará cuesta abajo. "Fips" quedó debajo del
camión. El vehículo pertenecía originalmente a un prisionero político "desaparecido"  y luego fue enterrado en un terreno escondido para hacer desaparecer toda huella.

Schreiber está enjuiciado en Chile por negarse a entregar menores (jóvenes abusados por Schäfer) y por resistencia a la autoridad y está vigente una orden de detención en su contra. El se fue de la Colonia en el año 1996, cuando Schäfer fue acusado de abuso de un niño que estaba bajo la tutela del matrimonio Schreiber. El se mantuvo oculto con el niño en el fundo "Santa Matilda" de propiedad de la familia Stegmeier, de origen alemán y cometiendo con ello un desacato. Además el está condenado a pagar una gran suma de dinero por evasión de impuestos. El huyó junto con su mujer, su hijo Erich y el niño. Erich Schreiber pudo ocultarse también en Alemania. Lilli Schreiber se hace
llamar en Alemania Corelia Reimer. Luego de 10 años de fuga e ilegalidad el matrimonio Schreiber y su hijo Erich deberían estar muy agotados.

En su fuga, Schreiber se habría llevado una gran suma de dinero. Desde 1986 él era el encargado de cobrar las jubilaciones que habitantes del a Colonia Dignidad recibían desde Alemania y que el invertía para Schäfer en el banco chileno BanChile. Allí el entregó 19 cheques por una suma total aproximada de €400.000, que luego sacó del país sin pagar impuestos. El diario chileno El Mercurio (15.10.2000) informó que Schreiber había desviado a la caja común de la secta los pagos de jubilaciones alemanas por un valor de 2,5 millones de dólares.

Probablemente el también tiene que ver con ingresos de la Colonia Dignidad por concepto de negocios ilegales de armas, chantajes y evasión de impuestos. Fuentes bien informadas estiman los dineros negros en varios millones de dólares.

El predicador fundamentalista Ewald Frank y su „Freie Volksmission" in Krfeld son el punto de encuentro en Alemania de los antiguos habitantes de la Colonia. Alfred Matthuse, entre tanto ya muerto, que huyo de la justicia chilena trasladándose a Alemania visita los servicios religiosos de Frank. Los Schreiber también transitan por allí. Frank predica lo que ellos desean oir: olvidar el pasado, mirar el futuro. Frank estuvo un par de veces en Colonia Dignidad (llamada hoy Villa Baviera), hasta que el gobierno chileno le prohibió el ingreso al país por incitar a desordenes públicos. Frank conoció a Paul Schäfer antes de que este huyera de la justicia alemana a Chile en 1961. Su "Freie Volksmission" hacer recordar a la secta de Schäfer. Fran predica un antisemitismo cristiano adaptado a los tiempos: "Los judíos" no han reconocido a Cristo y por ello han sufrido 2 milenios. Por ello el holocausto. Según Frank los judíos mismos son los responsables de su sufrimiento.

Cuando en 1985 el US-americano Boris Weisfeiler "desapareció" para siempre en la Colonia Dignidad, y el FBI y la CIA investigaban su paradero, Schreiber abandonó por algún tiempo la Colonia. Paul Schäfer, el jefe de la secta dejaba que desaparecieran  por algún tiempo los autores de graves delitos.

Como informó el diario chileno El Mercurio (5.5.2005), fue Schreiber el que recibió una maleta con equipos de laboratorio, con los cuales la DINA fabricó el venenoso gas Sarin. Townley asesinó en Washington al ex ministro de relaciones exteriores Orlando Letelier después del golpe militar, por medio de una bomba.

El año 2004 se filtró la noticia que Schreiber con su esposa e hijo vivían en Alemania bajo falsa identidad. La familia vive en departamentos de veraneo (por ejemplo en Nürnbrechts im Bergischen). Schreiber usa las direcciones –sin que lo sepan- de familiares de miembros de la Colonia (por ejemplo un pueblo en Steigerwald). Una búsqueda de INTERPOL ("esquina roja", el máximo nivel de pesquisa) corre desde abril del año 2005. Schreiber ha actuado con terroristas vigentes condenados y ha cometido delitos económicos en gran escala. El fue miembro de una asociación criminal. Entretanto miembros de la dirección de la Colonia Dignidad reconocen haber perpetrado asesinatos masivos y haber realizado contrabando de armas. Schreiber mantiene el contacto, desde Alemania, con los cabecillas de la Colonia. Todo esto tendría que haber bastado para la detención de Schreiber, si la justicia alemana y chilena hubieran trabajado mancomunadamente en forma suficientemente estrecha y temprana. A fines de enero del 2006 acordó la Corte Suprema de Chile pedir a Alemania la extradición de Schreiber. Es sabido que una extradición de alemanes desde Alemania al extranjero no es posible. No hay una orden de detención alemana contra Schreiber. El diario chileno La Nación (9.6.06) informó que dos altos oficiales de la policía chilena estuvieron de visita en la Oficina la Policía Criminal alemana para tratar de lograr una orden de detención.

La fiscalía de Bonn investiga el caso de Schreiber. La justicia alemana sabe donde se encuentra Schreiber, pero no puede detenerlo a causa de no existir delitos punibles o no prescribibles.

Los cabezas dirigentes de la secta utilizan Alemania como puerto seguro y desde la cárcel chilena organizan incluso viajes de partidarios fieles a Schäfer. En Alemania opera una especie de organización clandestina de Colonia Dignidad, la que trata por medio de intimidaciones y presiones a ex colonos, que hoy viven en Alemania, para que callen y así mantener bajo la alfombra todo el conocimiento que puede ser peligroso para los ex dirigentes de la Colonia. Entretanto ya viven de nuevo en Alemania cerca de 100 ex habitantes de la Colonia. Todavía callan lo que ellos saben acerca de los crímenes contra la humanidad cometidos en la Colonia Dignidad. El largo brazo de la dirección de la Colonia podría estar ayudando a ese silencio.

Con esta primera FUNA queremos ayudar a que Alemania deje de ser una retaguardia y lugar de refugio seguro a los cómplices de Schäfer y a que los intimidados refugiados que han venido de la Colonia rompan su silencio.


 

01/10/2006 15:17. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Politica Cono Sur

Comentarios > Ir a formulario

gravatar.comAutor: Alejandra H. Covarrubias

Los asuntos de la "Colonia Dignidad" no se pueden atacar con activismo, sólo con presión judicial a la alianza militar de la OTAN. Alemania ha pretendido dejar sin juzgar por disposiciones internas de impunidad y por acuerdos con el resto de las naciones de la OTAN respecto de los secretos nazis internacionales del Pentágono. La impunidad existente en Chile y en el cono sur es la impunidad de la OTAN. "La "Operación Cóndor" no se inició en 1975, sino en la época misma en que la Casa Blanca organizaba continuar con las torturas experimentales contra seres humanos, allí donde Alemania de Adolf Hitler había terminado. La "Colonia Dignidad" debe ser atacada como parte de los programas de guerra química y biológica del Pentágono porque de allí les deviene todo el poder de impunidad a estos ex-soldados del Tercer Reich!.
Saludos desde Oslo, Noruega.
Alejandra H. Covarrubias, periodista de investigación y activista de derechos humanos. Miembro del Sindicato de Periodistas de Noruega nr. 4744.

Fecha: 07/01/2007 20:39.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
www.webstats4u.com