Facebook Twitter Google +1     Admin

Centros Chilenos en el Exterior


http://centroschilenos.blogia.com

Bienvenidos al sitio Centros Chilenos en el exterior. Estamos construyendo un espacio para que ustedes puedan mostrar sus actividades culturales y sociales o anunciar la concreción de las mismas. Por favor, envíen sus notas a esta dirección: arischar@yahoo.com.ar. Los saludas cordialmente Arístides Chamorro Rivas.

SUBE TU CURRICULUM VITAE a este Blog utilizando el comando "Publicar Artículo"

"El hombre no puede ser separado de Dios, ni la política de la moral": Santo Tomás Moro

Cel. de Contacto 54 9 2966 473910 (Argentina)

Temas

Archivos

Enlaces


Argentina treinta años después...

Argentina treinta años después. Treinta nos han pasado desde la llegada de Videla instaurando la más sangrienta y feroz represión hacia su propio pueblo y a todo el subcontinente sudamericano. El dominó de la llamada política de Seguridad Nacional implantada por los USA  basada en los regímenes dictatoriales y represivos, donde la tortura, la desaparición de personas, los escuadrones de la muerte, la prisión y el terror fueron su sostén y sustento. Esa política represiva, abarcó a todos los países del denominado, cono sur del continente. Fue una represión común de todos los regímenes dictatoriales.
 
En Argentina fue donde este sistema represivo tuvo su mayor violencia, en la desaparición y muerte de treinta mil  personas. Y ha sido en este país, donde la investigación de la violación de los DDHH, por parte de la Justicia, ha sido más intensa, pese a la Ley de Amnistía. Militares argentinos han sido detenidos en España, México y otras partes del mundo, y muchos de ellos están con orden de detención internacional.
 
La preocupación de los organismos de defensa de los DDHH , organizaciones como las Madres de Plaza de Mayo, la Justicia argentina y el actual gobierno, no solo han ido contra la acusación, detención y procesos judiciales  de los culpables  y responsables de la represión, sino que también en hacer justicia hacia las víctimas de la represión institucionalizada.
 
Desde hace largos años Argentina ha estado luchando la forma para buscar,  dar y hacer justicia. Es cierto que los miles y miles de desaparecidos víctimas de la dictadura, los miles y miles de detenidos  y torturados, otros tantos millares de argentinos obligados de exiliarse, no van a recuperar toda esta etapa de sus vidas ni van a borrar los sufrimientos vividos, pero si es cierto, que a nivel judicial  y en los otros estamentos de la sociedad argentina, ha habido una preocupación  constante ,en el tema de buscar una solución, más que simbólica en lo referente a la violación de los DDHH.
 
Prisión para los culpables. Reparaciones de tipo moral, ayuda social, apoyo médica, reinserción individual y también significativas reparaciones de tipo económica, han sido una constante en la actual sociedad argentina, deseosa de restaurar su convivencia nacional, pidiendo perdón por los crímenes cometidos y orientando su camino a un futuro donde no vuelvan a repetirse todos esos hechos que desangraron la vida de la Argentina. Sin olvidos.
 
Estos treinta años, no es solo el aniversario de la implantación de la dictadura de Videla y su secuela de represión y muerte. Es también el del recuerdo de las víctimas de esa dictadura y la noble tarea de su actual gobierno, en conjunto con la sociedad argentina, en hacer justicia y fortificar la democracia, para lo que sucedió hace treinta años no vuelva a suceder. Nunca más.
 
¿Y nosotros en Chile por donde vamos? La justicia ha ido poco a poco, como en cuenta gotas. Como diciéndonos que estamos y llevamos un retardo en comparación a nuestros vecinos al otro lado de los Andes.
 
Tuvo que pasar la detención de Pinochet en Londres y la testadures de algunos jueces  para poder ir  a denunciar la violación de los DDHH en Chile. El Estado, como tal nunca lo ha hecho, salvo la creación de algunas comisiones encargadas de investigar lo que pasó en el país. Sin buscar ni denunciar a la Justicia a los culpables. Con miles de víctimas, que vienen a ser reconocidas, en parte, como tales treinta años después.
 
Lo que pasó  entre 1973 y 2003, quedó en un paréntesis, para no decir olvido. No va ser una mísera y simbólica pensión otorgada, más de treinta años después, la que va hacer olvidar lo que pasó en nuestro país, ignorando los treinta años de sufrimientos de miles y miles de chilenos. En otras palabras para el Estado chileno, las víctimas de la dictadura seguirán en la realidad siendo culpables, puesto que en su nombre y en su institucionalización, fueron asesinados, hechos desaparecer, torturados, aprisionados, expulsados del país, exiliados, etc., etc. y también olvidados.
 
Pasarán otros treinta años para que Chile, el ¿Estado de Chile, tome al fin verdaderas medidas, para poder hacer justicia y reparar verdaderamente todo el perjuicio en su nombre hecho?
26/03/2006 16:12. Publicado por: Arístides Chamorro Rivas #. Opinión

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
www.webstats4u.com